El murciano Alejandro Valverde Belmonte ha sido cuarto en la Lieja-Bastoña-Lieja, la decana de las clásicas, donde ha luchado por el triunfo hasta el sprint final, donde se ha visto superado por Tadej Pogacar, quien con 22 años ha sumado su primer triunfo en la prueba belga.

Valverde, que hoy cumple 41 años de edad, ha realizado una carrera muy inteligente, guardando fuerzas en la primera parte de la carrera y siendo protagonista en la segunda, cuando se han empezado a definir las posiciones.

El murciano ha logrado escaparse junto a Pogacar, el francés Alaphilippe, campeón del mundo, y Michael Woods, entre otros. Los cinco corredores han puesto tierra de por medio con respecto al grupo perseguidor y se han presentado en la línea de meta, donde se ha librado una auténtica partida de ajedrez. Valverde, sabedor de que no tenía el final explosivo de sus rivales, ha sido el primero en lanzar el ataque a unos 300 metros de la línea de meta. Parecía que el veterano corredor tenía el suficiente fuelle para cruzar la línea de meta en el primer puesto, algo que ya había hecho hasta en cuatro ocasiones anteriores. Pero en los metros finales ha perdido un triunfo que tenía en la mano. En cualquier caso, Valverde, a quien la organización le ha dado el dorsal 41 en homenaje por su cumpleaños, ha demostrado que pese a su edad aún está al más alto nivel y cierra así una semana donde también fue quinto en la Amstel Gold Race y tercero en la Flecha Valona.