Baloncesto

Laura Gil señala el camino

La murciana destaca en el debut de la selección española en Tokio con dieciséis puntos y catorce rebotes

Laura Gil postea con el balón ante la defensa de una jugadora coreana. | KAI FÖSTERLING/EFE

Laura Gil postea con el balón ante la defensa de una jugadora coreana. | KAI FÖSTERLING/EFE / Miguel ángel Moreno. tokio

Miguel Ángel Moreno

La selección española femenina de baloncesto, liderada por la murciana Laura Gil, resolvió un partido mucho más exigente de lo esperado frente a Corea del Sur (69-73) en su debut en los Juegos, donde fue fundamental el trabajo de la gran pareja interior formada por Astou Ndour (28 puntos y 10 rebotes) y ‘la gladiadora’ Gil (16 puntos y 14 rebotes).

La vigente subcampeona olímpica protagonizó un estreno muy incómodo en el Saitama Super Arena, donde Corea, que partía como teórica víctima, peleó hasta el último minuto y nunca dejó de soñar con la sorpresa. Ndour y Gil se multiplicaron bajo los aros para dar una clara victoria a España en la batalla por el rebote (48-30) y amortiguar el impacto de la ‘torre’ coreana Ji Su Park, autora de un ‘doble-doble’.

El partido estuvo completamente equilibrado durante los tres primeros cuartos y el equipo entrenado por Lucas Mondelo no logró escaparse hasta el último parcial, cuando pareció sentenciar el duelo con un parcial de 13-0 (53-66, min.34). Sin embargo, las coreanas nunca se rindieron y el seleccionador español no pudo respirar tranquilo hasta el pitido final.

Y eso que España empezó el partido con fuerza (0-8), sin embargo, ese arranque quedó en un espejismo. Pese al buen inicio, llegaron algunos errores individuales y colectivos que lastraron el juego español, que solo se sostuvo gracias a las pivots Ndour y Gil, muy concentradas durante todo el partido.

Corea volvió a la carga y llegó a contar con una máxima renta de cinco puntos en el segundo cuarto (30-25, min.18) frente a una España negada desde la larga distancia (0/8 en triples al descanso). El talento de Ndour y la entrega de Gil, que anotó un par de contraataques en solitario tras robo de balón, impidieron tener que lamentar males mayores ante el equipo del país asiático.

Cristina Ouviña (11 puntos, 8 asistencias y 7 rebotes) también se conectó en los últimos minutos para ayudar a la escapada española, aunque Corea tuvo un tiro para colocarse a tan solo dos puntos a falta de seis segundos para el final del encuentro. Kang falló esta vez y pudo respirar España, muy consciente de que debe elevar el nivel de cara a los siguiente partidos contra Serbia (jueves, 10.20 hora española) y Canadá (domingo, 3.00).