31 de diciembre de 2019
31.12.2019
La Opinión de Murcia
FC Cartagena

Borja Jiménez: "He hablado con Munúa y me ha dado algún consejo"

Paco Belmonte presenta al nuevo entrenador del FC Cartagena señalando que ahora es el "comandante del barco" albinegro

30.12.2019 | 21:24
Borja Jiménez: "He hablado con Munúa y me ha dado algún consejo"

El final del año 2019 no ha sido todo lo tranquilo que se esperaba para el Fútbol Club Cartagena. No obstante, el equipo marcha líder en solitario y a pesar de no atravesar el mejor momento de la temporada en cuanto a sensaciones en unos últimos partidos -en los que ha visto cómo la solidez defensiva que le caracterizó durante el primer tramo se ha perdido-, sigue demostrando semana tras semana que no es casualidad el puesto que ocupa en la clasificación.

Sin embargo, la inesperada marcha de Gustavo Munúa hace menos de dos semanas hizo al club tener que cambiar el rumbo y buscar una alternativa urgente a mitad de temporada. Todo esto lejos de la situación que suele suponer en condiciones normales buscar un entrenador para dar un lavado de cara a un equipo que no funciona. Por suerte para la entidad albinegra, no es ni mucho menos este el caso. Solo diez días después de que el técnico uruguayo anunciara su salida del club para ir a entrenar a Nacional de Montevideo -donde ya ha sido presentado-, su sustituto ya está al mando del equipo.

Borja Jiménez ha sido presentado en el estadio Municipal Cartagonova como nuevo «comandante del barco» al que tratará de guiar hasta el objetivo del ascenso. El técnico abulense comparecía ante la prensa y los representantes de los diferentes patrocinadores en la recientemente inaugurada zona del FCC Business. Acompañado del presidente del club Paco Belmonte, Borja ha dejado claro desde el primer momento que ha venido al Cartagena porque es el lugar en el que piensa que puede hacer mejor su trabajo y donde puede optar a los objetivos más ambiciosos: «Vengo al Cartagena siendo consciente de la responsabilidad que se me otorga al asumir este cargo. Llego a un equipo líder, bien trabajado y en el que hay pocas cosas que mejorar. Pero se afronta con la ilusión de poder estar a la altura de un club como este y de sus exigencias».

A su lado, Paco Belmonte ha asegurado que Borja Jiménez fue para ellos «el hombre» que tenía que hacerse cargo del proyecto desde el primer momento en el que contactaron con él: «Desde la primera llamada nos transmitió su energía, sus ganas de trabajar y su compromiso. Y eso es algo que para nosotros está por encima de otras muchas cosas». Un presidente que ha querido también tener un guiño con Gustavo Munúa para reconocerle su gran labor en el año y medio que ha estado al frente del banquillo y en el que, como anteriormente Alberto Monteagudo, se quedó cerca del ascenso a Segunda División B.

El nuevo técnico albinegro, acompañado de su segundo entrenador y paisano, Joaquín Gómez, ha tenido la primera toma de contacto con la que será su plantilla los próximos meses. Un primer entrenamiento en el que no ha estado Adalberto Carrasquilla, pero sí el resto de integrantes: «Son un grupo cercano y con gran conexión entre ellos, y eso se nota desde el primer segundo. Además, la calidad que tienen es indudable. Seguro que vamos a poner de nuestra parte para estar más cerca del objetivo final».

También pudo seguir entrando en materia con sus jugadores en la segunda sesión de entrenemiento que el equipo tuvo por la tarde en el Cartagonova para seguir trabajando de cara al al que será el pimer partido del año y el último de la primera vuelta frente al Mérida en tierras extremeñas.

Una plantilla que no está completa y que el nuevo entrenador tendrá que retocar para dejar a su gusto en pocas semanas con el inconveniente de no haber tenido la oportunidad de valorar la actuación de cada uno de los jugadores en primera persona. No por ello va a conllevar esta situación peor toma de decisiones. Y es que Borja sabe perfectamente quiénes son los jugadores que tiene delante: «He trabajado con algunos de ellos, como es el caso de Rodrigo cuando estábamos en el Mirandés. A otros muchos los conozco más que de sobre al haberme enfrentado con ellos. De hecho, a más de uno me lo quise llevar a otros clubes porque son muy buenos. Tengo la gran suerte de llegar a un grupo del que me habían hablado maravillas y que he podido comprobar que es así».

El nuevo entrenador aterriza el Cartagena sabiendo perfectamente las exigencias y el ambiente que se respira en el club y en la ciudad. Dos viejos conocidos de la entidad albinegra, el guardameta Limones y el defensa Gorka Kijera –ambos ex jugadores del club- estuvieron a sus órdenes en el Mirandés: «Los dos me han transmitido lo mismo. Me han dicho que vengo a un club serio, donde tienen las cosas claras y a una ciudad que merece la pena. Aunque no solo han sido ellos. Todas la personas con las que he hablado me han asegurado que Cartagena es actualmente una de las plazas más importantes de la categoría y en la que se puede optar a grandes objetivos».

También ha tenido la oportunidad de hablar con su predecesor en el cargo: «Pude conversar con Gustavo Munúa hace unos días y me transmitió la tranquilidad que te aporta una plantilla como esta. Me dio algún consejo y voy a intentar aprovechar su trabajo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes