05 de noviembre de 2019
05.11.2019
La Opinión de Murcia
Fútbol. Segunda B

El Real Murcia, una máquina de triturar consejeros

Veintiocho personas, tres de ellas en dos ocasiones distintas, han pasado por el consejo de administración del Real Murcia desde la muerte de Samper

05.11.2019 | 04:00
El Real Murcia, una máquina de triturar consejeros

La entidad ha contado con seis presidentes en ese periodo de tiempo

El Real Murcia siempre se ha caracterizado por tener un banquillo caliente. En las diez últimas temporadas solo Iñaki Alonso aguantó en el cargo dos campañas completas -2010-2011 y 2012-2013-. José Manuel Aira, que estuvo a punto de lograrlo, fue despedido cuando los granas iban a disputar el play off en su segundo año en Nueva Condomina. Tampoco son los aficionados capaces de crear ídolos. Cada verano, los responsables murcianistas confeccionan plantillas completamente nuevas. La impaciencia en la planificación deportiva viene de largo en la institución centenaria, sin embargo, desde el fallecimiento de Jesús Samper en diciembre de 2015 esa inestabilidad en el vestuario también ha llegado a los despachos. Y es que en casi tres años, el Real Murcia se ha convertido en una máquina de triturar consejos de administración.


Después de que Abarca tomara el control de la nave murciana tras la muerte de Samper, por los sillones de mando del club grana han pasado seis presidentes y 28 consejeros, tres de ellos llegando a repetir en dos ocasiones. La lista es tan larga que algunos de los elegidos apenas aparecieron por Nueva Condomina.

El primer consejo de administración post-Samper estuvo presidido por Guillermo Martínez Abarca. Solo Romeo Cotorruelo continuó de la etapa anterior, mientras que se estrenaban en el cargo Enrique López y Stefan Settels, como representantes de los accionistas minoritarios; el doctor Domingo Pascual y Víctor Alonso, que sumó el cargo a sus funciones como director general del club. En ese equipo también entraron Miguel Martínez y Juan Guillamón, quienes ya sabían lo que era ejercer esas tareas.

Llegaron para hacer de puente y lanzar una ampliación de capital que supusiese la llegada de un máximo accionista y lo cumplieron, abandonando la mayoría sus cargos en diciembre del 2016, una vez aprobadas las cuentas del ejercicio anterior. En esa junta de accionistas, Raúl Moro se convertía en el nuevo presidente, conformando su propio equipo. Mientras Abarca, Víctor Alonso, Domingo Pascual, Romeo Cotorruelo y Juan Guillamón dimitían; Deseado Flores, José Carrilero, Gustavo Pomar y Ángel Gimeno pasaban a ocupar los sillones de mando. Decidían continuar en sus cargos tanto Miguel Martínez, que fue uno de los que trabajó en la llegada del extremeño; como Enrique López y Stefan Settels.

A diferencia del consejo de administración anterior, a Raúl Moro los consejeros empezaron a caérsele por la vía rápida. Gustavo Pomar fue el primero en renunciar a su puesto. José Carrilero sería el siguiente, dimitiendo posteriormente tanto Enrique López como Stefan Settels. Para ocupar ir ocupando vacantes, el extremeño atrajo a Juan Merino y Gabriel Torregrosa, dos de los consejeros que denunciarían los tejemanejes de Deseado Flores y Miguel Martínez y que permitieron la doble venta del club -primero a Mauricio García y después a Víctor Gálvez-.
Como De la Vega fue expulsado de Nueva Condomina incluso antes de conformar un consejo de administración que tenía prácticamente perfilado, el siguiente órgano de control estuvo formado por Víctor Gálvez, sin embargo, durante un mes, Miguel Martínez llegó a ejercer de presidente ante la dimisión de Raúl Moro.

Con Gálvez se empezó de cero. Con el representante de las peñas y Deseado Flores fuera, el oriolano nombró vicepresidente a su hijo, Víctor Valentino Gálvez; siendo consejeros Roberto Cases, Eduardo Tomás y Carlos Ruiz Quinto. Como curiosidad, en ese equipo también estaba Raúl Moro. Aunque el extremeño había abandonado Nueva Condomina, nunca firmó su cese, por lo que durante más de un año fue consejero del Real Murcia sin realmente serlo, según la documentación del Registro Mercantil.

El fin de Gálvez y la llegada de PARMU

El fin de Gálvez llegaba justo hace un año. Un cinco de noviembre el oriolano dimitía de sus cargos ante la presión y la PARMU tomaba el poder. La llegada de la plataforma otorgó calma a la institución, aunque provocó el aumento de las tensiones por ver quién ocupaba los sillones de mando. El consejo de administración que sustituyó al de Gálvez estuvo formado por Chema Almela como presidente, Gabriel Torregrosa como vicepresidente y Enrique López, Stefan Settels e Higinio Pérez como consejeros. Tanto el abogado como los dos representantes de la Asociación de Accinistas Minoritarios iniciaban su segunda etapa en el club.

Estos dos últimos apenas duraron 20 días en el cargo. Su dimisión sacaba a la luz las guerras de poder en Nueva Condomina. Francisco Tornel, ya máximo accionista, no tenía confianza en ellos, por lo que los presionó hasta que estos decidieron abandonar sin más. Sus puestos los ocuparían el propio Tornel y Francisco Cobacho.
En febrero se producían nuevas entradas y salidas.

Caras nuevas tras la junta de accionistas de febrero

Con motivo de la Junta de Accionistas, Tornel aprovechó para reforzar el consejo. Manteniendo a Almela como presidente y aceptando la dimisión de Higinio Pérez, el máximo accionista del club se quedaba con la vicepresidencia, sumando como consejeros a Francisco Miró, consejero delegado en representación del KBusiness; Chema Cano, Álvaro Ruiz y Francisco Moreno. Continuaban en el cargo tras la ratificación de la junta Gabriel Torregrosa y Francisco Cobacho. Además, Antonio Ruiz Pérez-Bermúdez era nombrado secretario no consejero. Por primera vez se apostaba por incorporar la figura del consejero suplente, siendo este Quique Baeza.


El periodista no tardó en pasar a ser titular. Si el 3 de febrero los accionistas aprobaban por unanimidad el nuevo consejo; el 15 de febrero Gabriel Torregrosa decía adiós -su segunda dimisión en un año-. Con varios millones de euros de deuda en sus manos, sus compañeros de mesa consideraban que tenía que cederla al club en unos términos que el letrado no aceptó, lo que supuso su adiós. Esa vacante fue ocupada por Baeza.

Tornel, presidente en julio

Los cambios siguieron en julio. El día 29 de ese mes, el Real Murcia anunciaba que Francisco Tornel sustituía a Chema Almela en la presidencia. El médico murciano, que intentó quedarse con la vicepresidencia, pasó a ser consejero raso. Por su parte, Francisco Moreno dimitía, ocupando su puesto su hermando Daniel Moreno.

Ese consejo de administración fue el que presidió la junta de accionistas llevada a cabo este fin de semana en Nueva Condomina. Tornel y sus siete consejeros ocuparon la mesa central, pero de los ocho solo cinco mantuvieron sus sillas. Ya habían sido avisados el pasado miércoles. Y aunque intentaron presionar y forzar al máximo accionista a cambiar de opinión, finalmente Tornel llevó hasta el final lo previsto inicialmente.

Chema Almela, Chema Cano y Quique Baeza decían adiós en una asamblea que se calentó en ese momento y en el que los dos primeros no dudaron en mostrar su malestar. «Con el voto de Tornel, ni mi voto ni el de los que están aquí sirven para nada», decía un Chema Cano que además dijo que su salida se debía a «falta de confianza» de los que habían sido sus compañeros, recalcando el poder del KBusiness. Tampoco aceptó su salida el ex presidente. Almela no dudó incluso en amenazar con impugnar el cese. Con mayor normalidad se lo tomó Quique Baeza. Pese a indicar que le gustaría continuar, el periodista dejó claro que seguirá trabajando y ayudando al club desde fuera.

Después de esa Junta de Accionistas, en la que sale un consejo de administración con cinco miembros, el Real Murcia se ha convertido en una máquina de triturar consejeros. Hasta 28 han pasado por los despachos desde que en diciembre de 2015 falleciese Jesús Samper. En ese tiempo el club ha tenido seis presidentes -Guillermo Martínez Abarca, Raúl Moro, Miguel Martínez, Víctor Gálvez, Chema Almela y Francisco Tornel-.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes