Fran Fernández, jugador de fútbol sala que ha militado en el Jimbee Cartagena seis temporadas en dos etapas, se ha despedido este martes del que según sus palabras se lo ha dado todo y enseñado a ser mejor deportista y persona.

Su contrato finaliza este junio y ha tenido poco protagonismo esta temporada, por lo que no ha extrañado su marcha.

El ala de Abanilla, donde nació el 19 de julio de 1990 -tiene 30 años-, fue uno de los héroes en 2016 del ascenso a Primera del entonces Plásticos Romero y llegó al club en el curso 2014-2015 tras pasar por el Albatera alicantino, el Aosta C5 italiano y el Orihuela.

Tras contribuir a dejar al equipo en la elite recaló en el Bodegas Juan Gil Jumilla, con el que acabó la campaña 2016-2017.

Meses después regresó a la ciudad portuaria, en la que ha estado los cuatro últimos años, siempre en Primera, y en 2019-2020 fue el máximo goleador del equipo con 15 tantos.

En 2020-2021 no ha contado con la confianza de Duda y solo ha participado en 20 partidos, en los que marcó cuatro goles.

"Doy las gracias por todo el apoyo que he recibido de los aficionados, por acompañarme en los buenos y especialmente en los malos momentos. Siempre estaré en deuda por hacerme sentir un privilegiado al saltar a la pista y sentirlos cerca"

Fran Fernández - Jugador del Jimbee Cartagena

En su despedida ha reconocido que "es un día difícil" y ha tenido palabras para la hinchaba: "Doy las gracias por todo el apoyo que he recibido de los aficionados, por acompañarme en los buenos y especialmente en los malos momentos, como esta temporada, y siempre estaré en deuda por hacerme sentir un privilegiado al saltar a la pista y sentirlos cerca".