08 de abril de 2020
08.04.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda División B

El calendario confinado

FC Cartagena, Yeclano, Real Murcia y UCAM han visto cómo se han quedado sin poder disputar desde la suspensión de la liga por el coronavitus, un tramo de la competición que todas las temporadas resulta decisivo para los objetivos finales

07.04.2020 | 21:43
El calendario confinado

Las competiciones deportivas, como la totalidad de los eventos que había programados en cada uno de los ámbitos de nuestra sociedad, se han visto aplazados e incluso suspendidos como consecuencia de la crisis sanitaria en la que nos encontramos. Miles de partidos, de pruebas y de torneos que han quedado en el limbo. Una de la que más nos toca de cerca en la región es el campeonato liguero de fútbol. Más concretamente en el grupo IV de Segunda B, donde estamos representados por los cuatro equipos mejor situados en nuestra región en lo que al 'deporte rey' se refiere.

FC Cartagena, Yeclano Deportivo, Real Murcia y UCAM Murcia han visto cómo sus recorridos quedaban frenados en seco y permanecen a la espera de saber qué ocurrirá con el tramo final de temporada. Solo le queda a uno trabajar desde casa para preparase de la mejor forma posible de cara a cualquiera de los escenarios que se puedan presentar. En cuanto al desenlace de la temporada, por el momento lo único que queda es imaginar qué hubiera sucedido si la liga siguiera su curso normal. Y como en cuarentena si hay algo que tenemos es tiempo para pensar, ¿por qué no hacer nuestras cábalas de lo que habría pasado si el Coronavirus no se hubiera cruzado en nuestro camino?

Cuando estamos cerca de alcanzar el mes desde que se decretó el confinamiento, podemos echar la vista atrás y darnos cuenta de que son ya cuatro las jornadas que se han aplazado y que se tendrían que haber disputado en circunstancias normales a estas alturas. Un mes de competición que se planteaba decisivo. Y es que era el momento en el que todos los equipos comienzan a apretar y a dar su máximo potencial para no descolgarse de los objetivos marcados. Cuatro jornadas en los que tendríamos que haber disfrutado de apasionantes encuentros que comenzarían a marcar el devenir del final de la temporada antes del arreón final. Y es que son estas fechas en las que se producen los mayores cambios en la clasificación. Sin ir más lejos, la temporada pasada en las últimas seis jornadas el UCAM Murcia perdió el puesto que ostentaba en la zona de play-off para terminar fuera de esta, mientras que hace dos temporadas el Cartagena logró auparse al liderato del grupo tras estar varias jornadas persiguiendo al Marbella. Esta temporada podría estar deparándonos también muchos cambios.


Defensa del liderato. Si hay un equipo al que le gustaría que las cosas no cambiaran en el tramo final es el Cartagena. Los de Borja Jiménez habían recuperado el primer puesto tras la autoritaria victoria en Córdoba adelantando a un Marbella que comenzaba a dejar algunas dudas. Pero sobre todo, habían recuperado las sensaciones de las que carecían en los últimos meses. Un factor que invita a pensar que los albinegros, más allá de la defensa de esa primera plaza, podrían haber ampliado su renta con respecto al equipo andaluz y el resto de perseguidores. Todo ello, eso sí, con permiso de los enfrentamientos que habría tenido en estas cuatro semanas. Recreativo de Huelva y Granada en el Cartagonova; San Fernando y Talavera a domicilio. Cuatro duros partidos que podrían haber servido para comenzar a postularse como campeón.


El tesoro, bajo llave. Al que tampoco le importaría terminar la liga como se encuentra ahora mismo es al Yeclano. Los de Sandroni se mantenían en la cuarta posición y arrastraban ya varios partidos sin encontrar su mejor versión. 5 de los últimos 15 puntos hacían peligrar esos puestos de play-off que en la Constitución se deben guardar como un auténtico tesoro. No obstante, estas cuatro jornadas podrían haber servido como impulso para coger colchón más allá de los dos puntos que tienen sobre el quinto. Don Benito y Atlético Sanluqueño podrían haber sido buenas víctimas para ello, mientras que Linense y Marbella hubieran sido la vara de medir perfecta para saber si el Yeclano tenía la entereza suficiente para asentarse entre los cuatro primeros en el momento de la verdad.


El 'ahora o nunca' grana. Quien tenía que utilizar estas jornadas para dar un auténtico golpe encima de la mesa era el Real Murcia. El conjunto grana se encontraba 'en tierra de nadie'. 10 puntos por encima del play out y a 8 del play off que le hacían tener que demostrar todo para no terminar la temporada como un mero espectador. No iba, eso sí, a tenerlo ni mucho menos sencillo. Además del Sanluqueño, los de Adrián Hernández hubieran tenido enfrente a Linense, Marbella y Recreativo, habiendo logrado puntuar contra los tres últimos en la primera vuelta. Sería, por tanto, la oportunidad de haber cogido el último tren con destino a los puestos de arriba. Algo que, sabiendo al carácter y la garra que ha demostrado este equipo, no es difícil de imaginar.


Enmendar la temporada. No sería plato de buen gusto tampoco para el UCAM terminar en la situación en la que se encuentra. Tras confeccionar una plantilla para luchar por todo, la temporada no estaba siendo la esperada. En décima posición y a 11 puntos del play off, se antojaba muy difícil que los universitarios consiguieran escalar muchas posiciones en la tabla. Sin embargo, los encuentros ante Sevilla Atlético, Cádiz B, Algeciras y Córdoba, podrían haber supuesto el adiós definitivo a los puestos de abajo y dejar de coquetear con un descenso que actualmente está a 7 puntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes