Esta vez sí. El FC Cartagena no falló en una auténtica ‘final’ por la permanencia y suma tres puntos vitales por la salvación ante uno de sus rivales directos: el Alcorcón. Andújar y Cristian López fueron los autores de los goles que le dan al Cartagena un inyección de moral muy importante de cara al tramo final de la competición. Arribas puso el gol alfarero en una segunda parte en la que el Cartagena tuvo que sufrir para llevarse la victoria. No se escapó, no hubo sobresaltos, la victoria se queda en Cartagena. 

En juego estaban algo más que tres puntos. El Alcorcón se dispuso con una formación de 5-3-2, dejando a Laure y Carlos Bellvís como carrileros. Los alfareros buscaban sorprender por las bandas, y mientras esperaban atrás su oportunidad. El Cartagena comenzó pronto a sentirse cómodo sobre el verde: Cristian López tuvo la primera ocasión para el conjunto albinegro, cabeceando un buen centro de De Blasis. 

En la siguiente ocasión no fallarían. De Blasis puso un centro que se fue muy pasado, pero Forniés la cazó para poner un centro picado al área que peinaría Cristian López. El de Crevillente le puso el balón perfecto para que Andújar cabecease franco a portería.  El Alcorcón desconectó en los minutos posteriores y le costó recomponerse. Nwakali protagonizó la primera ocasión para los alfareros, con un disparo potente desde fuera del área que no supuso mayor complicación para Marc Martínez. El nigeriano fue el mayor activo del conjunto de Anquela, liderando otra jugada en la que dejó sello de su calidad. De nuevo, el Nwakali dejó un buen balón hacia José León para que rematase con potencia a puerta y Marc Martínez tuvo que despejar a córner. 

El Alcorcón se recuperó levemente del primer gol, pero seguía sufriendo atrás. Los de Anquela no estiraban bien el campo y dejaban demasiadas alternativas para que el conjunto albinegro pudiera atacar con espacio. Además, no eran determinantes en fase ofensiva.  En la recta final de la primera mitad, Cayarga dio un paso hacia adelante y lideró el ataque del Cartagena. De las botas del asturiano llegaron varios ataques con peligro para el Cartagena, y también llegó el del gol: el avilesino condujo un gran contraataque llevando el balón hasta el borde del área, la dejó para De Blasis en el costado derecho y el argentino mandó un gran pase raso hacia el corazón del área. Allí estaba Cristian López para estrenarse como goleador albinegro, lo estaba mereciendo el crevillentino que había tenido varios intentos previos.  Los de Carrión firmaron buenos minutos hasta el descanso, manteniendo el dominio territorial que habían ganado y transmitiendo buenas sensaciones.

El Alcorcón saldría al campo con otra cara totalmente distinta tras el intermedio. Los de Anquela reaccionaron y cambiaron el rumbo del partido en los primeros minutos de la segunda mitad. Tras un primer aviso con un disparo de Gorostidi, llegó el gol que recortaría distancias para poner emoción al partido: Samu Sosa puso un gran centro desde la izquierda que Arribas remataría mordida para poner el 2-1. Mala transición defensiva del Cartagena que culminó en un gol en contra. 

Los de Anquela dominaban con soltura el partido en esta segunda mitad, liderando las ocasiones y yendo con ambición a por el segundo. Marc Gual tuvo la ocasión de poner el empate con un testarazo que se estrelló en la madera. Carrión era consciente de que debía mover ficha para no perderle la cara al partido y dio entrada a Elady y Aburjania. 

El dominio de los amarillos era patente bien entrados en el segundo acto. Marc Gual volvió a avisar con un remate de cabeza que se fue desviado por muy poco. El Alcorcón quería el empate a toda costa, y no se conformaban con lo que estaban disponiendo en el Cartagonova hasta ese momento. El Cartagena tuvo que contener la respiración de nuevo por una doble ocasión de los visitantes, donde estuvo providencial Marc Martínez para despejar el peligro. 

El Cartagena intentó salir de su casa tras esa acción. Cristian López finalizó una gran contra de los albinegros con un disparo de calidad que se marchó besando la madera. Anquela quería quemar todas sus naves y propuso un juego con mayor presencia ofensiva para tratar de agotar al equipo de Carrión. 

Las espadas estaban por todo lo alto a falta de diez minutos para el final. Elady tuvo otra ocasión para hacer el tercero, pero su remate mordido al centro de Antoñito no fue con precisión. El jienense removió el ataque en los minutos finales. A falta de tres para el descuento, el Alcorcón se quedaba con uno menos: Hugo Fraile era expulsado con roja directa.

Tras esa acción, el Cartagena intentó dejar al reloj correr, pero sufrió. Los alfareros tuvieron varias ocasiones destacadas en el descuento para hacer el empate, pero finalmente no llegó. Siete minutos de agonía para amarrar tres puntos vitales para engancharse al tren de la salvación. Próxima parada: Sabadell.