El piloto italiano Andrea Migno firmó ayer la pole para la carrera de Moto3 del Gran Premio de Portugal. Pedro Acosta, actual líder del Mundial, saldrá en octavo lugar, justo una posición por detrás de su compañero Jaume Masiá, tras beneficiarse de hasta cuatro sanciones, una de ellas de Alcoba, que había finalizado tercero y no podrá repetir la salida desde la primera línea que ya consiguió en Doha, ya que deberá partir desde el pitlane y con cinco segundos de retraso por su pelea con el británico John McPhee en la última cita en Losail.

En el arranque de la Q2 de la cilindrada pequeña en el Autódromo Internacional do Algarve, el italiano Andrea Migno, el más rápido de los terceros entrenamientos libres, comenzó estableciendo el primer gran crono de referencia. Alcoba fue el único que le discutió la posición de privilegio, que afianzó en un buen último giro con el récord de la pole, aunque no absoluto del circuito (1:47.423).

En cuanto al resto de españoles beneficiados por las sanciones a Alcoba y a McPhee, suben todos cuarto puestos respecto a su clasificación; Xavi Artigas iniciará la prueba quinto. Además, Izan Guevara saldrá undécimo y Adrián Fernández , decimotercero. Por último, Carlos Tatay, que no consiguió avanzar a la Q2, partirá vigésimo.

En la categoría de MotoGP, Marc Márquez, ya recuperado, por fin, de su lesión, volverá a la competición partiendo desde el sexto puesto.

El piloto francés Fabio Quartararo logró la pole para la carrera de MotoGP y comandará una primera fila de parrilla en la que le acompañará el español Àlex Rins, segundo.

Después de los terceros libres, dominados precisamente por Fabio Quartararo, una buena ristra de ilustres tuvo que ganarse uno de los dos pases a la tanda definitiva en la Q1, entre ellos el campeón del mundo, el balear Joan Mir, y el recuperado Marc Márquez, que había vuelto a las pistas con un tercer lugar en los Libres 1 y un sexto en la combinada del viernes.

Ninguno de los dos falló a su cita con la Q2, con el de Cervera siendo el más rápido (1:39.253, a solo cuatro décimas de la pole del año pasado), dejando fuera de la lucha final a hombres como Pol Espargaró, Àlex Márquez , el italiano Valentino Rossi o el sudafricano Brad Binder.

Quartararo marcó territorio nada más iniciarse la última tanda del día, y sus grandes rivales esperaron hasta los minutos finales para intentar arrebatarle la posición de privilegio con un único zarpazo. Sin embargo, solo Miller consiguió superarle con una vuelta que fue anulada.