El asturiano Pablo Carreño está vinculado a la Región por dos motivos. El primero, porque en 2013 ganó en el Murcia Club de Tenis el torneo Futures tras imponerse en la final a Roberto Carballés. Y el segundo, porque el joven talento de El Palmar Carlos Alcaraz Garfia es uno de sus compañeros habituales de entrenamiento. Carreño se vinculó hace un par de años a la Academia JC Equelite que dirige Juan Carlos Ferrero, el técnico del murciano, aunque su preparador es Samuel López, quien con anterioridad había trabajado, entre otros, con el también murciano Nicolás Almagro. 

Pero Carreño y Alcaraz no son solo compañeros de entrenamientos y también amigos. También han llegado a disputar este año juntos el torneo de dobles del ATP 500 Conde de Godó, que se disputó el pasado mes de abril en Barcelona. Comenzaron el mismo con un triunfo, pero en la segunda ronda cayeron eliminados. 

Tras esa experiencia, Carreño dijo de Alcaraz que «lo conozco mucho porque entreno con él en la Academia de Ferrero. Me pone contento cómo está mejorando su nivel cada semana y es fácil jugar con él el dobles porque es muy agresivo y presiona mucho con sus tiros. Estoy seguro que va ser uno de los mejores jugadores en el futuro, espero que continúe con esa confianza, con esa mentalidad y que siga mejorando para seguir creciendo poco a poco», explicó.