02 de enero de 2020
02.01.2020
Fútbol. Segunda B

Seis presidentes, seis directores deportivos, once entrenadores y 104 jugadores después...

Pasados cuatro años del fallecimiento de Jesús Samper, el Real Murcia afrontará por primera vez un mes de enero tranquilo en lo institucional y con cordura en lo deportivo

02.01.2020 | 04:00
Seis presidentes, seis directores deportivos, once entrenadores y 104 jugadores después...

La paciencia de los aficionados, pese a que la zona de descenso está muy cerca, también ayuda a un club que ha pagado los vaivenes de sus gestores

No puede estar tranquilo el Real Murcia. Así lo indica la clasificación del Grupo IV de Segunda B. A falta de un partido para que acabe la primera vuelta del campeonato, los granas no han sido capaces de hacer los deberes. Con 21 puntos, el colchón con la zona de descenso es apenas de tres puntos, solo dos si miramos el puesto de play out. Sin embargo, las urgencias de la tabla apenas duelen en un club que lleva cuatro años viviendo en una auténtica montaña rusa y que, hace solo un año, temió por su desaparición.

Por primera vez desde diciembre de 2015, mes en el que fallecía Jesús Samper, el Real Murcia vivirá un inicio de año tranquilo en lo institucional y con cordura en la planificación deportiva. No se descarta la llegada de fichajes. Es más, el porcentaje de posibilidades de que se refuerce la plantilla es alto, sin embargo nada tendrán que ver los movimientos que se lleven a cabo con las locuras del mercado invernal del pasado curso, cuando se desmanteló el equipo confeccionado por Víctor Gálvez y Toni Hernández; o con el terremoto que acometió Deseado Flores en enero de 2017, cuando se fichó a once futbolistas.

Los aficionados del Real Murcia podrán iniciar el año 2020 con la mirada solo en el terreno de juego, algo que en los últimos cuatro años no han podido hacer. Y es que desde que falleciera Jesús Samper el 18 de diciembre de 2015, no ha existido un mes de enero tranquilo. Tras la muerte del madrileño, accionista mayoritario y presidente de la entidad grana, se abrió una etapa de transito liderada por Guillermo Martínez Abarca. El abogado murciano asumió el control del consejo de administración en enero de 2016. Justo un año después, en el comienzo de 2017, los despachos de Nueva Condomina habían cambiado de inquilinos. Raúl Moro asumía la presidencia con Deseado Flores como hombre fuerte.

De enero a enero y tiro porque me toca. Y es que en enero de 2018, Mauricio García de la Vega, tras llegar a un acuerdo con Raúl Moro, se hacía cargo de la gestión del club, una etapa que apenas duró tres meses, ya que posteriormente el mexicano fue expulsado de Nueva Condomina al no demostrar su solvencia económica, dando el extremeño la alternativa a Víctor Gálvez.

Hace un año, en enero de 2019, no hubo cambio en la presidencia. Chema Almela lideraba el consejo de administración desde noviembre, pero el peligro de muerte era más elevado que nunca. Con Francisco Tornel estrenándose como máximo accionista y con el dinero caliente logrado en la ampliación de capital, el consejo de administración decidió tomar una medida arriesgada, la de desmantelar la plantilla confeccionada a golpe de talonario por Víctor Gálvez con el objetivo de poder salvar la temporada económicamente.

Los vaivenes y los cambios de proyectos desde que falleciera Jesús Samper convirtieron al Real Murcia en una auténtica montaña rusa. De la estabilidad presupuestaria impulsada por Martínez Abarca se pasó al despilfarro de Raúl Moro y Deseado Flores. Cuando García de la Vega daba una rueda de prensa para hablar de una gestión responsable, el mexicano fue expulsado del club, llegando un Víctor Gálvez que presumía de «músculo económico» y de llevar al Real Murcia a Europa. Finalmente con la aparición de la Plataforma de Apoyo al Real Murcia y posteriormente con la inversión de Francisco Tornel para convertirse en máximo accionista se ha conseguido una estabilidad en lo institucional, que también ha dado como resultado un proyecto deportivo en el que no hay lugar para dispendios económicos, volviendo a lo que pretendió Jesús Samper en sus últimas temporadas en el club y a lo que intentó Martínez Abarca en sus meses como presidente.

Seis presidentes han pasado por la entidad desde el fallecimiento del empresario madrileño. Pero esa cifra no es la más importante. Seis personas han ocupado el despacho de director deportivo, once entrenadores se han sentado en el banquillo y hasta 104 jugadores han disputado minutos en la competición liguera. Ochenta y dos de esos futbolistas han sido fichajes, lo que deja constancia de la mala gestión en los últimos cuatro años.

Cuatro años para olvidar

Cuatro años parecen poco tiempo, salvo que el protagonista sea el Real Murcia, y es que al club grana en ese periodo le ha pasado de todo. En mayo de 2016 se despedía a José Manuel Aira cuando solo faltaba un partido para jugar el play off, apostando por un José Luis Acciari sin ninguna experiencia y que no consiguió superar la primera ronda. En enero de 2017, ya con Raúl Moro en la presidencia y con Deseado Flores como director deportivo, se desmanteló la plantilla confeccionada en verano por Guillermo Fernández Romo para fichar a once futbolistas. Solo en esa campaña 16-17, el Real Murcia contrató a 66 jugadores -15 en verano y 11 en invierno-.

Pese a que las incorporaciones eran apuestas de Deseado Flores, la mayoría de esos refuerzos ya no valieron el siguiente mercado. En la pretemporada de la campaña 17-18, el albaceteño confeccionó un equipo totalmente distinto, fichando a dieciocho futbolistas.

El hostelero, que ejercía tanto de director general como de responsable de la planificación deportiva, no solo se aficionó a coleccionar jugadores. En su año en el cargo contó con cuatro entrenadores. Apostó a su llegada por la continuidad de Paco García para a los dos meses darse cuenta de que el técnico murciano no sacaba rendimiento a la plantilla. Firmó entonces a Vicente Mir, que clasificó al equipo para el play off tras una gran remontada, siendo eliminado en la segunda ronda. No continuó en el cargo el valenciano la siguiente temporada. El elegido para comandar el proyecto 17-18 fue Manolo Sanlúcar. El andaluz era destituido el 3 de octubre. Flores le daba la alternativa a su amigo Víctor Basadre, hasta ese momento en el filial, pero después de dos jornadas tuvo que contratar a José María Salmerón al ver como Claudio Barragán se marchaba al Hércules cuando ya había dado el sí al Murcia.

El poder de Deseado Flores acabó con la salida de Raúl Moro y la llegada de Mauricio García de la Vega. El mexicano, que asumió el control del club el 1 de enero de 2018, trajo consigo a Pedro Gómez Carmona, contratado como director de fútbol del Real Murcia. En ese mercado de invierno llegaron seis futbolistas. El vitoriano fue despedido en marzo de 2018 tras la salida de De la Vega.

Pese a los líos institucionales, José María Salmerón consiguió que la plantilla entrara en el play off, pero en primera ronda el equipo era eliminado por el Elche. No continuó el almeriense en la entidad ya presidida por Víctor Gálvez. El oriolano, con Toni Hernández de director deportivo, apostó por Manolo Herrero. De nuevo, el Real Murcia se convirtió en el protagonista del mercado de fichajes. Diecisiete jugadores se incorporaron al club. Solo seis meses después, en enero de 2019, la mayoría tomaron la puerta de salida. Pedro Cordero, al que Francisco Tornel había encargado la dirección deportiva, dio hasta nueve bajas, fichando solo a Parras, Miguel Díaz y Jeisson.

