07 de diciembre de 2019
07.12.2019
La Opinión de Murcia
Fútbol

El derbi, desde el volante

Chóferes de Radio Taxi en Murcia y Cartagena viven con intensidad el duelo de mañana en Nueva Condomina

06.12.2019 | 20:28

En grana y blanquinegro. El gremio del taxi cuenta con un buen número de aficionados al fútbol. LA OPINIÓN reunió a conductores de Radio Taxi en Murcia y Cartagena para debatir sobre el derbi de mañana en Nueva Condomina. Todos admiten que el favorito es el conjunto albinegro, pero en este tipo de duelos las fuerzas se igualan por la pasión.

Los derbis Real Murcia-FC Cartagena son especiales. No dejan a nadie indiferente. En las ciudades se respira el ambiente. Morbo, pasión, rivalidad, sobre todo eso, rivalidad, que es la salsa de este deporte. Por fortuna, hace muchos años que no se viven esos duelos donde los incidentes terminaban acaparando los titulares de los medios de comunicación en lugar del resultado registrado en el terreno de juego. El fútbol no dejar de ser un deporte, un juego de once contra once, donde casi siempre gana el mejor, el equipo que más se lo merece. Hace unos cambios que cambió la tendencia en los derbis. El Real Murcia estaba antes casi siempre por encima del Cartagena, ya fuera el Efesé, que ahora milita en Tercera División, como el actual FC, que nació en 1996 bajo el nombre de Cartagonova y que llegó para cubrir el hueco que siempre ha existido en la milenaria ciudad a orillas del Mediterráneo. Pero en los últimos tiempos, el guion ha cambiado sustancialmente.

Los taxistas reflejan fielmente cómo se vive el derbi. Por ello, LA OPINIÓN reunió a un grupo de murcianos y otro de cartageneros que pertenecen a la misma cooperativa, Radio Taxi. Entre estos autónomos del volante hay abonados tanto al club que mañana actuará como local como al visitante. Y también son un ejemplo de deportividad, de vivir la rivalidad de una forma sana, buscando los de Murcia un punto positivo en la realidad que vive el club, acuciado por las deudas, y anhelando los de Cartagena ese ascenso que han tenido tan cerca en los últimos años y que se les ha escapado en el último momento de las manos.

Todos ellos se identifican por el número que llevan. Por el bando grana, se reunieron para debatir sobre el derbi Pedro José Serrano, el número 214 y un hombre que solo se ha perdido «unos diez partidos del Real Murcia en los últimos quince años», Francisco Garrigós (176), Juan Sánchez (74), Pedro Sánchez (18), Ángel Galera (22) y Manolo Cuenca (216). Por su edad, todos vivieron esos años dorados de la década de los ochenta, los ascensos a Primera División en la 'era Jesús Samper' e incluso aquella fatídica campaña en los noventa donde los granas tuvieron que jugar en Tercera División. Ellos también se han mojado en los momentos más críticos y han realizado una campaña de intercambio publicitario con el club, que les cedió una valla en Nueva Condomina a cambio de lucir en sus automóviles la promoción para captar abonados. «Seguimos llevándola pese a que ya el contrato ha acabado», dicen unos taxistas que el año pasado participaron activamente en la venta de pulseras que aún lucen muchos de ellos en sus muñecas.

«Vamos a sorprender», proclaman sabiendo que esta temporada su equipo es inferior, como así lo refleja la clasificación. Pero todos confían en la cuota de murcianos de la plantilla: «Para esos jugadores que han nacido aquí la motivación tiene que ser especial. Han vivido la rivalidad desde que eran pequeños, son murcianistas de cuna», afirman, esperando también que «el esfuerzo grande que tuvieron que hacer en la Copa Federación no pase factura este domingo» en un partido que dará comienzo a las seis de la tarde.

Desde Cartagena, en el otro lado del Puerto de la Cadena, Francisco Javier Briones (262), Juan Antonio Franco Guillén (119), Francisco Martínez Santos (220) y Joaquín Martínez Saura (230), pese a que saben que su equipo hoy en día es superior, no se fían: «Los derbis son derbis y puede pasar de todo, hay muchos factores que influyen», comentan unos taxistas que ya han vivido unos cuantos duelos de este calibre. Pero también confían en la espectacular racha de su equipo fuera de casa, donde aún no ha perdido en toda la temporada: «Eso da confianza. El equipo es muy fiable y lo ha demostrado hasta el momento», dicen, pero insisten en que los «derbis son diferentes». Encima, ven en el rival «muchos problemas en ataque y en defensa tampoco están finos, porque el Tudelano, por ejemplo, les llegó en dos contraataques en la Copa Federación y les hizo un gol». Y es precisamente a la contra donde el Cartagena está haciendo mucho daño a sus rivales durante este curso. No es el conjunto que llegó a arrollar en algunos tramos del pasado curso, pero sí que ha ganado en fiabilidad.

Mientras que los murcianistas, con un equipo más joven, «al que hay que dar confianza y tener paciencia, esa que casi nunca tenemos en esta tierra», comentan, esperan que el Murcia dé la vuelta a los pronósticos, los cartageneristas confían en esa veteranía que tiene la plantilla de Gustavo Munúa: «Tenemos mejor equipo que el año pasado. Pese a las numerosas bajas que hemos tenido en todas las jornadas que llevamos, los jugadores que han salido del banquillo han respondido y casi no se ha resentido el equipo. Además, tenemos jugadores veteranos que saben muy bien de qué van este tipo de partidos y que para un derbi de estas características son fundamentales», comenta Briones. Y no duda en echar la mirada atrás, a ese 1-4 histórico en Segunda División, para recodar que «ese partido se ganó porque teníamos jugadores veteranos en la plantilla como Víctor y otros más que resolvieron el partido». En cualquier caso, sea cual sea el resultado de mañana, no será definitivo para el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes