El UCAM Murcia sigue con su preparación a falta de un mes para empezar la competición, y aún tiene mucho margen de mejora. Una de las tareas de Salmerón, pendiente de la anterior temporada, es la efectividad de cara a gol, pues aunque dominan y llegan con peligro al área rival, siguen teniendo problemas para materializar las ocasiones. Tras ganar el pasado sábado en su estreno al Al-Ain emiratí, el conjunto universitario se ha topado con la derrota, por la mínima y ante el Atlético Pulpileño.

El conjunto dirigido por José María Salmerón mostró en los primeros compases del partido intensidad y alto ritmo. Las ocasiones llegaron pronto, primero con un cabezazo de Nuha al larguero a los seis minutos, y más tarde en botas de Charlie Dean.

El Atlético Pulpileño tenía claro su objetivo, salir rápido tras robo de balón, y así llegó el poco peligro de los rojinegros en la primera mitad sobre la meta de Unai Agirre. Con internadas de Liberto y arrancadas de Nuha se llegó al descanso, con empate a cero en el marcador, un empate que sería roto a los cuatro minutos de la segunda mitad, cuando Álvaro Garrido aprovechó un error de Admonio en la salida de balón para ofrecer en bandeja el gol a su compañero Diego López.

Con el 0-1 en e marcador, el UCAM no se amilanó y siguió buscando el gol con la misma insistencia que éxito de la primera parte. En los minutos finales, los universitarios pudieron empatar gracias a una clarísima ocasión de Karim, que logró dejar en el suelo al portero rival, y hacer lo mismo con un defensa, pero su disparo fue sacado bajo palos por la zaga albinegra.

Derrota del conjunto de Salmerón que llevó el control durante la mayor parte del partido, pero cuya falta de puntería de cara a gol le acaba costando muy caro.