El técnico del Cartagena, Borja Jiménez, que dirigía al Mirandés cuando ascendió a Segunda División de fútbol frente al Atlético Baleares la pasada temporada, entiende que "no les será agradable encontrarse de nuevo al mismo entrenador" y trabaja "para lograr el mismo resultado".

Antes del partido amistoso que su equipo ha ganado por 4-0 ante el Mar Menor, de Tercera y que opta a ascender a Segunda B en el estadio Cartagonova, ha comentado que "ha sido un proceso largo, pero tras conocer al rival ya tenemos la sensación de que está todo más cerca y quedan tres semanas que afrontamos con calma y con la idea de seguir trabajando".

"Todos los equipos vamos en la misma línea para estar lo mejor a mediados de julio", señala el abulense antes de recordar que lo que ocurrió la pasada temporada ante el equipo balear "no tiene ninguna trascendencia sobre el presente".

Además, "esa confrontación fue en una eliminatoria a ida y vuelta y esta es a un partido".

Del Atlético Baleares ha destacado que "lleva dos años seguidos siendo campeón y esta temporada esta siendo muy fiable, exceptuando las últimas jornadas antes del parón" por el coronavirus.

Ha resaltado que "Manix es un muy buen entrenador, algo que lleva demostrando desde hace muchos años".

"El objetivo es, sobre todo, estudiarnos a nosotros mismos y llegar en el mejor estado de forma posible", pues "será un partido muy competido al que ninguno llegará en las mejores condiciones, pues estamos mucho tiempo sin competir, pero las reglas son idénticas para todos", ha remarcado.

"Hay que celebrar que haya fase de ascenso y se vuelva a jugar al fútbol" y "es una pena y una faena para la gente, pues el fútbol es de los aficionados, aunque es lo más coherente y lo más responsable" que no ha ya público en las gradas, "pues vemos que hay rebrotes y se puede complicar la situación", ha manifestado.

"Seguro que desde donde nos estén viendo nos llegará su apoyo", ha concluido.

Manix Mandiola: "Nos dejaremos el alma"

El entrenador del Atlético Baleares, Manix Mandiola, ha asegurado que su equipo “se dejará el alma ante el Cartagena" en la eliminatoria a partido único por el ascenso a Segunda.

"Es un equipo (el Cartagena) con mucho peso en la categoría, lleva años queriendo llegar al fútbol profesional y si ha ganado esta liga es que ha hecho las cosas bien”, ha asegurado Manix.

Baleares y Cartagena, campeones de los grupos I y IV de Segunda B, respectivamente se jugarán el ascenso directo el 19 de julio en el estadio de La Rosaleda, según lo determinó el sorteo realizado este jueves en Marbella.

"Cualquiera que nos hubiera tocado era difícil, son equipos buenos como nosotros que han ganado su liga”, señaló el técnico vasco.

"Mi equipo va a competir bien, cerca de nuestro mejor registro; no vamos a decepcionar a la afición a la hora de poner al equipo en Segunda División, vamos a dejarnos el alma”, añadió.

Manix ve a sus jugadores "muy ilusionados”: "Llevamos dos años ganando la liga y la afición se ilusiona y se siente orgullosa de su equipo y con suerte, ojalá les regalemos el ascenso. Debemos estar preparados para todo”, ha señalado Manix Mandiola.