No han sido unos inicios fáciles para el FC Cartagena en esta temporada 2021-2022 en la que se estaba mostrando muy irregular y no era capaz de ser contundente fuera de casa para sumar puntos y complementar el buen trabajo en el Cartagonova. Sin embargo, desde la goleada en Ibiza se ha visto un Cartagena diferente, que va a por los partidos y que no le importa realizar un planteamiento valiente y ofensivo sobre el terreno de juego.

En Lezama se pudo apreciar que los albinegros ya no son aquel equipo que al recibir un gol bajaba los brazos y le costaba reaccionar que vimos en las primeras jornadas, de hecho, la SD Amorebieta se llegó a poner dos veces por delante en el marcador y no tardaron más de 10 minutos en igualar la contienda, lo que demuestra que el equipo ha comenzado a creer que puede ganarle a cualquiera.

Un partido con nombre propio

Se puede llegar a hacer algo repetitivo, no obstante, Rubén Castro volvió a ser protagonista y completó otra gran actuación con la camiseta albinegra. Fue el autor de los dos goles que empataron el partido cuando el equipo vasco se puso por delante, el primero con una chilena de bella factura que dejó boquiabiertos a los presentes y a aquellos aficionados que lo presenciaron por televisión, mientras que el segundo gol lo define como delantero, balón dentro del área que, pese a estar rodeado por defensas rivales, es capaz de poner lejos del alcance del guardameta y sumar así su 6º gol liguero.

Con esta actuación en Lezama, Rubén Castro igualó un récord que estaba en posesión de Nino y se convirtió en el jugador que ha marcado a más equipos diferentes de la LFP, con 66 en su haber. Incluso esta temporada podría romper el récord si consiguiese marcar algún gol al Burgos CF o, ya en el partido de vuelta, a la Real Sociedad B, lo que provocaría que el ariete canario siguiese escribiendo su nombre en la historia del fútbol profesional español.

Los cambios, claves

Luis Carrión, entrenador del equipo albinegro, volvió a lograr acertar de pleno en los cambios y el momento en el que los introducía, pues Ortuño y Gallar fueron los protagonistas del tanto de la remontada del FC Cartagena. El yeclano daba una magnífica asistencia a Álex Gallar para que este culminara la victoria por 2-3 y, de esta manera, romper la racha de malos resultados fuera de casa.

Es curioso que ambos jugadores entraran en el minuto 85 siendo ambos importantes en el esquema del técnico catalán, sin embargo, Carrión acertó de pleno, pues la SD Amorebieta se encontraba muy mermada físicamente en los minutos finales del encuentro y la entrada de dos jugadores de refresco hizo que la balanza se decantara por los de la ciudad portuaria, consiguiendo una victoria que prolonga el buen momento del FC Cartagena.

Mención aparte merece, de nuevo, el guardameta albinegro Marc Martínez quien, pese a encajar dos goles, volvió a cuajar una gran actuación siendo importante en momentos en que el peso del partido parecía del conjunto vasco, manteniendo a su equipo en el partido para que los jugadores de ataque decantasen el encuentro en el descuento.

Prueba de fuego en casa

El próximo martes el FC Cartagena volverá al estadio Cartagonova para enfrentarse al líder, el Sporting de Gijón, a partir de las siete de la tarde. En este partido los albinegros tendrán la oportunidad de seguir demostrando su poderío en casa y, de esta manera, poder dar un golpe sobre la mesa y demostrar que puede competir ante cualquier equipo de la categoría.