El fútbol no profesional camina hacia su reestructuración. La próxima temporada será todo novedoso. La Primera RFEF está en boca de miles de aficionados, pero ni ellos ni los clubes que yan han conseguido su billete, como el UCAM Murcia, ni los que están luchando por meterse, como el Real Murcia, tienen demasiada información. Ayer, en la sede de la Federación Española de Fútbol en Las Rozas, Luis Rubiales citó a los equipos implicados para presentarles los primeros detalles de la nueva competición, aunque muchos de los presentes salieron del encuentro decepcionados al volver a casa sin saber qué ingresos obtendrán por ser equipos de Primera RFEF. A día de hoy, el organismo nacional continúa manteniendo su hermetismo, y es que de momento están con las manos atadas.

Uno de los motivos de la reestructuración es crear una categoría más atractiva para el público y más rentable para los clubes. De ahí que todos los equipos estén pendientes de la venta de derechos de televisión, pero para que eso se haga realidad, la Federación informó ayer que primero tiene que obtener el consentimiento de todos. Una vez que todos den el OK, el organismo presidido por Rubiales, que dice tener varias ofertas sobre la mesa, iniciará las negociaciones. Además de por los derechos audiovisuales, la Federación también espera obtener ingresos por la venta del nombre de la competición y otras posibilidades de marketing y patrocinio.

En esta primera reunión, a la que acudieron el UCAM Murcia y el Real Murcia, la Federación solo garantizó a los clubes 50.000 euros fijos por gastos de desplazamiento, aunque las previsiones son mayores. Según algunas estimaciones las cifras podrían moverse entre los 250.000 y los 300.000 euros. Lo que sí se mantiene igual es el reparto de dinero por participar en la Copa del Rey, que en los últimos años ha aumentado notablemente para los clubes de Segunda B y de Tercera División, convirtiéndose en una de las principales fuentes de ingresos dentro de una competición liguera que apenas aporta liquidez a los participantes.

A la espera de que las previsiones se conviertan en realidades, la RFEF también informó a los clubes que el reparto será equitativo en un 50%. Otro 25% se distribuirá en función de la clasificación y el 25% restante se repartirá en función de la audiencia generada por cada equipo.

El UCAM Murcia, a la espera de saber si ascenderá al fútbol profesional, es uno de los 30 clubes que tiene ya asegurada su presencia en la Primera RFEF. Ayer, el club universitario estuvo representado en Las Rozas por José Luis Mendoza García y José Botella. Por su parte, el Real Murcia, que lucha en la segunda fase de la competición por poder ascender a la nueva categoría, envió a su gerente, José Manuel Sánchez.

Aval y presupuesto mínimo

UCAM Murcia, Real Murcia y el resto de clubes asistentes salieron sin saber casi nada de los ingresos que otorgará la Primera RFEF, pero sí conocieron que para participar en esta competición tendrán que poner un aval mínimo de 200.000 euros que aumentará en función del presupuesto que tenga cada uno de los equipos. Además, existirá un presupuesto mínimo a cubrir para poder inscribirse en la competición.