El FC Cartagena suma su primer empate del curso tras un complicado partido bajo la lluvia ante el Leganés. El VAR concedió un penalti a los albinegros a los doce minutos, pero les anuló dos tantos por fuera de juego. El Leganés terminó mejor el encuentro y llegó con más peligro, pero el equipo cartagenero se mostró sólido y Marc tuvo algunas intervenciones de mérito para asegurar un punto muy trabajado. El partido comenzaba con 0-1 para los albinegros gracias al gol de Ortuño en el minuto 12 desde el punto de penalti, pero en el 27 Fede Vico ponía un 1-1 que ya no se movió en el marcador.

El primer tiempo comenzó muy accidentado y fue complicado para el Prieto Iglesias, colegiado del encuentro, que tuvo que intervenir en varias ocasiones para tomar decisiones clave en el partido. A los quince segundos de juego, un fuerte golpe de Fede Vico a Andújar dejó un pequeño susto. El central quedó unos minutos conmocionado, pero finalmente pudo continuar. Doce minutos después, otro codazo de un jugador del Leganés terminó con el penalti que puso en ventaja al equipo albinegro. Javi Hernández golpeó fuertemente -aunque de manera involuntaria- la cabeza de Clavería con su codo dentro del área cuando intentaba despejar un centro. La acción fue analizada por el VAR, que indicó a Prieto Iglesias la revisión en el monitor y el colegiado acabó señalando penalti para los visitantes. Ortuño fue el encargado en ausencia de Rubén Castro y no se puso nervioso para adelantar a los suyos.

Después del gol, el Leganés fue de menos a más y consiguió ganar la posesión del balón. Con el paso de los minutos, los locales mejoraron y comenzaron a rondar el área de Marc Martínez cada vez con más peligro hasta que en una jugada por la izquierda llegó el tanto del empate. Javi Hernández puso un centro que se elevó tras tocar en Andújar y se envenenó, despistando a De la Bella y Marc y llegando en el segundo palo a Fede Vico, que remató de cabeza a placer adelantándose a Cayarga.

Aunque el Leganés mejoró tras el gol, el Cartagena hacía daño a la contra con Okazaki y Ortuño y hasta en dos ocasiones pudo el equipo de Luis Carrión volverse a poner por delante en el marcador, sin embargo, lo que el VAR le había dado a los cartageneros, el VAR se lo quitó anulando dos tantos. El primero, tras un gran pase en largo de David Simón que Okazaki -en fuera de juego por centímetros- bajó con calidad en el área rival y que golpeó al palo corto en raso, superando a Riesgo. El segundo, después de un jugadón de Neskes en la frontal y un centro de Ortuño a Cayarga -en posición antirreglamentaria- que Bruno remató contra su propia portería. Pese a ello, los blanquiazules terminaron mejor el primer tiempo y la defensa albinegra tuvo que parar en falta algunas acometidas del rival.

La segunda mitad tuvo mucha menos acción, aunque ambos conjuntos no dejaron de intentarlo. El Leganés, con algo más de insistencia, tuvo algunas opciones de disparo claro. Fede Vico golpeó fuerte desde el balcón del área fuerte, pero su disparo salió centrado y Marc palmeó por encima del travesaño. Javi Muñoz también lo intentó de volea tras una dejada de Palencia, pero Marc atrapó sin problema.

Aún tuvo la última el Leganés cuando el partido estaba muriendo. Marc Martínez se tuvo que emplear a fondo con una gran estirada para evitar el gol pepinero después de un gran disparo de Naim desde la frontal del área. Al final hubo reparto de puntos entre cartageneros y pepineros en un partido que empezó movido, pero en el que ningún equipo encontró el premio del triunfo. Primer empate del curso para el FC Cartagena que sigue en la zona cómoda de la tabla con 19 puntos.