11 de enero de 2020
11.01.2020
Baloncesto

El UCAM, con la soga al cuello

El equipo universitario, que acumula ocho derrotas consecutivas, recibe esta tarde a un Unicaja que ha ganado cuatro de sus últimos cinco partidos

10.01.2020 | 21:48
El UCAM, con la soga al cuello

"No veo un problema, sino una dificultad", dice el entrenador, Sito Alonso, cuestionado por la grada y apoyado por el club.

El UCAM Murcia CB cierra hoy una de las primeras vueltas más decepcionantes de la última década. Un equipo que despertó una gran expectación este verano acumula ocho derrotas consecutivas y está en una situación límite. Esta tarde, en el Palacio de los Deportes, recibe al Unicaja Málaga (18.00 horas, Movistar) sumido en una crisis de identidad. En el seno del club aseguran que todo cambiará cuando llegue una victoria. Sin embargo, los vaivenes en el juego demuestran que el problema es más profundo y por eso la entidad está buscando refuerzos.

«Ante esta racha, no veo un problema, sino una dificultad que hemos encontrado en el camino y somos capaces de solucionarla y tenemos que ponernos manos a la obra para hacerlo, pues la única manera que hay para salir de aquí es yendo todos juntos en la misma dirección», dijo ayer Sito Alonso, un entrenador que pasa por sus horas más bajas desde que llegó a principios de febrero del pasado año a la entidad. De hecho, aunque desde el club se ha lanzado un mensaje de total respaldo a la figura del entrenador y que los jugadores han emitido mensajes esta semana en su defensa, en la grada se cuestiona seriamente su capacidad para sacar adelante este proyecto que se construyó bajo su doctrina.

Los jugadores han pasado la semana entre reuniones y encuentros con el presidente. «Lo mejor es que el jugador sienta la plena confianza de lo que está haciendo. Creía importante invitar a los jugadores a tener una reunión para ver en qué situaciones se encontrarán más cómodos dentro del equipo y que ellos mismos lo transmitieran al cuerpo técnico», explicó ayer el preparador madrileño, quien volvió a recurrir a su ya clásico discurso de generar «positividades» alrededor del equipo. Y para ello, las peñas acudirán esta mañana al entrenamiento para lanzar su aliento a los jugadores solo unas horas antes de un partido decisivo pese a que aún estamos en el mes de enero. Esta iniciativa ya se llevó a cabo hace unos años, pero no en fechas tan prematuras como en la actualidad, ya que las señales de alarma son muy preocupantes.

El UCAM Murcia no desveló ayer si algún jugador está con problemas físicos, pero está claro que Dino Radoncic podrá reaparecer después de perderse las dos últimas jornadas, y que el técnico tendrá que realizar un descarte. Todo apunta a que será un jugador exterior que no ocupa plaza de cupo quien se queda fuera de la citación. Hace una semana fue el base Manu Lecomte, pero en esta ocasión podría optar por Marques Townes, quien también atraviesa por una preocupante crisis.

El UCAM necesitará para ganar al Unicaja algo más que la aportación de Jarell Eddie y Askia Booker. El primero ha producido en las dos últimas derrotas 51 puntos, y el segundo, 57., El resto, solo 41, unas cifras preocupantes que han derivado en una crisis de identidad alarmante.

El conjunto malagueño llega a Murcia con todos los jugadores disponibles, aunque Carlos Suárez ha tenido problemas en un gemelo durante la semana que dejan en el aire su concurso. Además, el base Adams sufrió una gastroenteritis, aunque ya se ha recuperado. «Nosotros tenemos que hacer nuestro juego y conseguir que ellos no sumen fácil en ataque y para ello tenemos que estar bien atrás. Desde ahí todo es mucho más fácil. Tenemos que encontrar nuestro ritmo en ataque pero partiendo de que hagamos una buena defensa», dijo ayer el escolta Jaime Fernández antes de viajar a Murcia.

El conjunto de Luis Casimiro se encuentra en un buen momento en la Liga ACB –ha ganado cuatro de los últimos cinco partidos–, pero su juego no convence y ofrece muchos altibajos. Hoy, en Murcia, se juega ser cabeza de serie en el sorteo de la Copa del Rey. Pero una derrota le podría dejar incluso fuera de las ocho primeras plazas y que tuviera que acudir al torneo que se disputará en Málaga como anfitrión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook