24 de octubre de 2019
24.10.2019
Fútbol. Real Murcia

El Real Murcia endereza sus cuentas a la espera de un 2020 durísimo

Reduce el patrimonio neto negativo de 21 a 4 millones tras un ejercicio 18-19 que, pese a que el resultado por explotación deja unas pérdidas de 1,7 millones, sale positivo por la reducción de la deuda con acreedores en nueve millones y de valorar en siete los beneficios por el uso de NC

24.10.2019 | 04:00
El Real Murcia endereza sus cuentas a la espera de un 2020 durísimo

Los granas se enfrentan ahora a un año en el que tendrán que pagar 12 millones

Cuando el 21 de junio de 2017 Víctor Gálvez presentó las cuentas del ejercicio 2016-2017, la deuda del Real Murcia ascendía a 53 millones de euros. De un plumazo, los asesores económicos del oriolano habían limpiado los activos que evitaban que el patrimonio neto negativo se disparase para presentar la peor situación de la historia de la entidad. Pese a que el club grana estaba más cerca de la disolución que nunca, el universo Twitter no dudó en lanzarse a aplaudir al entonces presidente murcianista por contar la realidad tal cual era, sin maquillajes.

Solo un año y dos ejercicios después, Víctor Gálvez es historia negra del Real Murcia y el activo económico del club grana vuelve a tener chicha. El convenio firmado con el Ayuntamiento para la explotación del estadio -comercialización del nombre y alquiler de una zona del recinto para la puesta en marcha de una clínica deportiva y de un gimnasio- permite al club grana hacer una previsión de ingresos para los próximos 40 años que se eleva a los 7,8 millones de euros, tal y como aparece en el balance de las cuentas del ejercicio 2018-2019 que se someterá a aprobación en la junta del 2 de noviembre.

Al igual que hizo Jesús Samper durante muchos años y repitió Martínez Abarca en su etapa de gestión, la cesión de Nueva Condomina vuelve a ser clave para intentar equilibrar las cuentas de un club que como patrimonio solo cuenta con los terrenos de Cobatillas. Si en el balance continúan los 31.784.261 euros como valor neto contable por el uso de la instalación, el actual consejo de administración también ha decidido incluir una previsión de ingresos por la explotación de un recinto que en los últimos meses ya ha dejado un buen pellizco gracias al alquiler de las antenas de telefonía y a la comercialización del nombre.

Quitas salvadoras

Esa entrada de dinero solo es el punto de partida, y es que los actuales gestores del club, después de la «tasación realizada por un experto independiente», estiman que se alcanzarán como mínimo los 8 millones en los próximos 40 años. Esto y las quitas que han aceptado algunos acreedores incluidos en el convenio y que han permitido reducir la deuda en 9 millones -los más importantes son los acuerdos alcanzados con Gabriel Torregrosa y con Paco Casal- han hecho posible que el Real Murcia reduzca en seis meses su patrimonio neto negativo de 21 a 4 millones de euros, según las cuentas a las que ayer tuvieron acceso los medios de comunicación y que serán presentadas ante los accionistas en la próxima junta.

Si el ejercicio 2017-2018, en el que pasaron por el club Raúl Moro, Víctor Gálvez y Mauricio García de la Vega, dejó unas pérdidas de 1,9 millones de euros, siendo el resultado de explotación de -1,4 millones y ascendiendo el gasto en plantilla a 1,8 millones de euros; todo parecía indicar que las cuentas correspondientes al periodo comprendido entre julio de 2018 y julio de 2019 serían todavía mucho más negras.

De hecho, en una campaña en la que Víctor Gálvez comandó la planificación deportiva en verano, el precio del equipo diseñado a golpe de talonario por el expresidente y por Toni Hernández como director deportivo creció en 484.649 euros, elevándose el coste final a 2,7 millones de euros, una cifra que todavía hubiese sido peor si no se hubiese llevado a cabo la limpieza realizada por el actual consejo de administración en enero.

El aumento de gasto en plantilla y la reducción de ingresos por abonos -de 774.722 de 2017 se pasa a 567.000 euros- y por competiciones -de 928.000 en 2017-2018 gracias a la Copa y al play off a 293.000 euros en 2018-2019- elevan las pérdidas del resultado de explotación a 1,7 millones de euros -322.000 euros más que el ejercicio anterior-. Ni la mejora en la comercialización de publicidad -el actual consejo ha reactivado esta partida percibiendo 666.476 euros- ha sido suficiente.

Sin embargo, los trabajos llevados a cabo por la comisión económica han permitido voltear la situación y enderezar unas cuentas que acercan al Real Murcia al equilibrio patrimonial. Y todo gracias a los nueve millones de euros que el club se ahorra después de llegar a acuerdos con distintos acreedores incluidos en el convenio que se cumplirá el próximo 31 de diciembre.

Objetivo: equilibrio patrimonial

Esa partida extraordinaria incluida en la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2018-2019 permite cerrar con un beneficio de 10,7 millones de euros y con un patrimonio neto negativo que, a 30 de junio, se reducía a cuatro millones. El objetivo ahora es que el 31 de diciembre esa cifra pase a positivo si se ingresa finalmente el millón de euros que el Middlesbrough tiene que pagar por Kike García -el club inglés ha recurrido a la FIFA- y si se siguen cerrando quitas con los acreedores.

A pagar 12 millones en un año


Sin embargo, pese a que las cuentas presentan un color verde esperanza, en las oficinas de Nueva Condomina queda mucho trabajo por delante para conseguir que el Real Murcia deje de recibir facturas diariamente. Solo hay que poner la mirada en el apartado de 'Deuda a corto plazo' para echarse a temblar. Doce millones de euros tendrá que pagar el club grana antes del 31 de diciembre de 2020. Los pagos que hay que realizar a los acreedores que han perdonado una parte de la deuda y las cantidades pendientes con las administraciones públicas, entre otros apartados, disparan una partida que a 30 de junio de 2018 era de solo 468.000 euros.

LAS CIFRAS

7.810.825 millones

Previsión de ingresos por la explotación del estadio
El Real Murcia prevé ingresar cerca de ocho millones por la comercialización del nombre y el alquiler para la puesta en marcha de un gimnasio y de una clínica deportiva.
2.340.572 millones
Coste en salarios de la plantilla del pasado curso
La plantilla diseñada por Gálvez superaba los dos millones de euros en salarios, una cifra que no fue mayor tras la limpieza realizada en enero. En la campaña 2017-2018, esa partida fue de 1.855.923 euros.
-1.753.945 millones
Pérdidas en el resultado de explotación 18-19
El resultado de explotación del ejercicio 2018-2019 fue de menos 1,7 millones de euros, una cifra que empeora el resultado del año en el que por el club pasaron Moro, Mauricio García y Gálvez -1,4 millones-.
9.203.215 millones
Ingresos financieros por el convenio de acreedores
El Real Murcia ya ha conseguido reducir su deuda en nueve millones de euros después de los acuerdos con los distintos acreedores del convenio.
 

10.768.319 millones
De 1,9 millones de pérdidas a los beneficios actuales
Tras incluir como ingreso los 9 millones que han perdonado los acreedores, el Real Murcia consigue cerrar el ejercicio 18-19 con 10 millones de beneficio. En la cuenta de pérdidas y ganancias de la 2017-2018, el resultado fue de menos 1,9 millones.

 
12.420.402 millones
Deuda que tendrá que pagar el club en un año
2020 se presentará como un año durísimo para el Real Murcia. La deuda a pagar en 2020 es de doce millones, por lo que tendrán que buscar liquidez.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes