22 de enero de 2020
22.01.2020
Segunda División B

Armando vuelve a tapar bocas

El capitán del Real Murcia, muy cuestionado en verano por un sector de la afición que no entendía que defendiera sus intereses económicos y despreciado por Adrián Hernández en el inicio liguero, sigue siendo imprescindible por sexta temporada consecutiva

21.01.2020 | 22:03
Armando vuelve a tapar bocas

Casi a la misma vez que firmaba su primer contrato como jugador del Real Murcia, Armando Ortiz subía a un autobús para viajar 1.000 kilómetros. Sin apenas tiempo para hacer las maletas, el jugador murciano entraba en la convocatoria de José Manuel Aira para el partido ante el Racing de Ferrol. Era el 29 de agosto de 2014. Era la segunda jornada de una liga en la que los murcianistas fueron castigados a jugar en el Grupo I de Segunda B. Era el inicio de la pesadilla tras el descenso administrativo. Fue el primer partido en el que Armando Ortiz vistió una elástica que seis temporadas después lleva pegada a la piel.

No dudó el murciano. Pese a pertenecer a la plantilla del Jaén, el centrocampista rescindió su contrato para atender la llamada del Real Murcia. A pocas horas del cierre del mercado se unía al equipo de José Manuel Aira, y unas veinticuatro horas después, sin ni entrenar, disputaba sus primeros minutos. La lesión de Arturo en el minuto 20 obligaba al técnico a tirar de un jugador que esa temporada solo se perdería dos partidos, completando los 90 minutos en 31 encuentros.

Cinco campañas después, el futbolista al que José Manuel Aira no dudó en lanzar a la piscina, convirtiéndole en un gregario imprescindible en cada una de las alineaciones del Real Murcia, luce con orgullo el brazalete de capitán del club grana. No solo eso, porque el jugador murciano ha sido capaz de adaptarse siempre a las necesidades del equipo, pasando en todos estos años por hasta tres posiciones. Ha jugado de centrocampista, su posición natural; ha actuado en el lateral derecho y en las últimas dos temporadas se ha adaptado al puesto de central.

Con doscientos partidos a sus espaldas como murcianista, Armando Ortiz ha convencido a cada uno de los técnicos -hasta once- que han pasado por el banquillo de Nueva Condomina desde verano de 2014.

El último en hacerse del club de fans de Armando Ortiz fue Adrián Hernández. 1.884 minutos ha disputado el ahora central con el actual técnico del Real Murcia. A los dieciséis partidos de Liga en los que ha jugado hay que sumar los 180 minutos que completó en los dos partidos de Copa del Rey y su participación en los cinco encuentros de Copa Federación -dos de titular y tres como suplente-.

Sus números no sorprenden a nadie, y es que Armando Ortiz ha mantenido la misma línea desde su primera temporada en el Real Murcia. Jugó 2.070 minutos la pasada campaña, 3.140 la temporada 17-18, 2.836 en la 16-17, 2.897 en la 2015-1016 y 3.067 minutos con José Manuel Aira en su primer año como grana.

Pese a su trayectoria y a ser uno de los jugadores que mejor conoce el Grupo IV, el Real Murcia y Armando Ortiz estuvieron cerca de separar sus caminos. No estaba conforme el club grana con el salario de un jugador al que Víctor Gálvez había premiado por brindarle su apoyo; y no estaba de acuerdo el futbolista con rebajar un contrato que ya había ajustado en enero. En el tira y afloja, el centrocampista se tiró toda la pretemporada en el banquillo. Ni un minuto le dio Adrián Hernández. A diferencia de otros compañeros, más activos en redes sociales y con más mano a la hora de manejar a los aficionados, Armando sufrió incluso los ataques de un sector del murcianismo, que no le consideraban importante dentro de la plantilla.

La calma llegó una vez firmada la paz entre el futbolista y el club, sin embargo, cuando el balón echó a rodar, Armando se encontró con otro obstáculo. No entraba en los planes de un Adrián Hernández que no solo se permitió dejarlo en la grada sino que además le señaló -también a Víctor Curto- en rueda de prensa.

Tres derrotas y un empate llevaron al Real Murcia a dormir en el último puesto de la tabla. No vino mal el castigo a Adrián Hernández, que en apenas un mes ya había quedado retratado por sus alineaciones. Fue entonces cuando tuvo que recurrir a los mismos jugadores a los que había señalado. Hizo titular a Armando en la jornada cinco ante el Talavera y desde ese instante solo se ha perdido dos partidos de liga por sanción. También ha completado los dos choque de Copa del Rey y ha participado en los cinco de Copa Federación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook