Este partido es diferente. Parece que empezamos a ver los primeros resplandores de una luz que se vislumbra al final del túnel. El encuentro entre FC Cartagena y UD Almería que se disputa tarde tarde (19.00 horas, Movistar) será el primero del conjunto albinegro con público después de más de un año de soledad. Unas gradas que hasta ahora estaban frías y que solamente transmitían una sensación de vacío y soledad volverán a llenarse. Parcialmente, pero es un primer paso para volver a la normalidad.

El público vuelve en un momento crucial de la temporada. El conjunto albinegro recibe a un Almería de Rubi que no termina de carburar con el entrenador catalán en el banquillo. El técnico almeriense no se ha aclimatado bien al equipo por el momento. Comenzó mostrando una idea continuista a lo que ya había establecido José Gomes hasta el momento.

En su debut firmó un empate a dos contra el Real Oviedo, que prácticamente ha conseguido ya la salvación. Posteriormente, logró sumar su primer triunfo ante el Tenerife venciendo por la mínima gracias a un tanto de Ramazani. El belga está tomando mayor protagonismo con Rubi.

En su compromiso ante el Albacete decidió cambiar el sistema desplegando un 4-3-3, con Ramazani y Umar Sadiq como principales referencias en el ataque. El conjunto indálico no fue capaz de pasar del empate a uno pese a que el Alba jugó con uno menos los últimos 20 minutos.

No es el único cambio que ha introducido Rubi. El argentino Lucas Robertone, que estaba siendo el principal timón del centro del campo, se ha visto relegado al banco. Joao Carvalho ha entrado en su lugar como titular habitual, además de Ager Aketxe que había perdido mucho protagonismo en los últimos meses.

Una de las acciones del último partido ante el Albacete dio mucho que hablar en el seno del club almeriense. Un libre directo desataría la tormenta: Brian Rodríguez quería ejecutar la falta, pero Umar Sadiq se lo arrebató. El uruguayo, francamente molesto se encaró con su compañero, mientras Morlanes y Corpas trataban de tranquilizarlo. Cuando acabó el partido también intercambiaron más que palabras, y de nuevo Corpas tuvo que mediar.

Brian Rodríguez después mostró su malestar públicamente en una televisión de Uruguay, pidiendo marchar de Almería. Todo ello le ha costado la apertura de un expediente disciplinario y sanción económica por parte de la UD Almería. Mal ambiente en un equipo que se está jugando mucho y que en los últimos cinco encuentros solo ha sumado un triunfo.

En el Cartagena reina la euforia moderada. Los albinegros han conseguido dos triunfos consecutivos por primera vez desde la primera vuelta, cuando vencieron ante Lugo y Ponferradina. Y ya no solo es el hecho de ganar dos jornadas seguidas, sino los rivales a los que ha conseguido batir: un rival directo, el Castellón; y el líder Espanyol.

Luis Carrión ha conseguido recuperar el mejor nivel de futbolistas que parecían relegados al banquillo el resto de la temporada. El caso más claro es el de Julián Delmás. El zaragozano abrió la lata el pasado viernes, anotando su primer gol con la albinegra y cuajando otro gran partido. Atrás, Forniés también está cumpliendo desde que le ha tocado ser titular. Álex Gallar ha vuelto en su mejor estado de forma, siendo un auténtico quebradero de cabeza por las bandas. De hecho, por él pasa prácticamente todo el volumen de ataque.

El Cartagena ha sabido crecer a partir de volver a hacerse fuertes atrás, consiguiendo firmar una racha brillante: tan solo ha perdido uno -ante el Fuenlabrada- desde que cayó en Albacete. La reacción del conjunto de Luis Carrión ha sido instantánea. Han sumado 16 puntos de los últimos 27 disputados, y acumula 5 porterías a cero, tres de ellas sus últimas victorias.

Los albinegros deben aprovechar su fortaleza en casa, donde se han hecho fuertes, para doblegar a un Almería que llega con dudas. El Cartagonova volverá a rugir con más de 2.000 gargantas que alentará a su equipo después de más de un año. Ambiente y contexto de grandes ocasiones.

«Será importante tener a la gente cerca y ojalá le brindemos un triunfo»

Luis Carrión, entrenador del FC Cartagena, aseguró que tienen «una oportunidad hasta para salir del todo del peligro del descenso» e indicó también que «es básico que la afición esté con nosotros» en alusión al regreso del público al Cartagonova.

«Estamos en un buen momento en cuanto a competitividad y puntuación y tenemos que seguir para lograr los tres puntos frente al Almería pues con los 45 que ahora tenemos no se salva nadie», apuntó un Carrión que sabía de «la capacidad del equipo, que ha mantenido una línea bastante estable, independientemente de los resultados».

«Queremos seguir así para estar más cerca del objetivo y nos enfrentaremos a un rival complicado pero al que podemos ganar y eso nos podría hasta hacer salir del todo del peligro del descenso», siguió diciendo.

«Llevamos tiempo jugando bajo presión y no podemos desperdiciar la oportunidad que ahora tenemos y pretendemos dar un paso adelante», comentó también el entrenador barcelonés, que resaltó que «muchos futbolistas que no venían o vienen jugando están teniendo un comportamiento sensacional y ayudando, asumiendo su rol».

Además, tuvo palabras para la afición, que en número de unos 2.500 espectadores estará presente en el Cartagonova: «Será importante tener a la gente cerca y ojalá podamos brindarle el triunfo, que es lo que queremos. Es básico que los seguidores estén con nosotros».

Carrión seguramente apostará por mantener el bloque y uno de quienes viene jugando últimamente el lateral derecho zaragozano Julián Delmás, habitual suplente durante la mayor parte del curso, está reivindicándose.