El murciano Carlos Alcaraz Garfia ha superado su primer partido en el Challenger de Gran Canaria, que se disputa en tierra batida, donde ha vencido al rumano Filip Cristian Jianu, de 19 años de edad, por 6-3, 6-7 y 6-1. El argentino Marco Trungelliti, número 248 del ránking ATP y que se ha deshecho sin apenas dificultades del español Adrián Ménendez-Maceiras, será su rival en la segunda ronda.

No ha sido un partido para Carlos Alcaraz, que esta semana ocupa el puesto 131 del ránking mundial. Enfrente tenía a un rival que procedía de la fase previa y que también es uno de los jóvenes valores del tenis mundial, Jianu, un rumano de 19 años que está en el 389.

El murciano no ha estado fino en el saque en el primer set, quizás por el cambio de superficie, ya que hasta el momento estaba disputando torneos en pista dura y el Challenger de Gran Canaria se juega en tierra batida. Ha concedido tres dobles faltas en la primera manga, en la que ha tenido peor porcentaje que su rival con el primer servicio, pero tras lograr una rotura de servicio que le ha valido para ponerse con 4-2, en el noveno juego ha logrado otra para anotarse el primer set del partido por 6-3.

La segunda manga ha estado marcada por la igualdad. Jianu no quería irse del torneo que se disputa en Telde, donde accedió al cuadro final desde la fase previa, con una derrota por 2-0. Y lo ha conseguido ganándole el tie break al murciano, una suerte donde se desenvuelve con maestría pero donde esta vez se ha visto sorprendido (6-7).

Pero todo ha cambiado en el tercer y último set, donde Alcaraz ha sido un auténtico ciclón. Tras romper el servicio en el segundo juego, se ha situado con un claro 4-1 para en el sexto juego del partido lograr un nuevo break que ha sido definitivo. Después, en la primera ocasión con su servicio, Alcaraz ha cerrado el partido y se ha metido en los octavos de final de un torneo donde es el cabeza de serie número uno y que afronta como preparación para sus próximos grandes compromisos, que son el Abierto de Acapulco, un ATP 500, y el Masters 1.000 de Miami.