30 de marzo de 2020
30.03.2020
La Opinión de Murcia
Baloncesto. Liga Endesa

El UCAM mantiene el status quo

El club murciano, al contrario que otros equipos, tiene a todos sus jugadores entrenando en sus domicilios en la ciudad a la espera de conocer el desarrollo de la pandemia - La liga trabaja en un calendario con tres partidos a la semana y la reanudación a mitad de mayo

30.03.2020 | 04:00
El UCAM mantiene el status quo

El UCAM Murcia CB mantiene el status quo. Los jugadores están confinados en sus domicilios, pero ninguno ha 'huído' a sus países o ha pedido la rescisión de sus contratos por la crisis del coronavirus, como ha ocurrido en otros clubes de la Liga ACB. La entidad, de momento, ha eludido hacer un ERTE a su plantilla, que cobrará la nómina íntegra del mes de marzo. Ha seguido la hoja de ruta marcada por la Asociación de Clubes, donde la mayoría de sus afiliados ha optado por mantenerse a la expectativa. Otros, sin embargo, han realizado a las primeras de cambio, sin esperar acontecimientos, un Expediente Regulador Temporal de Empleo. En esa situación se encuentran Montakit Fuenlabrada, Monbus Obradoiro, Casademont Zaragoza, Manresa y Movistar Estudiantes. La situación ha provocado que la mayoría de sus extranjeros hayan regresado a sus países, un hecho que originará muchos problemas en caso de reanudarse la competición, como así quiere la ACB, que ya tiene diseñados varios escenarios, entre ellos la celebración de tres jornadas semanales con el fin de concluir la competición antes del 30 de junio.


Los jugadores que dirige Sito Alonso se entrenan diariamente en sus domicilios. En el club existe preocupación por la situación anímica de varios de ellos, que se encuentran solos, sin sus familias, un hecho que está provocando que conforme avanzan los días, se haga más duro el confinamiento.  Pero también saben los componentes de la plantilla que en Murcia van a estar mejor atendidos en caso de surgir algún problema de salud.

Un plan de entrenamientos

El club, antes de decretarse el estado de alarma, diseñó un plan para seguir entrenando en la pista. Propuso realizar sesiones de entrenamientos con grupos de cuatro jugadores en cada uno de ellos. En los mismos solo se iba a realizar trabajo individual, es decir, sin tener contacto entre ellos. Además, estaba planificado que ni siquiera se ducharan en el Palacio. Pero el plan se rompió en añicos. Ahora, a través de videoconferencias, trabajan a diario a las órdenes del preparador físico, Manu Marín, quien les va dando pautas a seguir.

Once partidos por disputar

La ACB quiere que la competición se reanude y ha creado una comisión de trabajo para el seguimiento de todos los acontecimientos generados por la pandemia. Aunque hay clubes que se han pronunciado a favor ya de la suspensión de la competición, se espera que la situación actual no se prolongue más allá del mes de abril, pero todos son conscientes de que hasta mitad de mayo, en el mejor de los casos, no habrá liga. En estos momentos se han consumido vienticuatro jornadas, aunque al UCAM le queda un partido más por disputar –11– por tener uno aplazado ante el Iberostar Tenerife. Un hándicap que tiene la ACB es que se desconoce también qué ocurrirá con la Euroliga, Eurocup y la Champions, competiciones donde hay inmersos equipos españoles, entre ellos los tres ligados al fútbol, como son Real Madrid, FC Barcelona y Baskonia. Algunos, como los azulgranas, han planteado ya a sus jugadores reducciones de sus salarios, siendo uno de los que ya ha aceptado esta medida Nikola Mirotic. Otros, como Malcom Delaney (FC Barcelona), Tyler Haws (Bilbao Basket) o DJ Seeley y Jason Thompson, se han marchado sin permiso y sus clubes les ha incoado expediente disciplinario. Debido a la situación que se vive en el resto de Europa, todo apunta a que las competiciones continentales no se podrán disputar. La liga rusa, por ejemplo, ya ha quedado suspendida oficialmente, por lo que difícilmente podrá continuar la Euroliga.


Si finalmente se opta por la vía más drástica, la ACB tendría más fechas para poder celebrar sus encuentros pendientes y facilitaría bastante el trabajo. Debido a que los contratos concluyen el 30 de junio, el escenario ideal es que se pueda concluir antes de esa fecha. Los clubes que no han optado por el ERTE están siguiendo la misma línea, manteniendo el status quo tan necesario para evitar la descomposición de la liga. Y mientras que todo se resuelve, desde el UCAM Murcia apuestan por mantener la calma. Las nóminas se van a abonar este mes con total normalidad, aunque no se descarta plantear un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, pero siempre consensuado con el resto de clubes de la competición que aún no han optado por ello, según confirmaron a esta Redacción fuentes de la entidad.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes