El último obstáculo del UCAM Murcia en su camino a Segunda División se llama Ibiza. El conjunto isleño será el rival de los universitarios en la segunda y definitiva eliminatoria de la fase de ascenso al fútbol profesional. Después de eliminar al Barcelona B en un partido que se fue a los penaltis, los de Salmerón tendrán que ganar a los ibicencos, y en este caso no el encuentro nunca se podrá decidir desde los once metros si a la conclusión de la prórroga hay empate en el marcador. Si se da ese caso, el UCAM Murcia volverá a casa con las manos vacías, y es que como al Ibiza, que acabó líder de su grupo, le vale con el empate.

Tendrán que superar los de Salmerón ese obstáculo y lo deberán hacer en el Nuevo Vivero de Badajoz, estadio en el que se disputará un choque que se jugará el domingo a partir de las doce, misma hora que los universitarios disputaron su eliminatoria frente al Barcelona B y que les trajo suerte, ya que lograron eliminar al filial culé.

Consiguiendo esquivar en el sorteo celebrado ayer al Badajoz, que juega en casa y que ha sido a lo largo de la temporada en equipo más sólido de toda la Segunda B, el UCAM Murcia quedó finalmente encuadrado con un Ibiza que comandó el subgrupo B del Grupo III para luego acabar primero en la fase para entrar en el play off. En la primera eliminatoria, los de Juan Carlos Carcedo dejaron en la cuneta al Real Madrid Castilla de Raúl González. El tiempo reglamentario acababa con 0-0, mismo marcador con el que se llegó a la conclusión de la prórroga. El empate valía a los ibicencos, una ventaja que volverán a tener frente al UCAM Murcia, que entra en el play off como segundo clasificado.

Viti, jugador leonés de 30 años que viene siendo titular en la posición de lateral izquierdo en el UCAM, comentó sobre el rival que «El Ibiza es un equipo fuerte y complicado, que siempre ha estado arriba esta temporada, pero esto es una final y todos los que estábamos ahí somos fuertes».

Viaje el jueves

El UCAM Murcia se desplazará a tierras extremeñas el jueves después de su entrenamiento matinal. Tanto viernes como sábado entrenarán en las instalaciones del Vicente Sanz (Don Benito), campo en el que ya jugaron contra el Barcelona B. Y ya el sábado noche se hospedarán en un hotel en Badajoz para el choque del domingo.

Los aficionados del UCAM Murcia viajaron el pasado domingo a tierras extremeñas para presenciar el encuentro frente al Barcelona B, choque en el que los universitarios consiguieron estar en las finales por el ascenso. Tocará viajar otra vez el próximo fin de semana. El Nuevo Vivero de Badajoz será el escenario del UCAM-Ibiza, duelo del que saldrá uno de los equipos que ascenderá a Segunda División. Y el club universitario quiere volver a contar con el apoyo de sus aficionados. Los que deseen acudir al partido ya pueden inscribirse, indicando si viajarán en coche o si prefieren utilizar el autobús que sacará el club de La Condomina.

Una vez que en las oficinas tengan la información de los precios de las localidades, se pondrán en contacto con los interesados para que puedan confirmar su presencia en el Nuevo Vivero.

Para la eliminatoria frente al Barcelona B se completaron dos autobuses, y además otro grupo de seguidores universitarios viajaron en coches particulares. En total, unos 200 disfrutaron de la victoria de los suyos en los penaltis.

El aguileño David Morillas, en las filas celestes

La UD Ibiza cuenta en sus filas con un jugador murciano, concretamente de Águilas. Se trata del lateral izquierdo David Morillas, que además es ex del UCAM Murcia. El defensa de 34 años militó en el conjunto universitario en la temporada 2017-2018. Morillas es uno de los referentes de la zaga celeste, de hecho, en las dos fases de la liga regular solo se perdió un partido. Los restantes los jugó como titular, siendo sustituido en una sola ocasión. Este fin de semana, en la primera eliminatoria del play off contra el Castilla, el aguileño completó los 120 minutos.