03 de abril de 2020
03.04.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B

Los jugadores del UCAM aceptan una rebaja de sueldo para esquivar el ERTE

Este ahorro no sirve para que el club descarte hacer un expediente de regulación temporal a los trabajadores

03.04.2020 | 04:00
Los jugadores del UCAM aceptan una rebaja de sueldo para esquivar el ERTE

La entidad universitaria, a diferencia de Real Murcia y FC Cartagena, cuenta con muy pocos empleados en oficinas

El UCAM Murcia no realizará un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a sus jugadores. Los futbolistas han comprendido la difícil situación actual con la crisis económica desencadenada por la expansión del coronavirus y han decidido tender la mano al club, aceptando una rebaja de sus salarios durante el periodo que no se pueda reiniciar la competición. Después de varios días de conversaciones, a última hora del miércoles, José Luis Mendoza García, directivo universitario e hijo del presidente, entraba en acción para cerrar la negociación, según deslizó él mismo a distintos medios de comunicación de su confianza.

El UCAM Murcia se ahorrará parte de la ficha de los jugadores de la plantilla entrenada por Asier Santana, aunque el club se compromete a ayudar a los futbolistas a pagar gastos como el alquiler de las viviendas. Con este acuerdo, que todavía no es oficial, la entidad universitaria descarta presentar un ERTE a los integrantes del equipo de fútbol, siguiendo así el mismo camino del Yeclano, el otro club de la Región que también ha esquivado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Pero la reducción de gastos en nóminas que tendrá el UCAM Murcia en estas semanas en las que dure el parón de la liga en el Grupo IV de Segunda B parece que no va a servir para que los empleados de las oficinas del club universitario puedan mantener sus puestos en este periodo de estado de alarma. El club universitario tiene previsto presentar un ERTE para sus trabajadores. José Luis Mendoza García, que ha tomado el control del club ante el paso al lado de su padre, que lleva un tiempo apartado al estar recuperándose de unos problemas de salud, ya trabaja en esa línea. Pese a que, a diferencia del Real Murcia y del FC Cartagena, la entidad tiene un número muy pequeño de empleados, y que sus nóminas nada tienen que ver con las de los futbolistas, el directivo ya ha deslizado su intención de presentar un ERTE.

Se verá en los próximos días si finalmente lo lleva a cabo o si cambia de opinión como ha hecho con la plantilla. Aunque en un primer momento estaba convencido en mandar al paro a los jugadores, finalmente, atendiendo más a la línea de trabajo que su padre ha defendido en sus años de gestión en el club, optó por un acuerdo beneficioso para todos. No se descarta que eso también suceda con los empleados, y es que el directivo sabe que su padre siempre ha considerado al personal de oficinas del equipo de fútbol como una familia, por lo que mandarles al ERTE complicaría la situación a muchos de ellos, con nóminas sencillas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Lo último Lo más leído