29 de diciembre de 2019
29.12.2019
La Opinión de Murcia
Ciclismo

"En los dos últimos años me metí más presión de la cuenta y eso me bloqueaba"

El ciclista de Churra Rubén Fernández llega al equipo Euskadi desde el Movistar con el reto de reencontrarse

28.12.2019 | 21:29
"En los dos últimos años me metí más presión de la cuenta y eso me bloqueaba"

Después de cinco años en el Movistar Team, los dos últimos marcadas por las lesiones que le han impedido rendir, Rubén Fernández Andújar (Murcia, 1 de marzo de 1991) cambia de aires. Ha fichado por el Fundación Euskadi, donde tratará de volver a brillar.

Después de cinco años en el Movistar Team, los dos últimos marcadas por las lesiones que le han impedido rendir, Rubén Fernández Andújar (Murcia, 1 de marzo de 1991) cambia de aires. Ha fichado por el Fundación Euskadi, donde tratará de volver a brillar.

Rubén Fernández 'El Escayolas' afronta una nueva etapa en su carrera deportiva con 28 años. Cambia un equipo ProTour por otro de un escalón inferior donde el campeón del Tour del Porvenir de 2013 busca tomar impulso.

¿Cambio de equipo, de vida y un poco de todo, para romper con el pasado reciente?

El cambio me lo tomo positivamente. Se trata de un cambio de aires que afronto con muchas ganas de empezar a competir y ver los resultados.

Es que los dos últimos años no han sido bonitos para usted, bastante duros, se podría decir.

La verdad es que han sido duros porque cuando no tenía una cosa, tenía otra, y la cabeza tampoco me dejaba terminar de llegar a mi nivel. Al final el equipo no me metía nada de presión, me daba tranquilidad, pero yo sí me metía más presión de la cuenta en la cabeza y era lo que me bloqueaba.

¿Pero sabe qué le pasaba, por qué no funcionaba la cabeza?

Caí en un círculo vicioso. Cuando no tenía una cosa, tenía otra. Parecía que no, pero tampoco llegaba a trabajar como me gustaba. Los resultados entrenando y los datos eran muy buenos, pero la realidad es que en la competición no llegaba a estar en mi nivel. Fue un cúmulo de circunstancias y al final me metía más presión de la cuenta, y si corres con mucha presión, al final te lastra.

Entonces es necesario cambiar algo para tratar de que todo vuelva a un orden.

Exactamente. Estuve viendo y pensando mucho. La mejor opción era fichar por el Euskadi y vamos a ver si la apuesta sale bien, que yo creo que sí.

¿Y qué le han pedido en su nuevo equipo?

Me quieren dar tranquilidad absoluta, que esté tranquilo, con las presiones justas, porque al final los resultados seguro que saldrán. El objetivo es estar bien en las carreras World Tour, aunque el deseo es estar bien desde el principio de año, que es lo que a mí me gustaría, porque si todo empieza bien, acaba bien.

¿Se ha planteado empezar más fuerte que otros años?

Bueno, en definitiva como todos los años. A mí me gusta empezar bien para encontrarme en mi sitio desde el principio porque al final la cabeza trabaja diferente.

¿ Y ha cambiado algo en este invierno su preparación?

Sí porque en los últimos años acababa muy tarde la temporada y empezaba muy pronto. En 2019 acabé normal y voy a empezar 2020 más tarde. Quieras que no, las bases de la pretemporada se asientan mejor así, tienes más período de adaptación, para trabajar más en la base de todo el año, y pienso que me va a venir muy bien.

El año pasado veía que pasaba el tiempo y no le llamaban para las grandes vueltas. ¿Le pesó?

Sabía que en el Giro y en el Tour no iba a estar, pero sí esperaba que me llamaran para la Vuelta a España. Al final el equipo vio que otros compañeros podían estar mejor que yo y es comprensible.

Pasar de un equipo como el Movistar al Euskadi es dar un paso atrás. ¿Cómo lo toma usted?

Yo no lo veo como un paso atrás, porque al final es un cambio de equipo para volver a reencontrarme conmigo mismo, pero para nada es un paso atrás. Voy a estar compitiendo en muchas carreras de alto nivel, como en Movistar.

¿Le han dicho el calendario que va a tener?

Más o menos sí. Haré todo el principio de año. Empezaré en Mallorca, después estaré en Murcia, Valencia y Andalucía, y continuaré en Cataluña y País Vasco.

¿Y se ha marcado un objetivo?

El objetivo principal es estar al 200% en Cataluña y, sobre todo, en País Vasco, donde el equipo corre en casa. Y el objetivo principal es estar bien desde el inicio hasta el final porque tenemos que ganarnos la plaza para la Vuelta a España.

El cambio en la forma de correr va a ser radical.

Es diferente porque al final mi equipo tiene que ir a las carreras por invitación, mientras que en el Movistar ibas sí o sí. Tenemos que dejarnos ver y dar motivos para que confíen en nosotros y nos inviten a las carreras.

¿Más libertad para usted?

Sí, puede ser que sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes