17 de noviembre de 2019
17.11.2019
Fútbol. Segunda División B
Recreativo00Real Murcia

El Real Murcia empata en un partido que no es capaz de matar a la contra

Los granas vuelven a pecar de conformismo en un encuentro en el que el Recreativo domina, pero los de Adrián Hernández desaprovechan varias ocasiones

17.11.2019 | 13:52
El Real Murcia empata en un partido que no es capaz de matar a la contra
El Real Murcia empata en un partido que no es capaz de matar a la contra

El conformismo se ha instalado en el Real Murcia. Visitaba a un Recreativo herido, que apretó en distintas fases del encuentro, pero que también permitió a los granas salir a la contra y tener pocas pero interesantes opciones. Sin pegada, tomando siempre malas decisiones y sin ser capaces de sacar las armas en el momento adecuado, el conjunto grana se conformó con el 0-0 final.

Nunca hay una semana tranquila en el once titular del Real Murcia. Las lesiones y las sanciones obligan a Adrián Hernández a retocar su equipo cada siete días. Pero no solo lo hace por obligación el técnico. Hoy, en el Nuevo Colombino, además de los cambios necesarios en defensa por las ausencias de Álvaro Rodríguez y de Antonio López, el técnico grana también ha decidido dar descanso a Manolo, hasta ahora imprescindible en el centro del campo. Y la no presencia del bullense se ha notado demasiado pronto.

Tiene un problema el Real Murcia en el centro del campo desde el inicio de Liga. No son capaces de contener los granas. Dan demasiadas facilidades a los rivales, que con apenas enseñar músculo avanzan rápido entre líneas. Pues ese defecto hoy se ha hecho mucho mayor sin Manolo. El Recreativo no necesitaba ni pararse a pensar, porque ni Meseguer ni Juanma hacían fuerzas. Mientras que los locales entraban como si tuvieran las llaves de la casa del Real Murcia, la defensa grana, a cuadro por las ausencias de Álvaro Rodríguez y Antonio López, hacía lo que podía. Y, para suerte de los murcianistas, el partido se marchó al descanso con empate a cero en el marcador.

No tardó el Recreativo ni un minuto en avisar. Llegaban los onubenses heridos por los malos resultados. Afrontaba Alberto Monteagudo el partido cuestionado. Y todo eso fue una losa más para el Real Murcia, porque el Recre apretó desde el primer segundo. Carlos Martínez, Quiles y Chuli arremetían contra la defensa murcianista, pero no encontraron puerta. Cuando lo hicieron, fue en fuera de juego.

Pudo dar el Real Murcia un golpe sobre la mesa en la primera oportunidad que se quitó la presión. No está Josema en buenas condiciones todavía, y lo echa demasiado en falta el Real Murcia. Sin nadie capaz de gobernar el centro del campo, los granas solo hacían sufrir. Pero en una jugada aislada se encontraron una falta que por poco da una alegría a los aficionados. Fue en el minuto 6. Juanra ponía el balón al área y Chumbi, que en estas acciones se maneja como pez en el agua, se adelantaba a todos sus rivales para rematar con claridad un balón que se marchó fuera por poco.

Las acciones a balón parado se convirtieron en la única posibilidad del Real Murcia de salir de la jaula y acercarse al área de Nauzet. Pero salvo la rematada por Chumbi, el resto de acciones fueron controladas sin problemas por los locales.

Mucho más trabajo tuvo Lejárraga. En el minuto 7 reaccionaba a un zapatazo de Carlos Martínez. El exgrana obligaba solo unos minutos después a salir al meta del área para despejar un balón peligroso.

Fueron continuos los ataques del Recreativo. Hacían daño los de Monteagudo por todas las zonas. En el minuto 24 un centro de Nano se pasó por todo el área sin encontrar rematador. En segunda jugada, Chuli remataba fuera. Tampoco encontró portería Rubén Cruz y a Nano se le iría un disparo de falta por encima de la escuadra.

El descanso fue lo mejor que pudo pasar a los granas. O no, viendo la vuelta de vestuarios de los de Huelva. Nano se convirtió en un puñal por la banda derecha de los granas y Óscar Ramírez lo intentaba por el otro lado. Sus peligrosos centros no encontraron rematador para suerte de los granas.

El Recre se apaga

Conforme pasaban los minutos el partido se equilibraba. Las faltas constantes, lo numerosos parones, los cambios, las tarjetas amarillas€ Todo iba favoreciendo al Real Murcia, que sin ser capaz de combinar y crear peligro, veía como su rival iba perdiendo fuerza. Con el Recreativo cada vez más apagado, los granas tuvieron una clara ocasión. En un saque de falta, el balón quedó muerto en el área sin que los atacantes del conjunto murcianista pudieran definir. En la jugada siguiente la tuvieron los visitantes, pero Lejárraga reaccionó bien ante Chuli.

El partido era aburrido, pero estaba abierto. Tanto onubenses como granas podían llevarse los tres puntos con un poco de acierto. A diez minutos del final, la tuvo el Real Murcia. Un pase al hueco de Chumbi encontró a un Iván Pérez que se había colado en el área. Andy, a su lado, le dibujó la acción, pero el lateral disparó fuera.

No era ya el Recreativo de la primera parte, pero de vez en cuando apretaban. Los últimos minutos la presión se elevó sobre los granas. Llegaban los locales, pisaban el área, pero eran incapaces de encontrar portería. No se iba a mover el marcador para los de Monteagudo, tampoco para el Real Murcia, y eso que pudo matar a la contra. Pese a renunciar completamente al ataque, a conformarse con salvar como fuese el 0-0, los de Adrián Hernández se encontraron con una contra en la que llegaron al área de Nauzet con hasta tres jugadores. Apenas faltaban segundos para que el colegiado señalase el final. Era el momento de hacer el mayor daño posible, pero Álex Melgar tropezó y ni remató.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes