04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Retirada

Casillas, icono del Madrid y de la mejor selección española

El portero ganó tres Champions con el equipo blanco y un Mundial y dos Eurocopas con España

04.08.2020 | 17:09
Iker Casillas levanta el trofeo del Mundial de 2010.

Iker Casillas, que este martes ha anunciado su retirada del fútbol como jugador profesional, está considerado el uno de los mejores porteros de la historia del Real Madrid y del fútbol español.

El exguardameta internacional cuenta con una larga trayectoria en el Real Madrid, con el que ganó tres Copas de Europa. Fue capitán de la selección española, con la que sumó el oro del Mundial 2010 y dos Eurocopas, y finalizó su carrera en el Oporto. En 2020 se postuló a presidir la Federación Española, pero cuando se convocaron las elecciones desistió.

Iker Casillas nació en Madrid, España, el 20 de mayo de 1981.

Entró en las categorías inferiores del Real Madrid a los nueve años y fue pasando por todos los equipos del club (alevines, infantiles y juveniles).

Debutó en la Liga el 12 de septiembre de 1999 frente al Athletic de Bilbao, con Benjamin Toshack como entrenador.

La sustitución del galés por Vicente del Bosque a finales del año 1999 no le alejó de la titularidad, salvo raras excepciones en las que se la arrebató César.

El 24 de mayo de 2000 se proclamó campeón de la Copa de Europa, en París, frente al Valencia (3-0). Esa temporada, el equipo se hizo con los títulos de Liga 2000-01 y de Supercopa.

También, el 3 de junio de 2000 comenzó a forjarse su leyenda en la 'Roja'. Tenía 19 años y 13 días. Fue en un amistoso ante Suecia en Gotemburgo. Desde entonces fue superando barreras y registros históricos.

Con la selección ganó el Mundial de 2010 y las Eurocopas de Austria 2008 y de Polonia 2012.

Hasta su último encuentro el 1 de junio de 2016 frente a Corea del Sur, el capitán de la selección desde 2006, defendió la portería española en 167 partidos, que le convierten en el segundo jugador con más internacionalidades.

El 15 de mayo de 2002, Casillas, que venía siendo suplente en el Real Madrid desde hacía dos meses, tuvo una actuación proverbial en los 20 minutos que defendió la portería en la final de la Liga de Campeones contra el Bayer Leverkusen, con tres magistrales paradas que le convirtieron en uno de los artífices de la consecución de la 'Novena' para el club blanco (2-1).

Desde que el equipo ganó la Supercopa de Europa en 2002, mantuvo la titularidad y en la temporada 2002-03 sumó al palmarés la Intercontinental, la Liga y la Supercopa de España.

Tras renovar en noviembre de 2005 con el equipo hasta junio de 2011 (luego renovado a modo vitalicio), en la etapa de los "galácticos" el club vivió otra etapa de sequía de títulos, que se rompió con la consecución de la Liga 2006-07, la de la despedida de Beckham, y la 2007-08, en la que consiguió su único trofeo "Zamora" al mejor portero de la Liga.

Tras la salida del club de Raúl y de Guti, se convirtió en agosto de 2010 en capitán del equipo.

En 2010-11 el equipo sumó la Copa del Rey frente al Barcelona (1-0), único trofeo que faltaba en su palmarés.

El 15 de noviembre de 2011, en el encuentro amistoso frente a Costa Rica, se convirtió en el futbolista español con más encuentros internacionales (127), superando a Zubizarreta. A junio de 2015 totalizaba 161 partidos.

En la temporada 2011-12, el Real Madrid obtuvo el título de Liga pero en la mente del guardameta permanece la obtención de la segunda Eurocopa con La Roja en Kiev (Ucrania). Poco después, a finales de agosto de 2012, ganó la Supercopa de España frente al Barcelona.

El 5 de septiembre de 2012 compartió con el barcelonista Xavi Hernández el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. Era el segundo de estos galardones que conseguía después del que en 2010 recibiera con la selección española.

En el Madrid perdió la titularidad con José Mourinho, en diciembre de 2012, luego alargada con una lesión en la mano izquierda y no la recuperó hasta la recta final de la Liga 2013-14, ya con Carlo Ancelotti como entrenador. Sin embargo, en septiembre de 2014 comenzaron los silbidos de una parte de la afición hacia su labor.

En la campaña 2013-14 logró la Copa del Rey; la 'Décima' Copa de Europa al vencer en la final de la Liga de Campeones al Atlético de Madrid en la prórroga (4-1), el 24 de mayo de 2014; la Supercopa de Europa ante el Sevilla (2-0), el 12 de agosto de 2014; y el 20 de diciembre de ese año el Mundial de Clubes ante el San Lorenzo (2-0).

La derrota del Real Madrid ante el Atlético de Madrid del 13 de septiembre de 2014, por 1-2, fue el inicio de la desaprobación hacia su labor, con silbidos, por una parte de la afición.

Tras no lograr ningún trofeo en la temporada 2014-15 y llegar a semifinales de la Liga de Campeones, el 11 julio de 2015 alcanzó un acuerdo para desvincularse del Real Madrid y fichar por el Oporto, con el que ha conquistado en cuatro temporadas la Liga 2017-18 y la Supercopa de Portugal 2018.

El 1 de mayo de 2019 sufrió un infarto durante un entrenamiento, por lo que fue sometido a un cateterismo y la colocación de un stent. El 15 de julio anunció que concluía su carrera como portero para entrar en el equipo directivo del Oporto, en el que aún le quedaba un año de contrato, con el cometido de ser intermediario entre jugadores, entrenador y dirección deportiva.

En el equipo portugués jugó 156 partidos, en los que recibió 116 goles y mantuvo la portería imbatida en 74 partidos.

El 17 de febrero de 2020 anunció que concurriría a las elecciones para presidir la Federación Española de Fútbol, pero el 15 de junio, días después de convocarse, desistió por entender que era principal la excepcional situación que vivía el país, por la pandemia del coronavirus, pero también fue crítico con la forma en la que se habían programado los comicios. Dejaba la puerta abierta a otra ocasión.

Su gran hacer y el hecho de haber sido el salvador del resultado final de sus equipos o de la selección le hicieron ganarse el sobrenombre de 'San Iker' y ser proclamado mejor portero del mundo en varias ocasiones por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol y del FIFA FIFPro World.

Además, fue incluido en el once ideal de la UEFA y de la FIFA por sus brillantes actuaciones.

Está entre los personajes más queridos en España y ha sido reconocido como: embajador de la Fundación del Real Madrid (2007), la primera Medalla de Oro del Ayuntamiento de Móstoles (2008), del que es hijo predilecto (2010), la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo (2010), la medalla de oro de la Comunidad de Madrid (2013) o la Gran Cruz de la Orden al Mérito Deportivo (2015).

Colabora en campañas solidarias como la de la ONG Plan de protección de la infancia y desde 2011 es embajador de buena voluntad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Sobre su trayectoria deportiva, en 2011 se presentó el libro "Casillas, la humildad del campeón", de Enrique Ortego.

Contrajo matrimonio en 2016 con a la periodista deportiva Sara Carbonero, con quien tiene dos hijos, Martín (2014) y Lucas (2016), y a la que está unido desde 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes