No está siendo ni mucho menos una pretemporada cercana a lo habitual para el Cartagena. Además de tener que adaptarse a todas las circunstancias derivadas de la pandemia que están disficultando seriamente la planificación, está teniendo el plus de adaptarse sobre la marcha a todo lo que rodea la llegada al fútbol profesional y, con ella, todas las exigencias por parte de LaLiga que se deben cumplir para entrar con buen pie en la segunda categoría del fútbol español.

De forma paralela sigue avanzando una línea deportiva que comenzó a dibujarse hace poco más de una semana con la vuelta a los entrenamientos después de pasar por las pruebas médicas relativas a lo físico y al control del coronavirus. Unas sesiones de trabajo que están teniendo lugar en Pinatar Arena y que estarán complementadas con los amistosos que poco a poco se van confirmando.

La esperada entrada del Cartagena en Segunda División debía llegar cargada de modificaciones en todos los sentidos. El cambio de nivel en cada una de las parcelas podría suponer un salto abismal que se llevaba esperando mucho tiempo en la ciudad portuaria. No solo en lo económico, sino también en todo aquello que envuelve lo deportivo. Incluso en la preparación para la competición se puede ver ya el giro que supone estar una categoría por encima a la que pertenecía hace solo un mes. El reflejo de todo esto comienza a verse en cada uno de los pasos que se van dando.

En este caso, son los amistosos de preparación los que dejan ver un salto de nivel considerable con respecto a lo visto años atrás. El Cartagena ha confirmado ya que el primer rival en la pretemporada será todo un grande del fútbol español. El Villarreal será el primer equipo al que se enfrenten los albinegros. El partido se disputará este mismo sábado a las 20.00 horas en Pinatar Arena. El submarino amarillo comienza en el día de hoy su concentración en el Hotel La Finca de Algorfa, situado en la provincia de Alicante y muy cercano a la frontera con la Región. Durante su estancia allí -que terminará el día 28 de este mismo mes- disputará tres amistosos en el complejo pinatarense, siendo el primero de ellos frente a los de Borja Jiménez y el segundo ante el Tenerife.

Se verá las caras el Cartagena, por tanto, ante un equipo que terminó en el quinto puesto de la tabla en Primera División y que disputará Europa League una temporada más. Todo ello, comandados desde el banquillo por un recién llegado Unai Emery que ha pasado por el Arsenal y el PSG en los últimos años. A ello se le suma la presencia de los recién llegados Dani Parejo, Francis Coquelin o Take Kubo, que se unen a un vestuario en el que estaban jugadores de la talla de Gerard Moreno, Sergio Asenjo, Pau Torres, Alberto Moreno, Paco Alcácer, Carlos Bacca o Manu Trigueros -entre otros. Todo un lujo para comenzar una pretemporada que deja patente el nuevo mundo en el que se moverá el Cartagena mientras permanezca en la categoría.

Será este el precedente del tercer amistoso que tendrá lugar, también en Pinatar Arena ante el Tenerife. Aunque el Cartagena no ha confirmado de forma oficial este encuentro sí que lo ha hecho el conjunto isleño, que daba a conocer sus rivales en el 'stage' que harán también en Pinatar Arena.

El otro amistoso, que tampoco se ha confirmado desde la entidad albinegra, es el que se disputará el 1 de septiembre frente a un recién descendido de Primera División. El Mallorca de Luis García Plaza será el cuarto rival en una pretemporada de mucho nivel.