18 de diciembre de 2019
18.12.2019
La Opinión de Murcia
Baloncesto. UCAM CB Murcia

El senegalés Khadim Fall, un 'refuerzo' para el UCAM Murcia

El joven ala pívot del filial se incorpora a los entrenamientos de la plantilla que dirige Sito Alonso

17.12.2019 | 21:01
El senegalés Khadim Fall, un 'refuerzo' para el UCAM Murcia

Llegó a España para jugar en Cáceres hace tres campañas, mide 2,05 metros y tiene 18 años

El UCAM Murcia Club Baloncesto, pese a la crisis que está viviendo después de acumular cinco derrotas consecutivas, no ha movido ficha. La confianza en el entrenador, Sito Alonso, sigue intacta y también en el plantel, donde de momento no se atisban movimientos. Sin embargo, en los entrenamientos sí que hay una cara nueva desde ayer. En realidad no es una novedad porque es un joven que pertenece al filial de Liga EBA, el UCAM Jiffy. Se trata de Khadim Fall, un joven de 18 años de edad que llegó a España hace unos tres años para jugar en Cáceres. El pasado verano hizo las maletas con dirección a la capital del Segura después de ser internacional sub-18 con su país para integrarse en el filial de EBA y también vivir en esa residencia que el club denomina como 'La Barraca' que tiene en Altorreal y donde conviven un buen número de jugadores jóvenes.

Este ala pívot de 2,05 metros de estatura que nació el 31 de marzo de 2005 ha 'reforzado' desde esta semana el trabajo del primer equipo tras fimar unos promedios de 10,5 puntos y 6,5 rebotes en una media de 19:53 minutos por encuentro con el equipo de EBA. Además, Fall participa semanalmente en un grupo de entrenamientos con jugadores sobresalientes de la cantera que ha puesto en marcha Sito Alonso.

Fall llegó a Murcia el pasado verano sin saber español, pese a que llegó a nuestro país en la temporada 2017-2018. El UCAM lo ha matriculado en una academia de español y los progresos han sido rápidos. En su país no tuvo una vida fácil, ya que procede de una familia muy humilde. De hecho, sus padres tienen problemas de salud y él les ayuda en todo lo que puede. Su sueño es llegar a ser jugador profesional y tiene condiciones para ello. De perfil atlético, también está realizando grandes progresos en el lanzamiento de media y larga distancia. Sus porcentajes de acierto en triples en Liga EBA, con un 22,7% en triples, es bastante aceptable para tratarse de un jugador aún con un gran margen de mejora.

El ala pívot no es el único jugador del filial que entrena con la primera plantilla. También está el base cordobés de 19 años de edad Ismael Corraliza, quien ya demostró en la pretemporada una excelente progresión en su juego. Llegó al club en la temporada 2016-2017, en la que alternó el filial con el júnior. Desde entonces ha ido subiendo escalones y en el presente curso es el director de juego titular del filial, además de haber sido convocado en una ocasión para un partido de Liga Endesa. Corraliza está jugando más de 27 minutos, en los que anota 12,5 puntos, captura 3,6 rebotes y reparte 3,5 asistencias.

Pero Fall y Corraliza no son los únicos jóvenes valores de ese segundo equipo que dirige Carmen Puigcerver. A sus órdenes también está el internacional letón Berzins Ojars. Se trata de un base escolta de 1,90 metros de estatura que ha pasado por las selecciones nacionales de todas las categorías de su país.

Después de asimilar el pasado verano la marcha de dos jóvenes valores como Eddy Valentino, que milita en el Torrelodones, e Izan Almansa, que está en los cadetes del Real Madrid, la cantera del UCAM Murcia vuelve a contar con chicos donde poder confiar en tener en el futuro cupos criados en sus propios equipos y no tener que buscar en el mercado de forma desesperada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes