Con el ritmo de llegadas que se ha producido en las últimas semanas en el FC Cartagena, los futbolistas se siguen incorporando a los entrenamientos para conocer la que será su casa durante esta temporada. El último de ellos ha sido Alfredo Oruño. El delantero de Yecla era presentado con el club albinegro, donde llega para completar la zona ofensiva del equipo.

Una delantera donde, sin lugar a dudas, el principal protagonista es Rubén Castro. Por ello, Ortuño llega sabiendo que lo más probable es que su papel sea secundario y que tenga que vivir “a la sombra” del canario. Sin embargo, lejos de verlo como una desventaja, el yeclano quiere sacar el máximo rendimiento a esto: “Para mí es un orgullo poder jugar a su lado. Tenerlo a él en la delantera me hará seguir aprendiendo, que es algo que sigo haciendo día a día a pesar de tener 30 años. El día que no tenga ganas de ello, lo dejaré. No puedo tener mejor profesor que Rubén y puedo crecer muchísimo con él al lado”, asegura.

El delantero valora incluso la opción de jugar juntos: “Mis condiciones y las de Rubén son compatibles en el campo. En el momento en el que el entrenador lo decida podremos comprobarlo. Pero pienso que podemos combinarnos muy bien”. Pero no ha sido solo la presencia del delantero lo que le ha hecho decantarse por el FC Cartagena. El resto de la plantilla ha sido un incentivo para vestir de albinegro: “El equipo tiene una gran plantilla. Jugadores importantes en la categoría con experiencia y que han demostrado lo que valen. Para mí, lo deportivo es lo más importante y la estructura que estoy viendo me hace pensar que puede ser un año ilusionante”, manifiesta.

Ortuño llega procedente del Albacete, donde hizo 7 goles la temporada pasada, aunque finalmente no pudo culminar su año con la salvación del equipo: “El año pasado tuve un año duro en Albacete. Tuve una primera vuelta bastante dura en lo personal. No tenía continuidad porque entraba y salía. Después de vacaciones me dediqué a pensar solo en el fútbol y empezaron a llegar los goles y los resultados. La pena fue que no pudimos conseguir el objetivo, pero a nivel personal quedé satisfecho con mi rendimiento”, afirmaba el delantero.