En 2019 siguen los líos

El 26 de febrero el Real Murcia vuelve a mirar al banquillo. Manolo Herrero es destituido. Mientras que se elige al sustituto del andaluz, Javi Motos, técnico del filial, se convierte en el entrenador de forma provisional. La contratación de un nuevo preparador convierte las oficinas de Nueva Condomina en un campo de batalla, saliendo a la luz todas las diferencias en el consejo de administración. El 6 de marzo Pedro Cordero decide abandonar su cargo por desavenencias con sus jefes. Llega entonces Julio Algar que asume las funciones de director deportivo y de entrenador.

El madrileño dirige al equipo hasta acabar la temporada, pasando luego a los despachos, siendo Adrián Hernández el técnico elegido para liderar el proyecto 19-20. Once fichajes se incorporan a una plantilla de bajo coste y en la que se mira al filial. De los refuerzos, hace solo una semana Kevin llegaba a un acuerdo para abandonar el club.

104 futbolistas, 82 de ellos fichajes, once entrenadores y seis directores deportivos después el Real Murcia afronta un mercado de invierno en el que se ha conseguido la tranquilidad institucional y en el que no se volverán a hacer las locuras de altas y bajas de temporadas anteriores. De momento, los granas, con los derechos federativos bloqueados, no pueden fichar, pero lo normal es que se haga un esfuerzo para traer algún jugador que aumente el nivel del equipo y corrija las carencias con vistas a la segunda vuelta.

Los datos: desde enero de 2016 a diciembre de 2019


LOS PRESIDENTES
Guillermo Martínez Abarca, Raúl Moro, Miguel Martínez, Víctor Gálvez, Chema Almela y Francisco Tornel.
 
LOS DIRECTORES DEPORTIVOS
Guillermo Fernández Romo, Deseado Flores, Pedro Gómez Carmona, Toni Hernández, Pedro Cordero y Julio Algar.
 
LOS ENTRENADORES
José Manuel Aira, José Luis Acciari, Paco García, Vicente Mir, Manolo Sanlúcar, Basadre, José María Salmerón, Manolo Herrero, Javi Motos, Julio Algar y Adrián Hernández.
 
LOS JUGADORES

Temporada 2016-2017: Diego Rivas, Simón, Borja Gómez, Golobart, Paris Adot, Josema, José Ruiz, Alberto López, Fran Morante, Álvaro Moreno, Juanjo, Pumar, Sobregrau, Diego Benito, Armando, Saura, Rubén Ramos, Adrián Cruz, Juanma Bravo, Jon Iru, David Sánchez, Sergi Guardiola, Isi, Elady, Wilson Cuero, Borjas Matín, Rayco, Roberto Alarcón, Pablo Aguilera, Nacho Pérez, Germán, Víctor Curto, Campoy y Titi.
 
Temporada 2017-2018: Biel Ribas, Santomé, Fede vega, Álex Ortiz, David Mateos, Charlie dean, Juanra, David Forniés, Orfila, Molo, Ongenda, Pallardó, Fernando Llorente, Fran Carnicer, Jordan Domínguez, Nadjib, Pedro Martín, SAnti Jara, Molinero, Salva Chamorro, Chrisantus, Xiscu Martínez, Víctor Curto, y Renato. 
 
Temporada 2018-2019: Mackay, Tanis, Dani Pérez, Hugo Álvarez, Diego Parras, Nahuel, Leal, Escribano, Rubén Gómez, Bertomeu, Maestre, Corredera, Miguel Díaz, Miñano, Víctor Meseguer, Domi, Carlos Palazón, Aquino, Jeisson, Manel Martínez, Jesús Alfaro, Chumbi, Héber Pena, Josema, Julio Delgado, Zaka, Henrique, Santi Bernal, Cebriá y Andrés Silvente.
 
Temporada 2019-2020: Lejárraga, Iván Pérez, Kevin, Edu Luna, Antonio López, Julio Algar, Álvaro Rodríguez, Juanra, Andy Escudero, Manolo, Alberto Rodríguez, Peke, Toril, Dorrio, Marcos Legaz y Melgar.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes