La Real Federación Española de Voleibol fue la primera en anunciar el final de sus máximas competiciones por la crisis del coronavirus. En una comunicado del presidente, Agustín Marín, se anunció que se daba por «finalizadas las competiciones de Superliga (masculina) y Liga Ibredrola (femenina), con efectos del 16 de marzo de 2020, posponiendo la definición de las cuestiones técnicas y colaterales que puedan surgir como consecuencia de esta decisión (ascensos, descensos, clasificación, otros efectos posibles, etc.) para que sean resueltas por el órgano competente de la RFEVB en el momento adecuado». La decisión llegó después de la presión ejercida por los clubes, entre ellos el AD Algar Surmenor, que esta temporada ha realizado su debut en la máxima categoría femenina, y ha visto cómo ha concluido ya su campaña de forma prematura. Miriam López, capitana del equipo, afirmó que «la semana pasada nos dijeron que jugarámos a puerta cerrada, pero los clubes nos opusimos. También nos plantearon que concluyéramos la liga dentro de un mes, pero lo mejor es que las extranjeras se marchen ya a sus países, como van a hacer las nuestras, que regresarán a Estados Unidos el próximo día 25 porque su residencia se mantiene allí».

El conjunto entrenado por André Collin ocupaba el octavo puesto y se encontraba ya salvado del descenso gracias a los 21 puntos sumados en 20 partidos. Su último encuentro lo jugó el pasado 7 de marzo en Menorca, donde cayó derrotado por 3-0 después de asegurarse una semana antes la permanencia por segunda temporada consecutiva en la máxima categoría del voleibol femenino español. Solo le quedaban dos partidos por disputar, frente al CV Kiele el pasado sábado, que durante unos días se programó a puerta cerrada, y otro más este fin de semana en Las Palmas. El club espera recuperar el importe de los billetes pagados para ese desplazamiento que no se podrá realizar.

Además, la entidad estaba trabajando desde hace unas semanas en la organización del Campeonato de España cadete, programado para el próximo mes de junio en distintos pabellones de Cartagena y El Algar. Juan Sáez, responsable de las categorías inferiores del club, explicó a esta Redacción que «aunque aún no se ha tomado la decisión final, todo apunta a que no se podrá realizar porque las ligas regionales no se van a poder terminar antes», apunta. En cualquier caso, «estamos esperando una decisión final» y confían en que se pueda jugar «por la ilusión que le hace a las chicas».