Mario Simón ya es entrenador del Real Murcia. El club grana ya había decidido hace una semana que el madrileño iba a ser su nuevo técnico para la próxima temporada en Segunda RFEF y, después de solicitar su excedencia como profesor para contar con disponibilidad absoluta para asumir el nuevo cargo, ya es oficial que tomará las riendas del banquillo de unas de las campañas más importantes en la historia del club. Mario Simón, hasta ahora entrenador del filial del Albacete, sustituyó en el Lorca Deportiva, en Segunda División B, a Manolo Palomeque en noviembre de 2017 siendo colista el equipo lorquino. Llegó a la entidad de la Ciudad del Sol de la mano de Pedro Cordero cuando este mandaba en el club lorquino, y sus números y trabajo de la segunda vuelta hicieron que estuviera en la agenda de varios equipos de Segunda División B.

Diplomado en Magisterio con la especialidad de Educación Física, ya se atrevió a pedir una excedencia en su colegio para probar suerte como técnico. Se ha vuelto a repetir la historia. Simón estaba acomodado y bien mirado en la cantera del Albacete, ejerciendo su labor de docente a la vez que entrenando el filial del equipo manchego. Simón no es un entrenador con un gran currículum. Tampoco un nombre muy reconocido. Pero distintas fuentes indican que puede ser el perfil idóneo para el Real Murcia. Destacando su profesionalidad, su gran capacidad de trabajo y su discreción.

Entre los clubes que ha entrenado está el Almansa, La Roda, el Socuéllamos y el Lorca Deportiva. Después de confirmarse su fichaje, llega al Real Murcia tras entrenar al filial del Albacete en Tercera División. Esta ha sido su segunda experiencia en el club manchego, en el que ya estuvo desde 2009 a 2011, llegando a hacerse cargo del primer equipo tras la destitución de David Vidal.