01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Opinión de Murcia
Real Murcia

El gran desafío del Real Murcia

La campaña de abonados se presenta complicada debido a las circunstancias y la incertidumbre que produce el no saber si se podrá acudir a los estadios durante la siguiente temporada

31.07.2020 | 22:11
El gran desafío del Real Murcia

El Real Murcia ha empezado de forma oficial la temporada 20-21. El club ha sacado una campaña de abonos que no se había presentado antes por motivos del Covid-19. La estrategia seguida por el Murcia, en la que su eslogan es 'Ese algo que nos une', ha sido la de tocar la fibra del murcianismo apelando al pasado y a la gran historia que arrastra sobre sus espaldas el club grana. No es la primera vez que ocurre, pues en las ampliaciones de capital han intentado captar accionistas de la misma manera.

El Murcia va a intentar superar el récord de abonados en Segunda B, que se consiguió en la pasada temporada, con un total de 11.930, una de las cifras más altas de toda la Segunda B. El número de abonados del club grana sigue una dinámica ascendente desde la temporada 2015-2016. Son cuatro años en los que casi se ha duplicado la cantidad de socios, un periodo en el que los murcianistas han sabido entender la delicada situación y no han dudado en apoyar económicamente.

Sin embargo, esta temporada, va a ser un desafío más que difícil el poder acercarse a la cifra de la temporada temporada. Ante la situación excepcional que estamos viviendo, el deporte en sí va a tener que reinventarse para captar la atención de los aficionados. Existe una incertidumbre general que está ahuyentando a los aficionados y los continuos rebrotes de coronavirus no están calmando las aguas. Los aficionados no saben si la liga se va a jugar a puerta cerrada, o si va a haber limitación de aforo o se va a poder acudir con normalidad a la Nueva Condomina. Es un misterio que todavía está por resolver y que solo el tiempo y la evolución del dichoso virus marcará.

No ha gustado en el aficionado el detalle de la 'moneda grana'. Una forma de devolver a los abonados de la temporada pasada que renueven en la presente el importe de 20 euros -en entradas o en productos exclusivamente de la tienda- por no haber podido presenciar todos los partidos que el carnet daba derecho a ver. El problema viene en que para poder recuperar el dinero, tienes que abonarte obligatoriamente, algo que no ha sentado bien en un sector importante de la afición.

Francisco Tornel, presidente del Real Murcia, se ha mostrado optimista en el acto de la campaña de abonos y declaró que «esperamos que la gente responda. Tenemos una afición fiel y pensamos que va a ser un éxito».

El Real Murcia ha optado por repetir casi los mismos precios de la anterior temporada, en la que se consiguió el récord de abonados en la historia del club en Segunda B. Los precios generales para los fondos, son de 95 euros, tanto en el fondo norte como en el sur. Aunque si eres peñista, el abono cuesta 80, al igual que el abono joven (15-24 años). El infantil (6-14 años) tendrá una rebaja de 35 respecto al general y se podrá obtener por 60 euros. Por último, el abono baby, para menores de cinco años, valdrá diez euros en cualquier zona del campo. Los mayores de 64 años también tendrán un pequeño descuento de diez euros con el abono sénior. El precio general para la tribuna es de 200 euros, 180 para los aficionados sénior, 100 para los jóvenes y 70 para los infantiles. La principal novedad de esta campaña, con respecto a la anterior, es el cierre de la grada lateral, que volverá a estar vacía un año más a no ser que se imponga la limitación de aforo en los estadios, una medida que a día de hoy todavía está por resolver.

Se trata de una campaña que captará a los fieles pero, ¿producirá el efecto deseado en el aficionado medio? El Real Murcia necesita, por enésima vez, el apoyo de toda la afición que ya ha demostrado en este periodo negro de su historia estar a la altura de las circunstancias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes