El murciano Pedro Acosta (KTM) logró ayer su segunda victoria consecutiva, con apenas 16 años y como debutante en el campeonato del mundo de Moto3, al conseguir un triunfo «de maestro» en el GP de Portugal, que disputó en el circuito de Portimao. Acosta esperó el momento adecuado en la última vuelta para superar a Dennis Foggia, que había sido el gran dominador de casi toda la carrera, adelantarlo en la curva trece, marcar distancias y cerrar todos los huecos hasta la bajada de la bandera de cuadros.

Al inicio, Jeremy Alcoba (Honda) y el británico John McPhee (Honda) se encontraron con unos invitados inesperados en la calle de talleres desde donde tenían que cumplir con la sanción que se les impuso en Catar por protagonizar una pelea al sufrir ambos una caída, al ser sancionados por conducción irresponsable durante la segunda clasificación tanto el surafricano Darryn Binder (KTM) como el turco Denis Öncü (KTM), octavo y séptimo, respectivamente, en esa sesión de entrenamientos.

Cuatro pilotos se vieron en la obligación de comenzar la carrera de Moto3 desde la calle de talleres, un castigo que, al menos en Catar, no sirvió de mucho, pues desde ahí salió también el murciano Pedro Acosta (KTM), el líder del mundial entonces con apenas 16 años, y acabó adjudicándose la victoria en la carrera, aunque la salida de talleres del trazado portugués se «antoja» algo más complicada que la de Losail y ahí estiman perder entre 15 y 20 segundos en ese momento.

Darryn Binder fue el primero en salir, seguido cinco segundos más tarde por Alcoba y Öncü y ya con diez segundos de retraso lo hizo McPhee, mientras en la salida «buena» el líder de entrenamientos, el italiano Andrea Migno (Honda) se encargó de comandar la carrera seguido por los españoles Xavier Artigas (Honda) y Sergio García (Gasgas), que al cumplir el primer giro ya habían superado al transalpino pero con un grupo muy nutrido tirando al frente y en el que estaban prácticamente todos los favoritos de la carrera, entre ellos el líder del mundial, Pedro Acosta.

Por detrás, Jeremy Alcoba comenzó a marcar un fuerte ritmo para intentar contactar con la cola del grupo principal y ello le permitió protagonizar su primera vuelta rápida al rodar en 1:48 bajo, mientras que por delante Xavier Artigas veía como le tocaba por detrás la moto del hispano argentino Gabriel Rodrigo (Honda), que forzaba la tercera caída en carrera de la temporada para Artigas y hacía actuar «de oficio» a Dirección de Carrera, que investigó el incidente y decidió sancionar con una vuelta larga de penalización por conducción irresponsable a Rodrigo.

Aunque por unos instantes dio la impresión de que un grupo de siete pilotos iba a romper la carrera por delante, lo cierto es que al frente de la prueba seguía estando un grupo muy nutrido de pilotos, encabezados en esos instantes por el italiano Foggia y los españoles Acosta y García.

A catorce vueltas del final y en la tercera curva del trazado lusitano, la prueba de Moto3 perdió a dos contendientes relevantes como el japonés Kaito Toba (KTM) y el mallorquín Izan Guevara (Gasgas), que también fue investigado por Dirección de Carrera al término de la prueba al retirarse ambos pilotos, con Dennis Foggia sólido en la primera posición, pero perseguido por Acosta, García y Migno dentro de ese nutrido grupo que con diez unidades había conseguido algunos metros de ventaja respecto al resto.

Dennis Foggia, Pedro Acosta, Sergio García, Andrea Migno, Tatsuki Suzuki (Honda), Jaume Masiá (KTM), Ayumu Sasaki (KTM), Romano Fenati (Husqvarna), Adrián Fernández (Husqvarna) y Niccolo Antonelli (KTM) eran los nombres propios de esa decena de pilotos en cabeza, a los que seguía a 1,3 segundos un quinteto encabezado por Gabriel Rodrigo, que ya había cumplido con la sanción de vuelta larga, y con Dupasquier, Stefano Nepa, Ryusei Yamanaka y Filip Salac.

Rodrigo consiguió enlazar nuevamente con el grupo de cabeza a menos de nueve vueltas para el final y con Foggia aguantando al frente de la carrera, aunque los dos compañero en el equipo KTM del finlandés Aki Ajo, Pedro Acosta y Jaume Masiá, aguantaron agazapados el momento en el que poder atacar al italiano.

Adrián Fernández (Husqvarna) y Tatsuki Suzuki (Honda) causaron baja poco después al tocar el español al japonés en la curva tres, la más conflictiva del circuito de Portimao y prácticamente en las mismas condiciones en las que se produjo la de Rodrigo y Artigas que acabo en sanción para el hispano argentino.

A pesar de un error a final de recta que le hizo salirse de la pista, Pedro Acosta se mantuvo en las posiciones de cabeza, peleándose con los italiano Foggia y Migno y con Sergio García luchando por no ceder terreno ante el tirón del trío de cabeza, pero en la última vuelta García tuvo un toque con Migno y cedió terreno -acabó octavo-, mientras que Jaume Masiá se iba al suelo en la curva cinco y Acosta superaba a Foggia en la trece para lograr su segunda victoria consecutiva y así consolidarse en el liderato del campeonato del mundo de Moto3. Masiá consiguió arrancar la moto para atravesar la línea de meta en la novena plaza con Alcoba decimocuarto a pesar de salir desde la calle de talleres y Tatay (KTM) en la decimoséptima posición.

Primer piloto español de la historia que encadena tres podios en su estreno mundialista

Pedro Acosta está haciendo historia. Lo hizo en la primera carrera cuando fue segundo en su estreno en el Mundial. Repitió en la segundo tras anotarse el triunfo partiendo desde el pit lane. Y ayer, en Portimao, amplió un poco más su leyenda al convertirse en el primer piloto español que sube al podio en sus tres primeras carreras. Solo había firmado una gesta similar en la historia el Campeonato del Mundo de motociclismo el japonés Daijiro Kato, aunque el fallecido piloto lo logró en el Gran Premio de Japón en tres años consecutivos (1996, 1997 y 1998) participando en todos como invitado. Kato, que falleció con 26 años, fue campeón del mundo de 250 en 2001.

Ahora ha llegado Acosta para romper registros de precocidad. Y lo hace siempre con una sonrisa en la boca, mostrando el mismo desparpajo fuera del circuito que pilotando. «No tenía clara la estrategia de la carrera, quería disfrutar y luchar por la victoria. Al final la he podido conseguir», decía el piloto del puerto de Mazarrón, que ha despartado los elogios de dos grandes leyendas, Marc Márquez y Valentino Rossi. «Es bueno, es muy bueno, pilota diferente al resto», decía el catalán ayer en declaraciones recogidas por Motorbike Magazine. «Ha hecho otra carrera fantástica. Su enfoque y su impacto en Moto3 es increíble. Está primero del campeonato y, aunque solo van tres carreras, ha hecho segundo, primero y primero. Hoy -ayer para el lector- ha hecho otra carrera perfecta, también en la lucha y creo que tiene un gran talento. Es muy fuerte», apuntaba Valentino Rossi.

Pedro Acosta reconoció que «ha sido una carrera increíble, después de un fin de semana difícil por las condiciones de mojado».

«La verdad es que hemos trabajado muy bien antes de la carrera y no tenía clara la estrategia de la carrera, pero quería disfrutar de ella y luchar por la victoria si fuese posible, y al final la he podido conseguir», comentó satisfecho el líder del Mundial de Moto3.

«La carrera ha sido bastante buena si tenemos en cuenta un fin de semana de malas condiciones», recordó, para ensalzar la labor de su equipo al afirmar que «mis técnicos han trabajado muy bien ya que la moto era perfecta».

«El ritmo ha sido rápido detrás de Foggia y por eso he pensado en aguantar tras él hasta el final y entonces lo he visto bastante claro. La estrategia era pasarlo bien 45 minutos y coger un premio para volver a casa», afirmó Acosta que le dijo a su equipo.

«No había más opciones, había que terminar la carrera como se pudiese y si era ganando pues mucho mejor, pero hay que seguir como hasta ahora, porque seguro que habrá circuitos que nos irán peor y que no conozca, pero creo que si seguimos así al final de año podremos hacer algo bueno», comentó convencido Pedro Acosta en la plataforma digital de DAZN.

«La estrategia era tirar y romper el grupo, pero cuando he visto que no se podía, he decidido esperar y buscar un par de puntos para adelantar», explicó el vencedor de Moto3 en Portugal.