06 de mayo de 2020
06.05.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Real Murcia

Fumata blanca en el Real Murcia

El club grana anuncia las renovaciones de Adrián Hernández y Julio Algar al firmar la paz tras unas semanas de tensión

06.05.2020 | 04:00
Julio Algar y Adrián Hernández, ayer en el estadio

El Real Murcia dio ayer carpetazo a una de las decisiones más trascendentales de cada verano. El entrenador, Adrián Hernández, y el director deportivo, Julio Algar, firmaron la paz y aceptaron la oferta de renovación que le lanzó a ambos hace unas semanas el consejo de administración que preside Francisco Tornel. La semana pasada, en un comunicado, los rectores de la entidad anunciaron que no iban a aceptar presiones y que solo contemplaban un escenario, que era que el preparador y el máximo responsable de la parcela deportiva firmaran la paz después de airearse las desavenencias que habían surgido entre ambos y que venían ya de lejos. Al final, ayer hubo fumata blanca, incluso antes de lo previsto, y se dio carpetazo a la continuidad de ambos por una campaña más. Tras una crisis suscitada en pleno confinamiento, se retornó al status quo, anunciando la entidad que Julio Algar y Adrián Hernández seguirían comandando la nave murcianista ante una próxima temporada sobre la que hay muchas dudas, ya que el fútbol, como toda la sociedad, está pendiente ahora mismo del desarrollo de la pandemia. 

"El Real Murcia CF da continuidad al proyecto deportivo con la renovación de Julio Algar y Adrián Hernández como director deportivo y entrenador del primer, respectivamente. El Consejo de Administración confía en ellos para llevar el peso del club en la parcela deportiva de cara a la próxima temporada. Desde la entidad grana se apuesta por dar continuidad al proyecto comenzado el pasado verano, teniendo en cuenta los objetivos logrados durante la campaña 2019/2020 con Julio Algar como máximo responsable de la parcela deportiva y Adrián Hernández como técnico responsable de la primera plantilla», decía el comunicado lanzado por los granas al que acompañaron cuatro imágenes de ambos sobre el césped del estadio guardando la distancia de seguridad. La noticia era esperada, pero quizás la resolución llegó antes de lo previsto. Se esperaba que ambos terminaran cediendo, sobre todo después del comunicado lanzado la semana pasada, donde se anunciaba que «este consejo en pleno rechaza cualquier presión o campaña para la toma de decisiones estratégicas del club, que lamentablemente se ha producido durante este proceso de negociaciones, y defiende su actuación con el compromiso y capacidad demostrado para dotar de viabilidad el proyecto Real Murcia estos meses. Como consecuencia de ello se ha tomado la decisión de dejar en suspenso las negociaciones». Posteriormente, el presidente afirmó que para dar forma a sus renovaciones, «antes deben limar sus diferencias», aunque puntualizó que «son profesionales y lo normal es que llegen a un entendimiento».



Adrián Hernández, después de ganar la Copa Federación y de instalar al equipo en mitad de la tabla del grupo IV de Segunda División B, ha querido durante todo este proceso de renovación asumir todo el control deportivo total de la entidad, pero el consejo, sobre todo el grupo formado por el KBusinees, no ha dado su brazo a torcer, Querían que el Julio Algar siguiera al frente mandando en la parcela ficheril, así como en la organización de toda la estructura, conocedores muchos de ellos de la necesidad de dividir ambas parcelas por el bien de la entidad.

El siguiente paso que dará el Real Murcia será cuando se conozca qué resolución tendrán la actual temporada. El viernes la Federación Española tiene previsto dictar sentencia en un escenario donde solo se contempla un play off exprés o dar por concluida la temporada. En ambos casos, para los granas ya habría terminado el curso actual.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes