El Lorca Deportiva bajó a la tierra tras perder ante el Recreativo Granada (3-2) en un partido disputado este domingo en la Ciudad Deportiva del Granada.

Los lorquinos, que habían logrado el primer triunfo de la temporada el pasado miércoles ante el Yeclano en el campo de La Constitución, no pudieron mantener la racha sobre todo por la falta de concentración de alguno de sus jugadores, ya que encajó dos tantos en los primeros compases del primer y segundo periodo. Sin duda, la clave de la quinta victoria granadina que les permite huir de la quema.

Por juego y ocasiones, el Lorca Deportiva mereció más, pero las facilidades que dieron sus jugadores en momentos claves del choque fueron suficientes para que los locales, sin hacer nada de otro mundo, consiguieran marcar tres goles y quedarse con los tres puntos.

El técnico aguileño del equipo lorquino, Juanjo Asensio, introdujo dos novedades en el once con respecto al que ganó en Yecla. Volvió a confiar en Emilio Iglesias en el lateral derecho y dio entrada a Diego Peláez. Ardil y Serrano fueron los sacrificados.

Todo lo trabajado por Asensio durante la semana se desvaneció como un castillo de naipes a los dos minutos de partido cuando, el jugador natural de Gambia, Nuha, logró el primer gol de la mañana.

Por mucho trabajo que haya detrás, si un equipo encaja un gol a los dos minutos, es un pesado lastre para el futuro del choque. Por algo es el equipo más goleado del grupo.

Sin embargo, el equipo lorquino siguió a lo suyo y quiso tener el balón, demostrando que tenía más hambre que los jóvenes locales.

Marcos Gondra estrelló un balón en la madera en el minuto dieciocho.

El Lorca Deportiva fue a por el empate y lo logró a los diez minutos por mediación de Mustafá. Segundo tanto del saharaui, ex del Ucam, con la camiseta del Lorca Deportiva. Antes del descanso, el equipo lorquino dispuso de una clara ocasión para marcharse al vestuario con ventaja, pero Carrasco, en el mano a mano, con Joao Costa no acertó.

Las espadas en todo lo alto, quedaron para la segunda mitad tras terminar con igualada a un tanto, en el primer acto. El Lorca Deportiva mereció mas.

En el minuto treinta y cinco, el defensa Carlos Garrido que se enfrentaba a su ex equipo, se resintió de una molestia y tuvo que dejar su sitio al mazarronero David Ardil.

Se repitió la historia, nada más iniciarse el segundo tiempo. A los dos minutos, otro despiste defensivo permitió que Ciao marcase el segundo tanto de su equipo. Es muy complicado que un equipo que está con la luz roja encendida, en la cola del pelotón de los torpes, se pueda salvar de la quema, dando tantas facilidades en los primeros minutos de cada parte.

En el minuto cincuenta y nueve, el cuadro local se quedó con uno menos por expulsión del defensa Brunet, quien vio la segunda cartulina amarilla.

En el minuto sesenta y tres, el meta local Joao Costa evitó el empate del Lorca Deportiva, pero no lo pudo hacer a los sesenta y seis minutos, cuando Carrasco empató para su equipo, logrando el sexto gol de la temporada.

El equipo lorquino se adueñó del partido, sometió al Recreativo Granada y dispuso de ocasiones más que suficientes para marcar. Britos envió un balón al palo en el minuto cincuenta y dos.

Sin embargo, el Lorca Deportiva no estuvo acertado en los marcajes, en el minuto setenta y cinco. Tras un córner, Montoro batió a Carlos Molina. Los locales, con diez hombres, fueron capaces de marcar a un Lorca que estaba mereciendo más pero que las lagunas defensivas le pasaron factura.

En el último tramo del choque, el Lorca Deportiva fue a por el partido. Acorraló al Recreativo Granada en su parcela, envió numerosos balones al área, pero el tanto del empate no llegó, pese a que por juego y ocasiones, los lorquinos lo estuvieron mereciendo.

El Lorca Deportiva, que ya sabe que jugará play off para no descender, recibirá al Sevilla Atlético la próxima semana.