Las selecciones murcianas de las categorías inferiores de balonmano no faltaron a la cita del Campeonato CESA por comunidades que se disputó en Cantabria y que se convirtió durante una semana en el epicentro del balonmano base. El esfuerzo de tantas horas de entrenamiento y el largo desplazamiento en bus desde la Región, con familias enteras acompañando a los más pequeños, valió la pena tras competir con los mejores niños y niñas del país y rozar la parte alta de la clasificación en las distintas categorías.

Y es que, en categoría femenina, la selección infantil concluyó el campeonato en la séptima posición, mientras que las cadetes finalizaron en el quinto puesto, quedándose muy cerca del ascenso, y la selección juvenil femenina fue séptima. En el apartado masculino, la selección infantil también ocupó el séptimo lugar, mientras que los cadetes fueron sextos y la selección masculina femenina concluyó en la séptima posición.

La comitiva murciana que se desplazó hasta Cantabria estuvo encabezada por Daniel Santos, presidente de la Federación Murciana de Balonmano, con un equipo formado por doce entrenadores y fisioterapeutas, además de la directora técnica, Sonia Busquier. En esta edición cabría destacar una mejoría en la competitividad de las categorías inferiores de la selección murciana, fruto del esfuerzo y trabajo realizado por todos. Además, todos los encuentros se pudieron seguir por streaming en la página web de CESA para los familiares que no pudieron desplazarse.

Y es que pese al largo y costoso desplazamiento, los padres y madres de los más pequeños no jugaron un papel importante desde la grada animando a los más pequeños y también en la logística para que todo estuviera a punto en cada partido.