20 de agosto de 2020
20.08.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B

El Real Murcia inicia la pretemporada sin Josema

Los granas, que no entrenaban desde el mes de marzo, comienzan el trabajo en una sesión en la que no estuvo el muleño, que ya tiene hechas las maletas para marcharse al filial del Espanyol

20.08.2020 | 19:40
El Real Murcia inicia la pretemporada sin Josema

Antonio Navas, uno de los fichajes de los murcianistas, no se ejercita con sus compañeros al estar en cuarentena por tener contacto con un afectado por coronavirus

El pasado 12 de marzo, el Real Murcia emitía un comunicado en el que anunciaba el aplazamiento de los entrenamientos por el inicio de la grave crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Cuando los granas tomaron esa decisión, pocos esperaban que el parón se alargara tanto en el tiempo. Un mes más tarde, la Federación Española de Fútbol decidía que la competición regular en Segunda B no se reanudaría. Hasta cinco meses han estado los futbolistas del Real Murcia sin entrenar ni competir. Lo segundo no saben cuándo podrán volver a hacerlo, lo primero lo han podido hacer esta misma tarde en el estadio Nueva Condomina.

A la tercera fue la vencida. Después de dos aplazamientos, el primero al saltar el rumor de que la Federación Española de Fútbol podía decidir no iniciar la liga en Segunda B hasta 2021, y el segundo el pasado lunes, cuando un integrante del cuerpo técnico tenía que hacerse un PCR al no obtener un resultado concluyente en los test rápidos para detectar el coronavirus. Finalmente todo quedó en un susto, y a las seis y media de la tarde Adrián Hernández y sus jugadores han saltado al césped de Nueva Condomina para empezar a preparar una temporada de la que se conocen pocos detalles. La RFEF sigue sin anunciar cuándo comenzará la competición en Segunda B, cuál será el formato y cómo se distribuirán los 102 equipos que participarán.



La novedad estuvo en el inicio del trabajo, pero también en las ausencias. Josema Raigal no saltó con sus compañeros al terreno de juego. La etapa del muleño en el Real Murcia está cerca de acabar. A falta de confirmación oficial, el canterano tiene ya hechas las maletas para marcharse al Espanyol, que le hará hueco en su filial a la espera de darle una oportunidad en el primer equipo. Hoy ya no entrenaba con sus compañeros. Y es que las negociaciones están finiquitadas. El Real Murcia se lo ha puesto fácil al extremo, que había pedido marcharse pese a tener un año más de contrato.

Según algunas fuentes, los murcianistas percibirán algo menos de 50.000 euros por el traspaso de un jugador que, pese a que la pasada temporada no ofreció su mejor versión, es una de las piezas más desequilibrantes en una plantilla necesitada de chispa y calidad. La insistencia del futbolista en salir del Real Murcia, donde el pasado curso no obtuvo la confianza de un Adrián Hernández que no lo quería en su equipo, y el hecho de que acabase contrato el próximo curso, lo que hacía que a partir del 1 de enero pudiese marcharse gratis, ha llevado a los responsables granas a conformarse con las migajas, aunque esperan que el negocio sea más beneficioso en un futuro si se cumplen algunas de las variables económicas incluidas en el traspaso.

Josema, que el pasado verano no pudo salir pese a que el Betis pagaba 100.000 euros por su fichaje, ha abierto una puerta por la que también quieren pasar Víctor Meseguer y Armando. Ambos, que están intentando cerrar sus salidas, sí saltaron al césped de Nueva Condomina. De momento entrenarán a las órdenes de Adrián Hernández, pero se espera que no sea por mucho tiempo.

Meseguer vive una situación parecida a la de Josema. No quiere continuar en el Real Murcia. El centrocampista murciano quiere seguir progresando, y el Mirandés ha apostado por su fichaje. Después de su salto a Segunda B y de convertirse en titular en el cuadro grana, tiene la oportunidad de marcharse a Segunda y no está dispuesto a dejarla escapar. Al acabar contrato en junio de 2021, y sabedores de que no va a renovar, el Real Murcia está entre la espada y la pared. Intentan sacar lo máximo posible. Piden 150.000 euros, y el Mirandés ofrece 100.000 ahora y 30.000 euros si se mantiene en Segunda, además de otras variables con vistas al futuro.

Armando también ha entrenado hoy con sus compañeros, pero el murciano está intentando cerrar su salida al Hércules. La operación, que traería a Yeray a Nueva Condomina, está a falta de flecos. Según fuentes del Real Murcia, si todavía no se ha realizado es porque Armando quiere cobrar el dinero que se le adeuda del pasado curso.

De los fichajes de esta campaña hubo una baja en este primer entrenamiento. Antonio Navas no se ejercitó con sus compañeros. Según informó el Real Murcia, el jugador está en cuarentena después de tener contacto con un caso con coronavirus. "El jugador Antonio Navas, por consejo médico, ha sido aislado del grupo por seguridad y no está participando en la sesión de hoy. La próxima semana podrá incorporarse con normalidad a los entrenamientos", indicaba el Real Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes