Tenis

Carlos Alcaraz nota el cansancio y cae en primera ronda en el ATP 250 de Kitzbuhel

El tenista de El Palmar cae eliminado en tres sets a manos de Alexander Erler, número 297 del mundo

F.J.M.

El tenis es un deporte que no se casa con nadie y si una semana estás arriba, queda demostrado que la siguiente puedes estar abajo. Carlos Alcaraz llegaba a Austria sin apenas descanso tras haberse coronado campeón en el Torneo de Umag, hecho que le ha convertido en el ganador más joven de un ATP 250 desde el año 2008, sin saber que le esperaba un partido más complicado de lo normal.

Su rival fue Alexander Erler, tenista cercano al puesto 300 del ranking que a priori no debería haber causado tantos problemas al murciano. Sin embargo, el poco descanso, las diferentes condiciones a las que tuvo que adaptarse en tan poco tiempo y la motivación de Erler al sentir el aliento de su afición en Austria, dificultaron el partido del joven tenista, que acabó perdiendo 7-5, 1-6 y 6-2.

El primer set pudo decantarse para cualquier lado puesto que ninguno de los dos tenistas estaban finos con su saque y el público fue testigo de un auténtico baile de roturas de break que decantarían la balanza finalmente hacia el lado del austriaco, que puso un 7-5 a su favor.

En Umag, Alcaraz salió campeón hace dos días compitiendo a la altura del nivel del mar, mientras que en Austria, el torneo se está disputando a 700 metros de altitud, por lo que la adaptación del murciano a estas condiciones no sería fácil y tardaría en llegar hasta el segundo set, donde se deshizo por la vía rápida del tenista austriaco con un 1-6 que volvía a engancharlo al encuentro. En ese momento, todo parecía indicar que al igual que pasó en Croacia, Alcaraz remontaría un partido en primera ronda que estaba cuesta arriba, pero esta vez el apoyo del público a Erler y los problemas del murciano en el servicio harían imposible la gesta cayendo derrotado por 6-2 y poniendo fin a su aventura en el ATP de Kitzbuhel.

Carlos Alcaraz evidenció signos de claro cansancio en el tercer set, ya que lleva acumulados un total de seis partidos en los últimos siete días, y además, arrastra ciertas molestias desde la semana pasada en su brazo derecho, donde luce un aparatoso vendaje. Molestias que eran evidentes al ver como se le complicaban cada uno de sus juegos al servicio en este último set mientras que Erler los ganaba con solvencia. Por otra parte, pese a llegar al torneo como uno de los cabezas de serie del cuadro final para hacerse con el trofeo, categoría que ya ocupó en Umag como uno de los cabezas de serie, el tenista no pudo esta vez reivindicar esta condición y terminó cayendo derrotado ante un Erler, que se enfrentará en los octavos de final ante Ymer.

A la gira americana

Ahora, tras esta derrota, Alcaraz tendrá tiempo de preparase para la gira que disputará por Estados Unidos en la que entrará directamente en el cuadro final de varios torneos debido a su posición (55) en el ranking ATP. El murciano tiene pendiente participar en el Masters 1.000 de Canadá, el Masters de Cincinnati y el US Open, todos con fecha de inicio el próximo mes de agosto, en los que espera borrar rápidamente el mal trago de este torneo y seguir cosechando éxitos y avanzando puestos en un ranking ATP que está escalando a velocidad de vértigo, habiendo conseguido avanzar en menos de un año más de 250 posiciones.