24 de marzo de 2020
24.03.2020
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B

El FC Cartagena hace un ERTE y el UCAM se pone en la cola

Paco Belmonte suspende los contratos de sus jugadores y empleados tras la decisión de aplazar la competición de manera indefinida, mientras el club universitario ya reúne información para tomar también esta medida

24.03.2020 | 04:00
El FC Cartagena hace un ERTE y el UCAM se pone en la cola

El 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba el coronavirus como una pandemia. El mundo mantiene la respiración ante la expansión de la enfermedad. España desde hace diez días vive bajo el estado de alarma. Pero en las próximas semanas los ciudadanos no solo tendrán miedo al COVID-19, en las próximas fechas se viene otra 'epidemia', en este caso en el tejido empresarial. La decisión del Gobierno de facilitar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo a las empresas, dados los problemas para ejercer algunas actividades y el frenazo en la economía, ha llevado a muchas sociedades a no dudarlo ni un momento. Y los clubes de fútbol no han querido quedarse al margen de esta oportunidad que les permite tomarse un respiro en los pagos de nóminas mientras no se reinicie la competición liguera.

Si el pasado viernes el Real Murcia se convertía en el primer equipo de la Región en hacer un ERTE a sus empleados y jugadores; en el día de ayer fue el FC Cartagena el que anunció que llevará a cabo esa medida. Tanto los trabajadores de la entidad cartagenerista como los integrantes de la plantilla y el cuerpo técnico verán suspendidos sus contratos. Con esta decisión, el FC Cartagena se ahorrará los salarios del personal deportivo y no deportivo, que pasarán a recibir el 70% de sus nóminas a través del subsidio de desempleo. Tampoco tendrá que asumir la institución presidida por Paco Belmonte los gastos de Seguridad Social -si son más de 50 los empleados afectados, el ahorro se reduciría al 75%-.

El club albinegro no indica si asumirá la parte no cubierta

Lo que no aclara el comunicado emitido por el FC Cartagena es si el club cumplirá con lo pactado con sus futbolistas, completando la parte de la nómina que no abone el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). El Real Murcia, por ejemplo, ha informado que no perjudicará ni a su plantilla ni a sus empleados, y que cubrirá lo que falte para que sigan percibiendo el 100% de sus salarios mientras dure la suspensión. Este método también ha sido el elegido por el Castellón. Sin embargo, en la nota albinegra, no se menciona nada de eso, por lo que existe la opción de que mientras dure el ERTE, los jugadores entrenados por Borja Jiménez no perciban lo que tienen firmado y a lo que se comprometió Paco Belmonte.

De confirmarse este perjuicio, los futbolistas, respaldados por la ley, podría desentenderse de los entrenamientos, y es que mientras que dure la suspensión del empleo, dejarían de pertenecer a la plantilla del FC Cartagena.

El Real Murcia abría los ERTES deportivos en la Región. El FC Cartagena ha sido el segundo en sumarse. Pero en las próximas horas se espera que el UCAM también se una a este grupo.

No quieren los universitarios hablar abiertamente de este tema. Sin embargo, están realizando todos los movimientos para presentar un ERTE en un club que ahora mismo está siendo gestionado al 100% por José Luis Mendoza García, vocal de la entidad e hijo del presidente, José Luis Mendoza, quien en los últimos meses ha limitado su actividad por problemas de salud.

Aunque, con el máximo mandatario al pie del cañón esta medida se hubiera descartado con casi toda probabilidad por la forma de ser del 'jefe' universitario, en estos momentos, con la gestión del equipo en manos de Mendoza García, el UCAM está realizando todas las gestiones para ver cómo aplica el Expediente de Regulación Temporal de Empleo y si completa el salario a sus jugadores o les deja solo con el 75% de la nómina que asume el Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes