19 de diciembre de 2020
19.12.2020
La Opinión de Murcia
Real Murcia. Junta de Accionistas

El modelo alemán vuelve a ganar por goleada

El 96% de la Junta vota a favor de mantener los cambios en los estatutos que restringen la entrada de un gran inversor en una reunión donde el consejo de administración pasa de cinco a ocho consejeros

19.12.2020 | 15:23
El modelo alemán vuelve a ganar por goleada

El Real Murcia ha celebrado este sábado su Junta de Accionistas en segunda convocatoria. Por primera vez, y debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus, la cita se ha llevado a cabo de forma telemática. Durante casi cinco horas, consejo de administración han debatido sobre los distintos puntos del Orden del Día, entre los que destacaba la votación para ver si se mantenía lo que se ha denominado 'Modelo alemán' o si se daba marcha atrás en los cambios estatutarios introducidos en febrero. No tuvo problemas el consejo de administración para salvar el jaque que había propuesto un grupo opositor liderado por Txema Almela e Higinio Pérez. La Junta, con una gran mayoría, desestimó los cambios, apostando por mantener los actuales estatutos.

Sobre el 'modelo alemán', el 96,6% apostó por continuar con esa línea, limitando la entrada de un inversor que tenga más del 49%. Con un 86,85 también se desestimó eliminar las limitaciones en el voto al 20%.

La otra noticia destacable de la Junta de Accionistas fue el aumento de miembros de consejeros. Se pasará de cinco a ocho. Se mantienen los cinco actuales y además se incorporan representantes de tres de las empresas que más poder tienen en el capital social. Enrique Roca tendrá un representante, al igual que Prevemur y Tomi Maquinaria. Esta ampliación del consejo se aprobó, aunque un 16% de la Junta votó en contra.

33 millones de euros de deuda

Los consejeros Francisco Cobacho y Francisco Miró fueron los encargados de repasar las cuentas del club al 30 de junio de 2020. Antes de que la Junta aprobase la gestión económica, los responsables murcianistas comentaron la situación actual, que ha sufrido una importante mejoría respecto a las anteriores. El resultado de explotación de la temporada anterior fue de 546.000 euros, cerrándose el ejercicio con unos beneficios de 2,5 millones. Lo que continúa siendo un lastre es la deuda con las administraciones públicas, que sigue estando en 17,5 millones de euros. En total, según reflejan las cuentas, el club adeuda 33 millones de euros.

Aunque en la auditoría se habla de "incertidumbre", por la falta de capacidad de la sociedad para generar recursos que puedan servir para pagar todo lo que se debe a acreedores, el consejo de administración considera que se están dando pasos importantes para poder ir solucionando el problema poco a poco. "Cada vez la deuda está más estructurada", indicaba Paco Cobacho al referirse a los ocho millones que aparecen en el apartado de deuda a largo plazo.

Francisco Miró, por su parte, se refería al patrimonio neto negativo que ahora mismo es de -616.775 euros, aunque, según continuaba el consejero, si se tiene en cuenta que 2,1 millones pertenecen a préstamos con la familia Samper que no son exigibles en estos momentos, el patrimonio sería positivo (1,5 millones), lo que permitiría al Real Murcia salir de causa de disolución.

A esa deuda con las empresas del anterior propietario también se refirió Daniel Moreno. El consejero grana informaba que se mantienen negociaciones con Gonzalo Samper, hijo del presidente fallecido, y que éste les ha dado su palabra de que condonará ese préstamo.

Las cuentas del ejercicio pasado fueron aprobadas por una mayoría de la Junta. El 93,53% votó a favor. Un 6,24 en contra.

Ampliación de capital

En otro de los puntos del Orden del Día se sometió a votación la aprobación de una nueva ampliación de capital, en esta ocasión a través de préstamos convertibles. Según explicaba Daniel Moreno, los dos millones de euros que se quieren recaudar estarán destinados a pagar a acreedores del concurso para poder levantar de una vez por todas el procedimiento judicial. Además, el consejero añadía que si sobra dinero, estas cantidades irían a reducir la deuda con las administraciones públicas.

Aunque el Real Murcia podría ahora mismo pedir un reconvenio, los responsables del club defienden que "lo hemos estudiado, pero nuestro objetivo, como hemos defendido desde el principio, es terminar con la situación concursal". Si no sale bien el camino elegido, Antonio Rubio, secretario del consejo, dijo que "el reconvenio lo tenemos ahí por si lo necesitamos". Daniel Moreno mandó un mensaje de tranquilidad, insistiendo en que "no hay riesgo de liquidación". "Y si hubiese algún problema, estamos protegidos, porque tenemos hasta marzo para pedir si lo necesitáramos el reconvenio".

Higinio Pérez, uno de los accionistas del club, aconsejó al consejo que en vez de destinar la mayor parte de los ingresos a pagar deuda, lo mejor sería ir al reconvenio, darse un respiro en los pagos, y dedicar ese dinero a hacer una plantilla mejor. Francisco Cobacho fue claro en su respuesta: "Mientras yo tenga voz y voto, si hay que elegir entre pagar deuda o hacer fichajes, lo primero es pagar deuda y luego hacer el equipo que se pueda". En la misma línea se expresó Daniel Moreno.

En esta nueva ampliación, que va más destinada a empresarios e inversores que al aficionado general, podrán participar tanto accionistas como no accionistas, y no habrá derecho a suscripción preferente. El consejo será el encargado de establecer los detalles del proceso, aunque Daniel Moreno ya ha avanzado algunas pistas. "Se realizará un contrato de préstamo que posteriormente será convertido en acciones", indicaba, añadiendo que serán paquetes de acciones por valor de 5.000 euros. No habrá límite de suscripción. El responsable murcianista también explicó que si se ha establecido como máximo dos millones de euros, es porque "somos realistas". "Creemos que es bastante difícil llegar a esa cantidad", continuaba. ¿Y si aparece alguien que quiera poner mucho más? Moreno dejó claro que el consejo está abierto a cualquier inversión, porque el club "necesita financiación". "No vamos a decir que no a cualquier inversor que quiera poner dinero".

Aprovechando la puesta en marcha de un nuevo proceso para conseguir dinero, Francisco Tornel, presidente del Real Murcia, lanzó por primera vez desde que está al frente del club un grito de auxilio tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad. "Necesitamos el apoyo de las administraciones públicas. Tienen que implicarse".

La ampliación de capital también fue aprobada sin problemas, aunque con menos votos que las cuentas. El 84,5% votó a favor, mientras que el 15,13 apostó por dar el voto negativo.

De cinco a ocho consejeros

El consejo de administración del Real Murcia se ampliará de cinco a ocho integrantes tras la Junta celebrada este sábado. Tal y como pedía un sector de los accionistas, que consideraban que el actual equipo de gobierno estaba en la misma línea, no habiendo voces diferentes, Francisco Tornel defendía que "así se acaban con las especulaciones". "Nunca nuestro propósito ha sido agarrarnos al sillón", insistía. A partir de ahora, a los cinco consejeros que mantienen sus cargos –Francisco Tornel, Daniel Moreno, Francisco Cobacho, Francisco Miró y Álvaro Ruiz- se sumarán tres representantes de las empresas que más poder tienen dentro del capital social. Francisco García estará en nombre de Prevemur; Pérez Alcázar es la persona puesta por Enrique Roca, quien ha decidido no entrar personalmente; y Antonio Martínez Cascales llega en representación de la sociedad Tomi Maquinaria.

"Hemos elegido estos perfiles porque apostamos por un consejo más empresarial", decía Francisco Tornel, añadiendo que pueden ser importantes para atraer accionistas en el proceso que ahora se abrirá de préstamos participativos.
El presidente del Real Murcia también comentaba que Francisco Cobacho, Daniel Moreno y Emilio García seguirán al frente de la comisión ejecutiva que se encarga del día a día de la entidad.

Los nombramientos de tres nuevos consejeros fueron críticados por algunos de los accionistas presentes en la Junta telemática. El expresidente Txema Almela y la Federación de Peñas Murcianistas, entre otros, lamentaron la falta de voces que representen a otros sectores dentro del consejo de administración.

El 80,9 de los presentes apostaron por apoyar la entrada de los tres nuevos consejeros. Un 16% se mostró contrario.

Acuerdo con Agencia Tributaria

Nada más empezar, Francisco Tornel, presidente del Real Murcia, volvía a poner en la lista de deberes el acuerdo con las administraciones públicas. Manteniendo el mensaje, pese a que los meses pasan y no hay cambios, el responsable grana dijo que se siguen con las negociaciones. Posteriormente, Francisco Cobacho, consejero de la entidad grana, detalló que para poder empezar a ser considerados tanto por Hacienda como por la Seguridad Social hay que hacer un pago de algo más de dos millones. A la Agencia Tributaria habría que abonar el crédito privilegiado, que asciende a 1,6 millones de euros; mientras que la deuda inaplazable con la Seguridad Social es de 500.000 euros. "La deuda con Hacienda es tan alta que ahora mismo es complicado el acuerdo. Plazo no tenemos. Queremos levantar el concurso para abrir otra vía de negociación", indicaba el consejero murciano.

Francisco Cobacho también precisó que de lo recaudado en la última ampliación de capital, 420.000 euros no llegaron a las arcas del club, al ser embargados por las administraciones públicas.

Modelo alemán

El mantener los estatutos votados el pasado mes de febrero y que limitan la entrada de un gran inversor o el dar marcha atrás y cambiarlo, para olvidarse de lo que se ha conocido como 'modelo alemán', trajo un importante debate entre los consejeros y algunos accionistas. Juan Guillamón, expresidente del club, o Enrique López, de la asociación de accionistas, intervinieron para defender un cambio para evitar una "protección tan radical", según defendía Guillamón, sobre todo en una temporada en la que deportivamente hay mucho en juego por la creación de la Liga Pro.

Francisco Tornel volvía a afirmar que "no cerramos la puerta a ningún inversor, pero quién va a venir a invertir en el Real Murcia". El presidente grana también hablaba de que se ha creado un cuaderno de venta "para gente seria". "Queremos a alguien que pueda poner quince millones, pero la gente que llama, sale corriendo cuando ve la situación".

Daniel Moreno explicaba mejor los detalles de ese cuaderno de venta. "El club no está en venta, pero cualquier persona seria que se interese, tiene las puertas abiertas", indicaba el consejero. "Si trae un aval debajo del brazo para hacer frente a las deudas con las administraciones públicas, nadie va a votar en contra".

Daniel Moreno insiste en que en ese cuaderno de venta, el consejo se compromete a cambiar los estatutos en un futuro, y que para aceptar la entrada de un inversor, este tiene que poner la liquidez necesaria o la copia del acuerdo de aplazamiento de la deuda con Hacienda. También hay que aportar liquidez o pago de los acuerdos concursales que no están cerrados. "Nadie quiere apostar tanto dinero para salvar al Real Murcia", decía el consejero murciano.

A la hora de la votación, no hubo debate. El 96,6% se mostró favorable al 'modelo alemán'. Solo un 0,75 votó en contra.

Ciudad deportiva

Como viene siendo ya habitual desde hace ya más de dos décadas, en la Junta de Accionistas del Real Murcia no faltaron las promesas para la construcción de una ciudad deportiva. Ni la crítica situación económica de la entidad grana evita que el actual consejo de administración también sueñe a lo grande. Sin casi empezar la reunión, Francisco Tornel, presidente del Real Murcia, aprovechaba su mensaje inicial para insistir en que "para hacer un club grande, hay que tener infraestructuras grandes". "Tenemos la misma ciudad deportiva desde hace cuarenta años, por eso trabajamos para poder construir una en breve". "Estamos buscando fórmulas para que sea posible, y así conseguir que el Real Murcia siga siendo la base del fútbol regional", indicaba el presidente grana.

Al ser preguntados por uno de los accionistas –Jaime Aparicio-, Daniel Moreno volvía a hablar de la ciudad deportiva comentando que "estamos viendo terrenos para ver si alguno se pone a tiro". "Hay que estudiar la fórmula más adecuada, pero lo que está claro es que los terrenos serían del Real Murcia. No queremos que nadie utilice el club para especular". Al no tener posibilidad de acudir a los bancos para pedir financiación, la idea sería "buscar gente que quiera aportar recursos económicos, pero no para hacer negocio ni para especular".

Liga PRO

Por otro lado, en el turno de ruegos y preguntas, uno de los accionistas cuestionó al consejo sobre si se cumplirían los requisitos para poder jugar en la Liga Pro si el equipo se clasifica, y es que algunas informaciones apuntan a que para poder obtener la plaza habrá que tener un acuerdo con la Agencia Tributaria, lo que el Real Murcia no cumpliría. Paco Cobacho decía que "no se sabe si se cumplen, porque todavía no se conocen esos requisitos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Especial

 

Baloncesto Regional 2020-2021

Conoce todos los equipos y sus plantillas y el calendario de encuentros de ACB, LEB Oro, LEB Plata, EBA, LF2 y BSR ¡Adelante!


Especial

 

Guía del fútbol regional de Murcia 2020-2021

Guía de Fútbol Regional de Murcia de la temporada 2020-2021. Conoce todos los equipos y sus plantillas y el Calendario de encuentros de 2ª, 2ªB y 3ª. ¡Adelante!