03 de noviembre de 2019
03.11.2019
Baloncesto
MoraBanc Andorra8689UCAM Murcia

Radoncic silencia Andorra

Un triple decisivo del montenegrino en la recta final del partido permite al UCAM Murcia superar al MoraBanc Andorra y sumar el primer triunfo a domicilio del curso

02.11.2019 | 23:01

Actuación sideral de Askia Booker, que lidera a los de Sito Alonso con 33 puntos

Una vez más. El día de la marmota. Otro final ajustado en el que los peores fantasmas volvían a aparecerse ante el UCAM CB Murcia. El guion volvía a ser el habitual para los universitarios, que, guiados por un estelar Askia Booker en la faceta anotadora, regresaban a otro desenlace de partido épico, esos en los que las muñecas se encogen y los nervios afloran provocando las peores decisiones sobre el parqué.

Pero el UCAM, al menos esta vez, aprendió bien de sus dos últimas y duras lecciones, recibidas en Fuenlabrada y en el Palacio ante el Obradoiro. Esta vez solo había espacio para soluciones, y fue entonces cuando la figura del joven Dino Radoncic emergió para solventar la papeleta y repeler la negatividad instalada en equipo y cuerpo técnico después de las tres últimas derrotas.

En Andorra, ante un ex como Ibon Navarro que, precisamente, tampoco digiere de la mejor forma los finales ajustados, el UCAM CB Murcia dio un puñetazo sobre la mesa para poder sumar su primera victoria del curso a domicilio (83-86). Al fin salió cara para el equipo que dirige Sito Alonso, que, a causa de las incontables faltas que sufrieron sus jugadores interiores, como fue el caso de Tumba y Hunt, confió en la joven pareja Cate-Radoncic para solventar el encuentro.

El rumano y el montenegrino resultaron providenciales en la defensa interior de los murcianos, aportando en ambos lados de la cancha en la faceta reboteadora y echando el cerrojo en la zona. Además, las segundas oportunidades tras capturas ofensivas (18 puntos) dieron vida a un UCAM que, esta vez sí, no dudó en aprovechar esas vidas extra para certificar la tercera victoria de la temporada.

Pese a que la igualdad se convirtió en la tónica del primer cuarto, el buen rendimiento ofensivo de los universitarios, así como una interesante renta de once puntos durante varios tramos del encuentro, se vieron truncados a causa de dos vertientes negativas: el gran número de pérdidas, ya que el UCAM sumó hasta 21 en el partido y originó hasta 31 puntos del rival al contraataque; y las faltas, que desesperaron en el tercer cuarto a los de Sito Alonso y nublaron la mente del 'roster' en momentos clave del encuentro.

Tanto al Morabanc Andorra como al UCAM Murcia les costó jugar con fluidez en el arranque del choque. Las citadas pérdidas se aglutinaron para ambos conjuntos en escasos minutos, cuestión que propició que a los dos contendientes les costara encontrar su sitio sobre la pista, especialmente en defensa.

Marques Townes, quien fue titular por primera vez en Liga Endesa (el descarte de Sito Alonso fue el alapivot Dusan Sakota), se encargó de mantener al equipo con dos buenos cortes a canasta tras bonitas asistencias de Booker. Además, se esforzó en defensa para neutralizar a un ex como Clevin Hannah, al que le costó la vida engancharse al partido (0/4 en tiros al descanso).

Sin embargo, los locales encontraron en el rocoso pivot Moussa Diagne -21 tantos, 5 rebotes- a su principal estilete en ataque. Intimidador en la pintura, disfrutó en el poste bajo y ofreció muchas soluciones a su equipo desde la media distancia.

Pese a esas pérdidas, los dos equipos estaban 'finos en el lanzamiento. Las sensaciones tras el primer cuarto eran muy parejas, pero la vuelta a cancha de Townes y la primera aparición de un efectivo Cate en el rebote sobre el parqué estimuló a los universitarios y les permitió ponerse por delante en el marcador por primera vez en el partido (25-26).

A partir de ahí, las figuras de Askia Booker y del alapivot Jarrel Eddie fueron claves para abrir una brecha considerable en el tanteo. Después de conectar un 1/7 desde la línea de tres, ambos jugadores voltearon esa estadística con cuatro triples acertados de forma consecutiva que permitían alcanzar la máxima renta (34-43). Sin embargo, Diagne, anotando sobre la bocina del descanso el primer triple de su carrera, reducía la distancia y mantenía a Andorra con esperanzas en el partido.

Un tercer cuarto desesperante

El gran volumen de faltas, en especial para un UCAM que entró en bonus poco después del primer minuto del tercer cuarto, redujeron el ritmo de juego al mínimo y permitieron al Andorra, poco a poco, ir reduciendo su desventaja en el marcador. A ambos equipos les costaba horrores generar buenas posesiones para anotar con facilidad, y el duelo empezó a trabarse a costa del juego duro.

Sin embargo, ese guion nubló al UCAM en ataque, lo que unido a un buen arreón de los de Ibon Navarro en apenas un minuto de juego con un parcial de 8-0, dejaba la igualdad patente en el luminoso (63-66) a falta del último cuarto. Sito Alonso varió por completo su quinteto, ganó consitencia en defensa, y facilitó la tarea a un Booker que, mientras tanto, ya había comenzado su enésimo recital en la creación de tiro, alcanzando los 26 puntos antes del periodo decisivo.

Qué podía pasar en el final del encuentro, viendo los vaivenes recientes de ambos equipos durante el tercer cuarto, era toda una incógnita. El marcador no podía quedar más igualado tras el arranque del último parcial, con Diagne continuando como garantía anotadora para Andorra (67-68). Sito Alonso, que ya contaba con Hunt y Tumba cargados de faltas, volvió a tirar de la eficacia y la voluntariedad de Cate para sujetar al equipo desde atrás.

Si bien Morabanc Andorra continuó aprovechando sus opciones al contraataque, el UCAM CB exprimió sus opciones en segunda oportunidad (71-76). Sin embargo, los locales consiguieron igualar el encuentro (76-76) a falta de cinco minutos para el final con mucho oficio y liderados por un Diagne que acabaría superando la veintena de puntos.

Dos malas decisiones de Larentzakis, unidas a un par de pérdidas de Booker, catapultaban el buen trabajo de los universitarios en la recta final del partido (83-80). Todo se complicaba para el UCAM, que encontró entonces en Radoncic al líder que necesitaba para amarrar el triunfo en un nuevo final apoteósico.

El alero montenegrino se exprimió en defensa junto a Cate, y con dos triples providenciales, en especial el segundo, puso el triunfo al UCAM en bandeja de plata. Un parcial de 0-7 ponía por delante a los murcianos (83-85) a falta de 24 segundos para la conclusión del choque. Senglin, en la posesión que se antojaba como decisiva, cometió pasos, lo que obligó a Andorra a llevar a Booker a la línea de personal. El base no falló, y pese a que Clevin Hannah puso más picante al desenlace con un gran triple desde la esquina (86-87), Marques Townes sentenciaba el triunfo con dos tiros libres a falta de 2,6 segundos (86-89).

Tirando de una buena defensa, de orgullo, y de un actor secundario como Dino Radoncic, el UCAM CB Murcia frenó una hemorragia que comenzaba a ser demasiado grande. Eliminada esa ansiedad, Sito Alonso y sus jugadores pueden volver a contemplar el mañana con mayor tranquilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes