Portu, un murciano protagonista en la final vasca de la Copa del Rey | EFE/JULIO MUÑOZ

Portu, un murciano protagonista en la final vasca de la Copa del Rey | TWITTER PORTU

Está siendo uno de los referentes de la gran temporada que está realizando la Real Sociedad. Cristian Portugués Manzanera, más conocido en el panorama futbolístico como Portu, se ha destapado en su madurez plena como un futbolista total para Primera División a base de buenas actuaciones por el carril diestro de los donostiarras.

El pasado sábado, el murciano vio recompensado su esfuerzo de los últimos años, en los que se ha asentado en la élite, con la coronación de la Copa del Rey 2020. Y Portu no fue un mero espectador del encuentro ni por supuesto, pasó desapercibido. El murciano fue el encargado de forzar el penalti que convirtió posteriormente Oyarzabal para que la Real Sociedad levantara 34 años después la Copa del Rey ante su máximo rival, el Athletic Club de Bilbao en una final de inédita en el torneo nacional.

Portu fue un demonio por la banda derecha ante el Athletic en un partido en el que nadie quería cometer un error. Nadie quería pasar a la historia por regalar la final al eterno rival. Pero no sucedió así. Íñigo Martínez se llevó la cruz en el derbi vasco por excelencia. Aunque fue más mérito de Mikel Merino y Portu que demérito del central de la selección española. Merino, al mando de operaciones de la Real Sociedad, filtró un balón al espacio que solo vio él y Portu corrió ese pase como si le fuera la vida en ello. Le cogió la espalda a Íñigo, que solo pudo agarrarle una vez superado para evitar el uno contra uno. El árbitro lo vio y pitó penalti. De primeras, Estrada Fernández señaló la tarjeta roja al central aunque, después, tras ir a revisarlo al monitor del VAR, rectificó su decisión y mantuvo a Íñigo en el terreno de juego. De poco iba a valer, ya que Oyzarzabal se iba a encargar de finalizar el buen trabajo que iniciaron sus compañeros Mikel Merino y Cristian Portu. Con la templanza característica que atesora el vasco, definió el penalti como mandan los cánones sin que Unai Simón pudiera hacer nada.

La Copa del Rey supone el primer título para la carrera de Portu. Un título muy especial para él por el momento en el que le llega: ante su mayor rival, en su madurez deportiva y en tiempos de pandemia. No está siendo fácil para nadie esta situación tan grave que se vive desde hace más de un año. Y una alegría, de vez en cuando, puede hacer que se olviden los problemas durante un instante.

Después de maravillar con el Girona de Pablo Machín, consiguiendo un ascenso a Primera con los catalanes y posteriormente presentándose en el gran circo como un jugador a seguir, Portu está completando la temporada más exitosa de su carrera. Fijo para Imanol Alguacil en sus onces iniciales, luchando por entrar en Champions League y con una Copa del Rey ya en el bolsillo, que pase lo que pase, le acompañará de por vida.