06 de diciembre de 2019
06.12.2019
Baloncesto

Askia Booker, el más compulsivo en 26 años

El base del UCAM Murcia promedia un tiro cada poco más de minuto y medio en pista

05.12.2019 | 20:08
Askia Booker, el más compulsivo en 26 años

El UCAM Murcia se presenta mañana en la Tenerife cargado de necesidades –después de tres derrotas seguidas, la últimas de ellas dolorosa en su visita al Manresa– y con un líder nato muy por encima del resto, al menos en la parcela ofensiva. En su tercer curso en la Liga ACB, el base californiano parece haber explotado sus excelsas capacidades de cara al aro. O al menos lo ha hecho su infinito descaro. Un atrevimiento que ya mostró cuando llegó al Real Betis a mitad del ejercicio 17-18 pese a no lograr salvar del descenso a los sevillanos, y que luego redobló el pasado curso, ya en el UCAM, siendo clave en algunos de los duelos. Ahora, su relevancia ha crecido, más si cabe, de manera exponencial. Así lo confirma su impronta en el cuadro murciano, pero sobre todo su cadencia en el tiro, ya que el estadounidense promedia 18,7 lanzamientos de campo (9,5 tiros de dos y 9,2 triples) en los 29 minutos que disputa por duelo. Dicho de otra manera, 25,6 intentos en una proporción a 40 minutos.

O lo que es lo mismo, Booker mira al aro ajeno cada poco más de minuto y medio que está en cancha. Toda una salvajada si se tiene en cuenta que aproximadamente la mitad de ese tiempo el base debe emplearse en labores defensivas. Unos guarismos sin parangón en la competición en los últimos 26 años. Y es que para encontrar un registro superior –y solo por un suspiro– hay que retroceder hasta la campaña 93-94, cuando el brasileño Oscar Schmidt Becerra, como fichaje de relumbrón del Forum Valladolid, lanzó 25,7 tiros cada partido completo.

La media que hasta fecha presenta Booker está basada en una enorme regularidad. Como máximo ha lanzado 22 veces (en la victoria contra el Valencia), y como mínimo 16, las que ejecutó en la visita con derrota al Burgos. Su mayor borrón hasta ahora, el 2 de 17 (con 1 de 11 en tiros de dos) contra el Real Madrid, y su mejor tarjeta, hace cuatro jornadas, cuando con un 11 de 20 (5 de 9 en triples) y 33 puntos lideró a los suyos en el triunfo en Andorra. El Iberostar logró el pasado domingo la peor versión de Nikola Mirotic, que firmó su valoración más pobre en lo que va de fase regular, y ese es el espejo donde quiere mirarse. Esta vez, la labor, le debe corresponder a hombres como Sasu Salin, Gabriel Lundberg y Álex López.

Números sin ataduras, los de Booker, que mucho tienen que ver con la libertad que el jugador cuenta por parte de su técnico, Sito Alonso. «Lo que quiero es que Askia juegue como Askia», comentó el técnico en una entrevista a este diario. «Es polivalente y por eso quiero que tenga la libertad de que no verse obligado a subir la pelota, porque eso desgasta», añadía el madrileño, sabedor de que muchos focos están fijados siempre en el norteamericano. «Aunque tengamos otros dos bases a Booker le van a mirar igual», reconoce en este sentido.

Sito Alonso no esconde esa concesión de la bula más absoluta a Askia. «Habrá un día que se tire siete tiros seguidos y será la capacidad de entenderlo que tengamos nos hará peores o mejores; más o menos competitivos. Él es así, no lo puedes cambiar. Luego te puede dar 10 asistencias en un partido, pero cuando está caliente...», explicó Sito en un discurso que descubre otra de las mejores cualidades de su jugador, la del pase. Y es que pese a su elevada cantidad de tiros realizados, Booker no renuncia a las características tipo de los hombres de su posición, y también destaca por la cantidad de asistencias que reparte. Ya dio siete contra el Betis, ocho ante el Burgos, y nueve frente al Valencia. Las continuas ayudas a las que es sometido en defensa le permiten explotar esta vía alternativa. En total, 4,3 por duelo, lo que le sitúan entre los 15 mejores de toda la competición. De que Askia se sienta cómodo en el Santiago Martín dependerán, en buena medida, las posibilidades de lograr la victoria y romper una racha que empieza a ser muy preocupante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes