Baloncesto

Laura Gil celebra con el pase a cuartos su partido 130 con España

La selección femenina de baloncesto vence a Serbia 85-70 y se mete entre las 8 mejores del torneo

Laura Gil, durante los Juegos Olímpicos

Laura Gil, durante los Juegos Olímpicos / Prensa Selección Española

Fran Montiel

La selección española de baloncesto llegaba a la segunda jornada de estos Juegos Olímpicos con una gran sensación de revancha presente en el ambiente. Enfrente, esperaba un combinado serbio que había recientemente apeado a las chicas de Mondelo del Eurobasket femenino hace poco más de un mes en los cuartos de final. Sin embargo, esta vez el resultado sería diferente.

España llegaba al encuentro liderada por la murciana Laura Gil, que había dado una auténtica exhibición en el primer choque ante Corea del Sur con 16 puntos y 14 rebotes, tirando del carro de una selección que tuvo más problemas de la cuenta para enfrentarse a un equipo de nivel claramente inferior. Ahora en esta jornada vimos una Laura que no pudo despuntar tanto en ataque pero que trabajó como una guerrera en defensa para tratar de detener el poderío ofensivo de la selección serbia. En este encuentro, la de Santo Ángel cumplió su partido número 130 con la selección y además fue la jugadora que más minutos disputó (35), demostrando la importancia que tiene para el combinado español. Con ello, ya se encuentra situada en el 'top 20' de jugadoras con más partidos en las filas de la selección española, en un ranking que lidera Laia Palau.

En lo que respecta al choque, el resultado no refleja lo ocurrido realmente en pista puesto que las serbias no lo pusieron nada fácil desde el inicio. Las nuestras se vieron obligadas a ir a contracorriente durante todo el encuentro ya que desde el primer cuarto, no volverían ir con ventaja en el marcador hasta el final del tercero, cuando a falta de 2 minutos para el final de dicho cuarto una Maite Cazorla muy enchufada anotaba el cuarto triple consecutivo para poner una ventaja favorable de 57-55.

Ya en el último cuarto, un brutal acierto anotador de Alba Torrens y una selección española que apretó los dientes para marcharse en el marcador pondrían un 85-70 en el resultado final que cobraba con creces la venganza por el pasado europeo. Con este triunfo la selección sella el pase a los cuartos de final y en la última jornada ante Canadá se jugará ser cabeza de serie, algo que conseguirá si no cae en dicho encuentro por más de 9 puntos para lograr que de esta forma, la murciana Laura Gil y el resto de la expedición eviten de momento el enfrentamiento ante Estados Unidos.