11 de junio de 2020
11.06.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. LaLiga Santander

La Liga vuelve tras el parón para afrontar un final exprés

El torneo regresa con un calendario intenso, fuertes medidas de control y, de momento, sin público

11.06.2020 | 11:03
Messi, en el pasado Real Madrid- Barcelona.

LaLiga Santander se reanudará este jueves después de tres meses de parón del coronavirus con un programa intensivo, sin descanso hasta el 19 de julio, en una resolución exprés a una temporada que quedará en los libros de historia por la pandemia que se abrirá con una jornada estelar, con derbis, duelos en los que se cruzan las luchas por el título y la salvación, choques de altos vuelos y compromisos ya calificados como determinantes porque todo está abierto.

Once finales. Así ha sido considerada por los protagonistas esta recta final de once jornadas. Quedan por delante 110 partidos en los que debe resolverse esta campaña 2019/20. Más de un centenar de choques que, en principio, se jugarán a puerta cerrada, salvo que prospere la corriente cada vez más caudalosa de los que piensan que si las condiciones sanitarias lo permiten pueda volver el público a entrar a los estadios.

Esa es la última polémica suscitada después de un buen número de ellas que el parón no ha podido borrar de la faz del fútbol español, que de momento celebra el retorno a la acción bajo estrictas medidas sanitarias, aunque por ahora sea alejado de las aficiones, que participarán en el denominado 'aplauso infinito' en memoria de "los héroes del Covid-19", en tanto que antes de los partidos se guardará el correspondiente minuto de silencio como homenaje a las miles de víctimas.

Convocatorias de 23 jugadores, cinco sustituciones, pausas para hidratación cuando sean necesarias, son algunas de las novedades para una 'nueva liga' que presenta incógnitas en cuanto a cómo llegarán los jugadores tras este parón y el tiempo que han dispuesto de 'mini pretemporada', si las lesiones estarán a la orden del día, si los entrenadores recurrirán constantemente o que grado aplican para las 'rotaciones' o si el factor cancha pierde valor.

En el aspecto deportivo la vuelta es más que atractiva. El cartel del retorno ofrece de entrada uno de los partidos más bonitos de LaLiga, el derbi sevillano, que en esta ocasión deberá circunscribirse a terrazas, bares y casas. El Ramón Sánchez Pizjuán no será esta vez la bombonera ardiente que suele ser sobre todo cuando acude el eterno rival. Los clubes han hecho un llamamiento a sus seguidores para que no se propicien concentraciones en distintas zonas de la ciudad.

El duelo ofrece el choque entre un Sevilla instalado en la tercera posición, afianzado en la lucha por el gran objetivo, volver a la Champions, que recupera a hombres claves como el brasileño Fernando Reges, auténtico ancla en la medular del equipo de Julen Lopetegui, y un Betis que pese a la diferencia de puntos anhela asaltar el feudo de su rival y darle continuidad al éxito alcanzado en el último partido antes del parón con el triunfo ante el Real Madrid.

Esa derrota apartó al conjunto de Zinedine Zidane del liderato y le dejó a dos puntos del Barcelona. La lucha por la corona se reanuda en Son Moix, donde visitará el cuadro de Quique Setién al Mallorca, y en el Alfredo di Stéfano, donde jugará sus partidos como local el bloque madridista ante la profunda transformación que está sufriendo el Santiago Bernabéu. El primer visitante será el Eibar.

Las altas del delantero uruguayo Luis Suárez y del belga Eden Hazard, sin olvidar a Marco Asensio, son las grandes noticias para los dos aspirantes al título. Son dos cartas de primera magnitud a aprovechar en esta interesante recta final, que el Barcelona encara con dos puntos de ventaja y que tratará de, cuanto menos, mantener con un triunfo en Mallorca, donde no podrá estar por sanción el central francés Clement Lenglet, pero sí Leo Messi, recuperado de una contractura en el cuádriceps de su pierna derecha, y donde el equipo de Vicente Moreno, situado en la zona de descenso a un punto de la salvación, tratará de hacerse fuerte, como hizo, sin ir más lejos, con su triunfo ante el Real Madrid.

La baja por problemas musculares de Nacho Fernández puede marcar la hoja de ruta de Zidane en estos primeros partidos de la reanudación liguera en cuanto al lateral derecho porque le reduce las opciones de rotar. Para empezar no estará en el Di Stéfano. El francés sigue pendiente de la evolución del galés Gareth Bale, pero dispone casi todo el bloque en este retorno ante el Eibar, cuya situación es complicada, a dos puntos de la zona roja e inmerso antes de la interrupción de LaLiga en una dinámica negativa de resultados. Su ausencia por sanción será la del medio argentino Gonzalo Escalante.

Los puestos europeos

El pulso por la Champions es frenético. A parte del derbi sevillano, los otros aspirantes tienen compromisos muy relevantes. La Real Sociedad, cuarto a un punto del conjunto de Lopetegui, recibirá al Osasuna, un compromiso de gran rivalidad; el Getafe, quinto e igualado con el conjunto donostiarra, visitará a un equipo en cierto modo parecido en concepto como el Granada y lo hará con las ausencias por sanción de Jaime Mata, Nemanja Maksimovic y Mauro Arambarri; el Atlético de Madrid, sexto a un punto de sus predecesores, jugará sin el luso Joao Felix en San Mamés ante el Athletic en un auténtico clásico de la liga española; y el Valencia, séptimo y aún no el sueño de alcanzar el objetivo, tendrá el duelo local en Mestalla ante el Levante.

El Villarreal no renuncia a alcanzar plaza europea tampoco, pero sabe que no tiene mucho margen de error. Su técnico, Javi Calleja, no podrá sentarse en el banquillo de Balaídos al cumplir su segundo partido de suspensión tras ser expulsado en Bilbao. Para mantener o incrementar sus opciones tiene que mostrar su mejor cara ante un Celta al que un triunfo le supondría una trascendental dosis de oxígeno en su pretensión de alejarse de la zona de descenso en la que ha estado tanto tiempo.

La lucha por la salvación

Los dos últimos clasificados, Leganés y Espanyol, tienen aún más necesidad de los puntos y menos capacidad de maniobra. Todo lo que no sea ganar será un duro golpe en su ansiosa lucha por la salvación. Recibirán a Valladolid y Alavés, respectivamente, que tampoco pueden fiarse lo más mínimo dada su proximidad a la zona baja de la tabla.

Será esta vigésima octava jornada el primer capítulo de los once que faltan. Como pasará de aquí hasta el final, acabará el domingo, y sin descanso el lunes comenzará el siguiente con los dos primeros encuentros de la vigésima novena fecha, el Levante-Sevilla y el Betis-Granada. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes