El Pulpileño logró un empate ante el Mar Menor de San Javier (0-0) que le valió para clasificarse para la final por el ascenso a Segunda División B donde se enfrentará el próximo sábado al Lorca Deportiva.

Era la segunda semifinal del play off de ascenso a la tan ansiada, para los dos equipos, Segunda División B. La temporada, antes del parón, estaba siendo idéntica para los dos equipos. El Pulpileño quedó segundo con 57 puntos tras las 28 jornadas y con tan solo uno menos acabó el conjunto dirigido por Paco García. En enfrentamientos directos, también van empate con una victoria para cada uno.

Los jugadores saltaron al campo y el estrés y los nervios propios de una fase de ascenso se diluyeron cuando el esférico comenzó a rodar. Con esa igualdad que precedía al choque, comenzó el partido. Aunque no tardó mucho el Pulpileño en decir 'aquí estoy yo y no voy a buscar el empate'. Un empate que les valdría para pasar a la final contra el Lorca Deportiva por haber quedado por encima en la clasificación. El Pulpileño comenzó como un tiro el partido y superó en ganas, juego e intensidad al Mar Menor. La tuvo José Manuel con un disparo cruzado al poco tiempo del comienzo que se marchó por muy poco y con una falta que sacó la zaga de San Javier bajo palos.

Los primeros veinte minutos estuvieron marcados por el dominio almeriense pero, con el paso de los minutos, el Marme se rehizo y cambiaron las tornas. Propuso el juego al que nos tiene acostumbrados durante toda la temporada y comenzó a dominar el esférico. Ese control se reflejó en una ocasión clarísima de Toni Vela, que con un disparo raso cruzado, casi bate la portería de Raúl Bernabéu. Fue la más clara del equipo de la costa durante la primera mitad.

Dio comienzo la segunda mitad como terminó la primera. El Mar Menor siguió dominando el esférico y en el minuto 47, Raúl Bernabéu hizo la parada del partido y evitó el gol del Mar Menor. Toni Vela cuajó un gran cabezazo después de un gran centro de Nacho y el arquero del conjunto almeriense voló para mantener a su equipo por delante en la eliminatoria. Siguieron los de San Javier controlando la posesión pero les costó llegar a la portería contraria.

Se acrecentó un poco más ese dominio cuando el arbitró expulsó a Matías en el minuto 65. Sin embargo, no llegaron las ocasiones claras y se llegó a los últimos compases con todo abierto. Se embarró y el árbitro no escatimó en sacar de paseo las tarjetas. No supo aprovechar el conjunto dirigido por Paco García la superioridad en el terreno de juego y a punto estuvo de matar en los últimos minutos el Pulpileño con dos acciones clarísimas de gol.

Finalmente, el Pulpileño demostró tener más oficio e hizo valer su condición de mejor clasificado tras el término de la liga regular. El Mar Menor estará otra temporada vagando por los campos de Tercera División y el Pulpileño se medirá al Lorca Deportiva en busca de la gloria y el caché que da estar en la categoría de bronce del fútbol español.