El Real Murcia ha comenzado con buen pie su andadura en Segunda RFEF. Tras un partido de emociones fuertes en casa ante el CD Marchamalo en el que acabó alzándose con los tres puntos, el pasado fin de semana firmó un empate en su visita al Recreativo Granada en un encuentro que a rachas no supo dominar. Ahora, le espera el Intercity este domingo a las 18:30 en el feudo grana.

Mario Simón comentó en rueda de prensa el buen desempeño del equipo en estos primeros compases ligueros y las dificultades que tuvo en su visita al filial nazarí: "Todos los partidos tienen fases buenas y malas, empezamos bien el encuentro y tuvimos etapas sin pelota en las que no conseguíamos recuperar la posesión por la exigencia del partido y del rival, además el clima era muy caluroso, hay aspectos que tenemos que mejorar y corregir para adaptarnos a las varias fases que atraviesa un partido".

Una jornada dos que dejó reflejada la exigencia del grupo puesto que ningún equipo ha sido capaz de acumular los seis puntos en su casillero. Conocedor de este alto grado competitivo, el técnico hizo un llamamiento a los aficionados: "La afición sabe que este grupo es muy exigente, nadie ha sido capaz de ganar los dos partidos, nos viene un gran rival, un equipo con aspiraciones muy altas, necesitamos que la afición venga y nos anime".

En lo que respecta al propio rival, el entrenador madrileño pese a enfrentar a un recién ascendido, deja claro que el Intercity es un equipo que conoce bien y que no pondrá las cosas fáciles en el Enrique Roca: "Nos veremos las caras con un proyecto ambicioso con mucho potencial pese a ser un recién ascendido, tienen jugadores que han estado años en Primera y Segunda División, si miras la plantilla ves esa confección y esa ambición de Gustavo Siviero que tiene las ideas muy claras y trabaja muy bien a sus equipos".

Para este encuentro, el míster ha confirmado que toda la plantilla estará disponible a pesar de que Boris sufrió una sobrecarga que le alejó de los entrenamientos durante la semana, ahora, con todos los integrantes del equipo listos y con varias semanas de preparación, es hora de ver de qué es capaz este Real Murcia: "La dinámica es muy buena, tenemos un grupo que se adapta muy bien al trabajo y lo vemos día a día, es un grupo muy sano y que asimila todo de forma correcta. Estamos ganando poco a poco, las incorporaciones de últimos días de mercado están cogiendo ritmo y la cohesión dentro y fuera del campo esta gestándose, vamos en línea ascendente y el domingo con una victoria se vería reflejado".

Más allá de esto, el cuadro grana se enfrentará a un rival incómodo que pese a haber sumado un punto en dos encuentros, no le puso las cosas nada fáciles a uno de los aspirantes al título, el Hércules: "El Intercity es un equipo sólido que se basa en ser defensivamente fuerte, tienen grandes individualidades arriba, laterales ofensivos, mucho equilibrio, libertad en tres cuartos de campo con jugadores de mucha calidad..."

En definitiva, otro hueso duro de roer en las aspiraciones murcianistas de seguir sumando y manteniéndose en la parte alta de la tabla, esta vez, con su afición presente, el domingo a las 18:30 ante el Intercity.