18 de noviembre de 2019
18.11.2019
Fútbol. Acreedores

El Real Murcia reduce su deuda concursal en otros 500.000 euros

El Zaragoza, club al que más dinero se le debía de los incluidos en el G30, y el Sporting de Gijón, los últimos en aceptar la quita y el nuevo calendario de pagos ofrecidos por el club grana

18.11.2019 | 17:22
Francisco Cobacho y Daniel Moreno




El Real Murcia sigue dando bocados a su deuda con el G30. Después de los acuerdos alcanzados con el Getafe, el Leganés, el Valladolid, el Alavés, el Córdoba y el Levante, los responsables del conjunto grana han conseguido convencer al Zaragoza. Este OK tiene un valor doble, ya que la entidad maña encabeza la lista de los clubes a los que el Real Murcia les debía dinero.

Los zaragozistas no solo tenían pendientes de pago lo que les correspondía como integrantes del G30 -450.000 euros- sino que además también se les adeudaba una cantidad por el fichaje de Movilla, futbolista que firmó por el Real Murcia en la temporada 2007-2008, cuando los granas estaban en Primera División.





Con más de 600.000 euros pendientes, estaba el Real Zaragoza señalado en rojo en la agenda de Daniel Moreno, consejero del Real Murcia y cabeza visible en las negociaciones que se están llevando desde el club en los últimos meses para conseguir que los acreedores incluidos en el concurso acepten una quita y nuevos plazos de pago.

Después de varias semanas de conversaciones, esta mañana, desde Nueva Condomina han anunciado que la entidad zaragocista ha dado el visto bueno. También hoy se ha conocido que el Sporting de Gijón se une a una lista en la que ya estaban confirmados el Getafe, el Levante, el Córdoba, el Alavés y el Valladolid.





Solo con los acuerdos de esta mañana, el Real Murcia ha conseguido reducir en 500.000 euros la deuda concursal con los equipos del G30, a los que se les debe un total de 3,7 millones, después de que solo se pudieran pagar los dos primeros plazos del concurso -1,3 millones-.

Dentro de esos clubes del G30, la mayor deuda es con el Real Zaragoza, de ahí la importancia del acuerdo cerrado en el día de hoy. Con el visto bueno, la entidad zaragozista, que ahora milita en Segunda División, ha aceptado un nuevo calendario de pagos y una importante quita de los más de 600.000 euros que tenía pendientes de pago.

El Celta y el Mallorca, las prioridades ahora

Los siguientes clubes con los que se negocia para conseguir un acuerdo antes del 31 de diciembre son el Celta, al que se le adeudan unos 470.000 euros; el Mallorca (438.000 euros), el Málaga (385.000 euros), el Osasuna (285.000 euros) y el Albacete (280.000 euros). A continuación aparecen entidades como Rayo, Numancia, Cádiz, Tenerife, Elche, Almería, a los que también adeuda el Real Murcia, pero en estos casos cantidades mucho más pequeñas -rondan los 60.000 euros-.

Con el acuerdo con el Zaragoza se ha dado el primer gran bocado a la deuda con el G30. Aunque no se ha confirmado oficialmente, también existe un pacto verbal con el Real Valladolid. Una vez que se cierre será otro paso importante, porque al equipo ahora presidido por Ronaldo se le deben unos 390.000 euros.

Osasuna dice 'no'

Más difícil será convencer a clubes como el Osasuna, que ya ha rechazado las primeras ofertas de los granas, o el Málaga, cuya situación institucional no favorece las negociaciones. A los navarros se le adeudan 285.000 euros. Según distintas informaciones, los rojillos no están dispuestos a aceptar un pacto que no les beneficia -80% de quita y el 20% a cobrar el cinco años-.

El G30 no es el único frente abierto. Desde el mes de junio, Daniel Moreno y Emilio García se han convertido en los negociadores del Real Murcia con los acreedores incluidos en el concurso. El 1 de enero, el reconvenio firmado por la entidad grana y que le ha permitido sobrevivir en los últimos años llega a su fin, por lo que cualquier acreedor podría acudir a los juzgados a reclamar su dinero y, en caso de no recibirlo, estaría en su derecho de solicitar la liquidación del club.

Para evitar ese riesgo, los responsables económicos de la entidad se pusieron manos a la obra a mediados de este año para ir convenciendo a los acreedores de que aceptaran una importante quita -más del 70% en la mayoría de los casos- y un nuevo calendario de pagos -entre tres y cinco años- a cambio de percibir una cantidad inicial.

En los últimos meses, los grandes avances llegaron con el 'OK' de Paco Casal y de Gabriel Torregrosa. Éste último cedió al club más de cuatro millones de euros de deuda adquirida en una subasta a empresas de Jesús Samper. Entre los acuerdos más grandes y los más pequeños, el Real Murcia ya ha logrado reducir en más de ocho millones de euros su deuda concursal.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes