Un tiempo para cada equipo y un partido que se decidió con dos auténticos golazos a balón parado (1-1). Se adelantaban los visitantes con gol de Kevin y empataba para el Bala Salva Ballesta.

Dominio de los visitantes en la primera mitad en la que se adelantaban en los primeros minutos. Sufrieron mucho los locales, a los que apenas les duraba el balón ante un Cartagena B que tuvo buenas ocasiones.

La segunda parte fue los locales, que pusieron contra las cuerdas a un filial albinegro que encontró en su guardameta a su mejor aliado. Reparto justo de puntos en un partido muy físico e intenso que mantuvo la emoción hasta el último minuto.